Reportaje

20/04/2010 12:00 (UTC)

FIESTAS

Zúrich arde para festejar el adiós al invierno

La primavera, de forma oficiosa, irrumpe anualmente en Zúrich cuando arde el Böögg, un muñeco de nieve que mide tres metros, cuya quema cada tercer lunes de abril simboliza la despedida del invierno.

DESTACADOS:.

--- A diferencia de otras fiestas locales europeas que han devenido en eventos internacionales, los suizos persisten como la mayoría de observadores de su sentida cabalgata. Y en la mayoría de casos, reservan su vestuario más favorecedor y sobrio para esta simbólica fecha.

--- De esta forma se celebra la llegada de la primavera a Zúrich desde hace exactamente dos siglos. Entonces, las campanas rompían a las seis de la tarde (Sechselaüten en alemán quiere decir toque de campana a las seis), para anunciar que se acabó el trabajo por hoy.

--- Hasta que el muñeco arda, debe abrasarse una ancha columna de 10 metros de ramas apiladas. Y deben hacerlo rápido, porque según dicen, cuanto antes quede todo en cenizas, más días de buen tiempo traerá el verano.



Intensas ansias había este año por que llegase el Sechselaüten –como los locales llaman a la también conocida como fiesta de la primavera-, tras uno de los inviernos más gélidos de las últimas décadas, en el que la esperanza...

La primavera, de forma oficiosa, irrumpe anualmente en Zúrich cuando arde el Böögg, un muñeco de nieve que mide tres metros, cuya quema cada tercer lunes de abril simboliza la despedida del invierno.

DESTACADOS:.

--- A diferencia de otras fiestas locales europeas que han devenido en eventos internacionales, los suizos persisten como la mayoría de observadores de su sentida cabalgata. Y en la mayoría de casos, reservan su vestuario más favorecedor y sobrio para esta simbólica fecha.

--- De esta forma se celebra la llegada de la primavera a Zúrich desde hace exactamente dos siglos. Entonces, las campanas rompían a las seis de la tarde (Sechselaüten en alemán quiere decir toque de campana a las seis), para anunciar que se acabó el trabajo por hoy.

--- Hasta que el muñeco arda, debe abrasarse una ancha columna de 10 metros de ramas apiladas. Y deben hacerlo rápido, porque según dicen, cuanto antes quede todo en cenizas, más días de buen tiempo traerá el verano.



Intensas ansias había este año por que llegase el Sechselaüten –como los locales llaman a la también conocida como fiesta de la primavera-, tras uno de los inviernos más gélidos de las últimas décadas, en el que la esperanza...

La primavera, de forma oficiosa, irrumpe anualmente en Zúrich cuando arde el Böögg, un muñeco de nieve que mide tres metros, cuya quema cada tercer lunes de abril simboliza la despedida del invierno.

DESTACADOS:.

--- A diferencia de otras fiestas locales europeas que han devenido en eventos internacionales, los suizos persisten como la mayoría de observadores de su sentida cabalgata. Y en la mayoría de casos, reservan su vestuario más favorecedor y sobrio para esta simbólica fecha.

--- De esta forma se celebra la llegada de la primavera a Zúrich desde hace exactamente dos siglos. Entonces, las campanas rompían a las seis de la tarde (Sechselaüten en alemán quiere decir toque de campana a las seis), para anunciar que se acabó el trabajo por hoy.

--- Hasta que el muñeco arda, debe abrasarse una ancha columna de 10 metros de ramas apiladas. Y deben hacerlo rápido, porque según dicen, cuanto antes quede todo en cenizas, más días de buen tiempo traerá el verano.



Intensas ansias había este año por que llegase el Sechselaüten –como los locales llaman a la también conocida como fiesta de la primavera-, tras uno de los inviernos más gélidos de las últimas décadas, en el que la esperanza...

La primavera, de forma oficiosa, irrumpe anualmente en Zúrich cuando arde el Böögg, un muñeco de nieve que mide tres metros, cuya quema cada tercer lunes de abril simboliza la despedida del invierno.

DESTACADOS:.

--- A diferencia de otras fiestas locales europeas que han devenido en eventos internacionales, los suizos persisten como la mayoría de observadores de su sentida cabalgata. Y en la mayoría de casos, reservan su vestuario más favorecedor y sobrio para esta simbólica fecha.

--- De esta forma se celebra la llegada de la primavera a Zúrich desde hace exactamente dos siglos. Entonces, las campanas rompían a las seis de la tarde (Sechselaüten en alemán quiere decir toque de campana a las seis), para anunciar que se acabó el trabajo por hoy.

--- Hasta que el muñeco arda, debe abrasarse una ancha columna de 10 metros de ramas apiladas. Y deben hacerlo rápido, porque según dicen, cuanto antes quede todo en cenizas, más días de buen tiempo traerá el verano.



Intensas ansias había este año por que llegase el Sechselaüten –como los locales llaman a la también conocida como fiesta de la primavera-, tras uno de los inviernos más gélidos de las últimas décadas, en el que la esperanza...

La primavera, de forma oficiosa, irrumpe anualmente en Zúrich cuando arde el Böögg, un muñeco de nieve que mide tres metros, cuya quema cada tercer lunes de abril simboliza la despedida del invierno.

DESTACADOS:.

--- A diferencia de otras fiestas locales europeas que han devenido en eventos internacionales, los suizos persisten como la mayoría de observadores de su sentida cabalgata. Y en la mayoría de casos, reservan su vestuario más favorecedor y sobrio para esta simbólica fecha.

--- De esta forma se celebra la llegada de la primavera a Zúrich desde hace exactamente dos siglos. Entonces, las campanas rompían a las seis de la tarde (Sechselaüten en alemán quiere decir toque de campana a las seis), para anunciar que se acabó el trabajo por hoy.

--- Hasta que el muñeco arda, debe abrasarse una ancha columna de 10 metros de ramas apiladas. Y deben hacerlo rápido, porque según dicen, cuanto antes quede todo en cenizas, más días de buen tiempo traerá el verano.



Intensas ansias había este año por que llegase el Sechselaüten –como los locales llaman a la también conocida como fiesta de la primavera-, tras uno de los inviernos más gélidos de las últimas décadas, en el que la esperanza...

La primavera, de forma oficiosa, irrumpe anualmente en Zúrich cuando arde el Böögg, un muñeco de nieve que mide tres metros, cuya quema cada tercer lunes de abril simboliza la despedida del invierno.

DESTACADOS:.

--- A diferencia de otras fiestas locales europeas que han devenido en eventos internacionales, los suizos persisten como la mayoría de observadores de su sentida cabalgata. Y en la mayoría de casos, reservan su vestuario más favorecedor y sobrio para esta simbólica fecha.

--- De esta forma se celebra la llegada de la primavera a Zúrich desde hace exactamente dos siglos. Entonces, las campanas rompían a las seis de la tarde (Sechselaüten en alemán quiere decir toque de campana a las seis), para anunciar que se acabó el trabajo por hoy.

--- Hasta que el muñeco arda, debe abrasarse una ancha columna de 10 metros de ramas apiladas. Y deben hacerlo rápido, porque según dicen, cuanto antes quede todo en cenizas, más días de buen tiempo traerá el verano.



Intensas ansias había este año por que llegase el Sechselaüten –como los locales llaman a la también conocida como fiesta de la primavera-, tras uno de los inviernos más gélidos de las últimas décadas, en el que la esperanza...

Contenidos del Reportaje:

<
>

Hasta 1867, los actos conmemorativos del fin del invierno no tomaron el programa actual. En ese año se instauró la quema de un muñeco de nieve, como la mejor síntesis posible para despedir el frío.

A diferencia de otras fiestas locales europeas que han devenido en eventos internacionales, los suizos persisten como la mayoría de observadores de su sentida cabalgata. Y en la mayoría de casos, reservan su vestuario más favorecedor y sobrio para esta simbólica fecha.

26 gremios históricos ha coloreado las calles más emblemáticas de la mayor ciudad suiza.

Hasta que el muñeco arda, debe abrasarse una ancha columna de 10 metros de ramas apiladas. Y deben hacerlo rápido, porque según dicen, cuanto antes quede todo en cenizas, más días de buen tiempo traerá el verano.

Hasta que el muñeco arda, debe abrasarse una ancha columna de 10 metros de ramas apiladas. Y deben hacerlo rápido, porque según dicen, cuanto antes quede todo en cenizas, más días de buen tiempo traerá el verano.

De esta forma se celebra la llegada de la primavera a Zúrich desde hace exactamente dos siglos. Entonces, las campanas rompían a las seis de la tarde (Sechselaüten en alemán quiere decir toque de campana a las seis), para anunciar que se acabó el trabajo por hoy.

Sugerencias de Producto

Texto
Texto internacional general para España
Texto
Efedata
Reportaje
Reportajes general España
Foto
Servicio Gráfico General España
Texto
Texto España
Multimedia
Contenidos digitales general multimedia con vídeo España
Foto
Gráfico Cataluña
Vídeo
EFE VÍDEO Internacional para España