Reportaje

10/05/2003 12:00 (UTC)

MÚSICA

Víctor Monge "Serranito" y sus “Sueños de ida y vuelta”.

  • Fecha: 10/05/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Carmelo Lattassa
  • Fotos: 5
  • Palabras: 1345
  • Referencia: 4000007849

El excepcional guitarrista flamenco que comparte talla con Paco de Lucía, produce la magia de la fusión del flamenco con los ritmos propios del caribe. En su última entrega, "Sueños de ida y vuelta", genera la sensación que da una guitarra de extrema pureza que acaba haciéndose salvaje, al mismo tiempo que los ritmos caribeños surgen de un sutil tratamiento clásico.

La unión musical de Hispanoamérica a través de los ritmos negroides y un flamenco que no discute sino que acaba por fundirse, produce imágenes precisas de un alcance musical exquisito, expresado en un lenguaje culto y, al mismo tiempo, natural con la rabia de una espada blanda, arrancando emociones que no tienen desperdicio, hija de un discurso genuinamente universal. Así es el último trabajo de Víctor Monge, "Serranito" con su disco: “Sueños de ida y vuelta”.

-- ¿Realmente duele el flamenco o es la apariencia del dolor?.

-- Duele, tiene que doler. Duele porque es una forma de pensar, una forma de vivir. Es una manera de expresarse tan antigua, que dice tantas cosas sociales que acaba por doler. La gente piensa que, aparentemente, el flamenco es solo alegría, y no es así. Tiene las dos cosas, pero cuando se escucha una “seguirilla”, una “soleá” o una “taranta” se siente el dolor por dentro de la música.

UNA FORMA DE VIDA.

--¿Cómo piensa un artista flamenco?.

-- El flamenco es una...

  • Fecha: 10/05/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Carmelo Lattassa
  • Fotos: 5
  • Palabras: 1345
  • Referencia: 4000007849

El excepcional guitarrista flamenco que comparte talla con Paco de Lucía, produce la magia de la fusión del flamenco con los ritmos propios del caribe. En su última entrega, "Sueños de ida y vuelta", genera la sensación que da una guitarra de extrema pureza que acaba haciéndose salvaje, al mismo tiempo que los ritmos caribeños surgen de un sutil tratamiento clásico.

La unión musical de Hispanoamérica a través de los ritmos negroides y un flamenco que no discute sino que acaba por fundirse, produce imágenes precisas de un alcance musical exquisito, expresado en un lenguaje culto y, al mismo tiempo, natural con la rabia de una espada blanda, arrancando emociones que no tienen desperdicio, hija de un discurso genuinamente universal. Así es el último trabajo de Víctor Monge, "Serranito" con su disco: “Sueños de ida y vuelta”.

-- ¿Realmente duele el flamenco o es la apariencia del dolor?.

-- Duele, tiene que doler. Duele porque es una forma de pensar, una forma de vivir. Es una manera de expresarse tan antigua, que dice tantas cosas sociales que acaba por doler. La gente piensa que, aparentemente, el flamenco es solo alegría, y no es así. Tiene las dos cosas, pero cuando se escucha una “seguirilla”, una “soleá” o una “taranta” se siente el dolor por dentro de la música.

UNA FORMA DE VIDA.

--¿Cómo piensa un artista flamenco?.

-- El flamenco es una...

  • Fecha: 10/05/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Carmelo Lattassa
  • Fotos: 5
  • Palabras: 1345
  • Referencia: 4000007849

El excepcional guitarrista flamenco que comparte talla con Paco de Lucía, produce la magia de la fusión del flamenco con los ritmos propios del caribe. En su última entrega, "Sueños de ida y vuelta", genera la sensación que da una guitarra de extrema pureza que acaba haciéndose salvaje, al mismo tiempo que los ritmos caribeños surgen de un sutil tratamiento clásico.

La unión musical de Hispanoamérica a través de los ritmos negroides y un flamenco que no discute sino que acaba por fundirse, produce imágenes precisas de un alcance musical exquisito, expresado en un lenguaje culto y, al mismo tiempo, natural con la rabia de una espada blanda, arrancando emociones que no tienen desperdicio, hija de un discurso genuinamente universal. Así es el último trabajo de Víctor Monge, "Serranito" con su disco: “Sueños de ida y vuelta”.

-- ¿Realmente duele el flamenco o es la apariencia del dolor?.

-- Duele, tiene que doler. Duele porque es una forma de pensar, una forma de vivir. Es una manera de expresarse tan antigua, que dice tantas cosas sociales que acaba por doler. La gente piensa que, aparentemente, el flamenco es solo alegría, y no es así. Tiene las dos cosas, pero cuando se escucha una “seguirilla”, una “soleá” o una “taranta” se siente el dolor por dentro de la música.

UNA FORMA DE VIDA.

--¿Cómo piensa un artista flamenco?.

-- El flamenco es una...

  • Fecha: 10/05/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Carmelo Lattassa
  • Fotos: 5
  • Palabras: 1345
  • Referencia: 4000007849

El excepcional guitarrista flamenco que comparte talla con Paco de Lucía, produce la magia de la fusión del flamenco con los ritmos propios del caribe. En su última entrega, "Sueños de ida y vuelta", genera la sensación que da una guitarra de extrema pureza que acaba haciéndose salvaje, al mismo tiempo que los ritmos caribeños surgen de un sutil tratamiento clásico.

La unión musical de Hispanoamérica a través de los ritmos negroides y un flamenco que no discute sino que acaba por fundirse, produce imágenes precisas de un alcance musical exquisito, expresado en un lenguaje culto y, al mismo tiempo, natural con la rabia de una espada blanda, arrancando emociones que no tienen desperdicio, hija de un discurso genuinamente universal. Así es el último trabajo de Víctor Monge, "Serranito" con su disco: “Sueños de ida y vuelta”.

-- ¿Realmente duele el flamenco o es la apariencia del dolor?.

-- Duele, tiene que doler. Duele porque es una forma de pensar, una forma de vivir. Es una manera de expresarse tan antigua, que dice tantas cosas sociales que acaba por doler. La gente piensa que, aparentemente, el flamenco es solo alegría, y no es así. Tiene las dos cosas, pero cuando se escucha una “seguirilla”, una “soleá” o una “taranta” se siente el dolor por dentro de la música.

UNA FORMA DE VIDA.

--¿Cómo piensa un artista flamenco?.

-- El flamenco es una...

  • Fecha: 10/05/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Carmelo Lattassa
  • Fotos: 5
  • Palabras: 1345
  • Referencia: 4000007849

El excepcional guitarrista flamenco que comparte talla con Paco de Lucía, produce la magia de la fusión del flamenco con los ritmos propios del caribe. En su última entrega, "Sueños de ida y vuelta", genera la sensación que da una guitarra de extrema pureza que acaba haciéndose salvaje, al mismo tiempo que los ritmos caribeños surgen de un sutil tratamiento clásico.

La unión musical de Hispanoamérica a través de los ritmos negroides y un flamenco que no discute sino que acaba por fundirse, produce imágenes precisas de un alcance musical exquisito, expresado en un lenguaje culto y, al mismo tiempo, natural con la rabia de una espada blanda, arrancando emociones que no tienen desperdicio, hija de un discurso genuinamente universal. Así es el último trabajo de Víctor Monge, "Serranito" con su disco: “Sueños de ida y vuelta”.

-- ¿Realmente duele el flamenco o es la apariencia del dolor?.

-- Duele, tiene que doler. Duele porque es una forma de pensar, una forma de vivir. Es una manera de expresarse tan antigua, que dice tantas cosas sociales que acaba por doler. La gente piensa que, aparentemente, el flamenco es solo alegría, y no es así. Tiene las dos cosas, pero cuando se escucha una “seguirilla”, una “soleá” o una “taranta” se siente el dolor por dentro de la música.

UNA FORMA DE VIDA.

--¿Cómo piensa un artista flamenco?.

-- El flamenco es una...

Contenidos del Reportaje:

<
>

Víctor Monge "Serranito"

Víctor Monge

El guitarrista con su habitual sonrisa

"Serranito"

El guitarrista Víctor Monge

Sugerencias de Producto

Texto
Texto deportes general España
Texto
Texto España
Texto
EFECOM
Foto
Gráfico Galicia
Texto
Texto Castilla y León
Vídeo
EFE VÍDEO
Texto
Efedata
Foto
Servicio Gráfico General España