Reportaje

27/01/2009 12:00 (UTC)

sociedad

La Vijanera: el primer carnaval del año

Cuando las fiestas navideñas se apagan, los pueblos del norte de España celebran la llegada del nuevo año con carnavales cuyos orígenes se remontan siglos, a las culturas prerromanas. Los hay en Navarra, Asturias, Galicia... Pero el más tempranero de todos, el primer carnaval de invierno de Europa, se encuentra en Silió (Cantabria), un pequeño pueblo de 600 habitantes que cada primer domingo de enero celebra “La Vijanera”.

DESTACADOS:.

+++ El oso es un personaje central en La Vijanera. Hace cerca de un siglo que ya no habita en los montes de la comarca, pero en esta fiesta representa el temor que le tenían los lugareños.

+++ Pero existen cerca de 80 personajes diferentes en el carnaval de Silió: el oso, la “preñá” (embarazada) y su marido; los “trapajeros”, con vestidos hechos de jirones; los “trapajones” cubiertos de musgo, hojas o paja; la “madama”, el “mancebo”... Pero el papel principal se reserva para los “zarramacos”, los guerreros que ahuyentan a los malos espíritus.

+++ En Silió, cada “zarramaco” carga con ocho campanos que pesan unos 40 kilos. Desde temprano, los hombres que van a encarnar a estos guerrenos ancestrales se reúnen en las escuelas para vestirse las pieles de oveja, atarse al cuerpo los campanos a la vieja usanza, con correas de cuero, y prepararse para el enorme desgaste físico.



La Vijanera es una fiesta milenaria que sobrevivió de generación en generación hasta la Guerra Civil...

Cuando las fiestas navideñas se apagan, los pueblos del norte de España celebran la llegada del nuevo año con carnavales cuyos orígenes se remontan siglos, a las culturas prerromanas. Los hay en Navarra, Asturias, Galicia... Pero el más tempranero de todos, el primer carnaval de invierno de Europa, se encuentra en Silió (Cantabria), un pequeño pueblo de 600 habitantes que cada primer domingo de enero celebra “La Vijanera”.

DESTACADOS:.

+++ El oso es un personaje central en La Vijanera. Hace cerca de un siglo que ya no habita en los montes de la comarca, pero en esta fiesta representa el temor que le tenían los lugareños.

+++ Pero existen cerca de 80 personajes diferentes en el carnaval de Silió: el oso, la “preñá” (embarazada) y su marido; los “trapajeros”, con vestidos hechos de jirones; los “trapajones” cubiertos de musgo, hojas o paja; la “madama”, el “mancebo”... Pero el papel principal se reserva para los “zarramacos”, los guerreros que ahuyentan a los malos espíritus.

+++ En Silió, cada “zarramaco” carga con ocho campanos que pesan unos 40 kilos. Desde temprano, los hombres que van a encarnar a estos guerrenos ancestrales se reúnen en las escuelas para vestirse las pieles de oveja, atarse al cuerpo los campanos a la vieja usanza, con correas de cuero, y prepararse para el enorme desgaste físico.



La Vijanera es una fiesta milenaria que sobrevivió de generación en generación hasta la Guerra Civil...

Cuando las fiestas navideñas se apagan, los pueblos del norte de España celebran la llegada del nuevo año con carnavales cuyos orígenes se remontan siglos, a las culturas prerromanas. Los hay en Navarra, Asturias, Galicia... Pero el más tempranero de todos, el primer carnaval de invierno de Europa, se encuentra en Silió (Cantabria), un pequeño pueblo de 600 habitantes que cada primer domingo de enero celebra “La Vijanera”.

DESTACADOS:.

+++ El oso es un personaje central en La Vijanera. Hace cerca de un siglo que ya no habita en los montes de la comarca, pero en esta fiesta representa el temor que le tenían los lugareños.

+++ Pero existen cerca de 80 personajes diferentes en el carnaval de Silió: el oso, la “preñá” (embarazada) y su marido; los “trapajeros”, con vestidos hechos de jirones; los “trapajones” cubiertos de musgo, hojas o paja; la “madama”, el “mancebo”... Pero el papel principal se reserva para los “zarramacos”, los guerreros que ahuyentan a los malos espíritus.

+++ En Silió, cada “zarramaco” carga con ocho campanos que pesan unos 40 kilos. Desde temprano, los hombres que van a encarnar a estos guerrenos ancestrales se reúnen en las escuelas para vestirse las pieles de oveja, atarse al cuerpo los campanos a la vieja usanza, con correas de cuero, y prepararse para el enorme desgaste físico.



La Vijanera es una fiesta milenaria que sobrevivió de generación en generación hasta la Guerra Civil...

Cuando las fiestas navideñas se apagan, los pueblos del norte de España celebran la llegada del nuevo año con carnavales cuyos orígenes se remontan siglos, a las culturas prerromanas. Los hay en Navarra, Asturias, Galicia... Pero el más tempranero de todos, el primer carnaval de invierno de Europa, se encuentra en Silió (Cantabria), un pequeño pueblo de 600 habitantes que cada primer domingo de enero celebra “La Vijanera”.

DESTACADOS:.

+++ El oso es un personaje central en La Vijanera. Hace cerca de un siglo que ya no habita en los montes de la comarca, pero en esta fiesta representa el temor que le tenían los lugareños.

+++ Pero existen cerca de 80 personajes diferentes en el carnaval de Silió: el oso, la “preñá” (embarazada) y su marido; los “trapajeros”, con vestidos hechos de jirones; los “trapajones” cubiertos de musgo, hojas o paja; la “madama”, el “mancebo”... Pero el papel principal se reserva para los “zarramacos”, los guerreros que ahuyentan a los malos espíritus.

+++ En Silió, cada “zarramaco” carga con ocho campanos que pesan unos 40 kilos. Desde temprano, los hombres que van a encarnar a estos guerrenos ancestrales se reúnen en las escuelas para vestirse las pieles de oveja, atarse al cuerpo los campanos a la vieja usanza, con correas de cuero, y prepararse para el enorme desgaste físico.



La Vijanera es una fiesta milenaria que sobrevivió de generación en generación hasta la Guerra Civil...

Contenidos del Reportaje:

<
>

SILIÓ (CANTABRIA), 04/01/09.- Un momento del carnaval popular de La Vijanera, que, como cada año, el primer domingo de enero toma el pueblo de Silió (Cantabria), siendo la primera festividad de este tipo que se realiza en toda Europa, y donde se representan diferentes figuras del imaginario colectivo rural en un rito de cambio y paso al nuevo año. EFE/Alberto Aja

SILIÓ (CANTABRIA). 04/01/09.- Como cada año, el primer domingo de Enero, el carnaval popular de La Vijanera, toma el pueblo de Silió, (Cantabria), siendo la primera festividad de este tipo que se realiza en toda Europa, y donde se representan diferentes figuras del imaginario colectivo rural en un rito de cambio y paso al nuevo año. EFE/Alberto Aja

SILIÓ (CANTABRIA). 04/01/09.- En Silió, cada “zarramaco” carga con ocho campanos que pesan unos 40 kilos. Desde temprano, los hombres que van a encarnar a estos guerrenos ancestrales se reúnen en las escuelas para vestirse las pieles de oveja, atarse al cuerpo los campanos a la vieja usanza, con correas de cuero, y prepararse para el enorme desgaste físico. . EFE/Alberto Aja

En Silió, cada “zarramaco” carga con ocho campanos que pesan unos 40 kilos. Desde temprano, los hombres que van a encarnar a estos guerrenos ancestrales se reúnen en las escuelas para vestirse las pieles de oveja, atarse al cuerpo los campanos a la vieja usanza, con correas de cuero, y prepararse para el enorme desgaste físico.Foto: Alberto Aja

Sugerencias de Producto

Texto
Texto internacional general para España
Texto
Texto España
Foto
Gráfico Cataluña
Multimedia
Contenidos digitales general multimedia con vídeo España
Foto
Servicio Gráfico General España
Foto
Gráfico deportes España
Reportaje
Reportajes general España
Texto
Texto deportes general España