Free
Texto

13/12/2019 17:27 (UTC)

TURISMO MASPALOMAS

Residencialización de las zonas turísticas: el desafío de compaginar derechos

Maspalomas (Gran Canaria), 13 dic (EFE).- El Foro Internacional de Turismo de Maspalomas (Gran Canaria) ha acogido este viernes una mesa redonda sobre la residencialización de las áreas turísticas, un debate en el que los ponentes han coincidido en ampliar el diálogo para hacer compatibles derechos ante un desafío que comenzó hace décadas.

“La residencialización turística es un problema que atañe tanto a las competencias de las comunidades autónomas como a las estatales”, ha señalado durante su intervención la catedrática de Derecho Civil de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) Carmen Pérez Ontiveros, quien también ha considerado que se trata de un problema de “límites”.

A su juicio, afrontar la progresiva transformación en zonas residenciales de zonas que no fueron concebidas como tales, sino como espacios al servicio del turismo, supone moverse “en un terreno en el que hay que compatibilizar los intereses públicos, que tampoco pueden ser caprichosos o aleatorios sino que deben estar bastante fundamentados”.

En esta mesa redonda también han participado el abogado y propietario de ‘BG Abogados y consultores’, Carlos A. Bethencourt; el presidente de la Asociación de Empresarios de Alojamientos Turísticos de la Provincia de Las Palmas (AEAT), Tom Smulders; el subdirector de la Cátedra de Turismo CajaCanarias-Ashotel de la Universidad de La Laguna (ULL), Moisés Simancas, y el economista Rafael Molina Petit.

Simancas ha ofrecido algunos datos obtenidos de un estudio llevado a cabo por investigadores de la ULL y ha señalado que el 30 % de la población empadronada en el municipio grancanario de San Bartolomé de Tirajana -donde se encuentran localidades como Maspalomas, Playa del Inglés o San Agustín-, así como el 54 % de los empadronados en Arona y el 48 % de Adeje, residen en las zonas turísticas.

“Las áreas turísticas se están convirtiendo en ciudades y los ayuntamientos tienen que establecer servicios e infraestructuras que no son turísticos, como pueden ser los aparcamientos”, ha dicho Simancas, quien también ha recordado que “el uso residencial o vivienda vacacional siempre ha existido” porque hasta hace algunos años jubilados de toda Europa se desplazaban hasta las zonas turísticas para pasar su tiempo libre.

Las zonas turísticas “son un lugar maravilloso”, ha añadido.

La residencialización de estas áreas se compagina con el turismo en sí con “naturalidad”, ha dicho el concejal de Turismo de San Bartolomé de Tirajana, Alejandro Marichal, para destacar que en el caso de Canarias “desde el punto de vista de las leyes turísticas y desde el urbanístico trata de separarse”, lo que ha considerado “un modelo fallido”.

En el municipio del sur grancanario “más de 7.000 personas residen en la zona turística” y, por lo tanto, el objetivo con vistas al futuro es “consolidar este uso residencial desde el planteamiento urbanístico”, dado que las leyes turísticas son competencia de la comunidad autónoma, ha añadido Marichal.

Por otro lado, el abogado Carlos A. Bethencourt ha considerado en su intervención que el primer efecto pernicioso de la residencialización turística “es la pérdida de empleo”, algo con lo que ha coincidido Smulders, quien ha señalado que puestos de trabajo como los camareros y los recepcionistas “se están viendo afectados desde dentro”.

Para Pérez Ontiveros, la problemática de esta materia afecta “a derechos” como el de la propiedad y la solución es “una cuestión de diálogo, de no limitar los derechos de otro, sino de compaginarlos”.

Por su parte, Rafael Molina Petit ha considerado que esta situación, en concreto en la zona turística de Playa del Inglés, ha estado generada “por la inexistencia de una gestión pública que realmente intervenga defendiendo los intereses de los ciudadanos afectados” y, por ello, ha propuesto, en concordancia con lo que ha dicho la catedrática, que se defina de forma conjunta “el modelo ideal” para afrontarlo, “teniendo en cuenta el interés general” .

“De lo que se trata es de nunca imponer, siempre regular”, ha añadido Moisés Simancas para recordar también que el modelo turístico también se encuentra en un cambio constante, al igual que los turistas que viajan.

A su juicio, “el turismo sirve para mejorar la calidad de vida de los residentes y por lo tanto, a la hora de plantear si tenemos que residencializar, hay que tener en cuenta” si esta actividad aportará beneficios a la población local. EFE

1011856

lha/jmr

Sugerencias de Producto

Texto
EFECOM
Texto
Texto economía motor
Texto
EFECOM Internacional
Multimedia
Contenidos digitales general multimedia con vídeo España
Vídeo
EFE VÍDEO España
Foto
Gráfico Galicia
Foto
Servicio Gráfico General España
Foto
Gráfico Cataluña