Reportaje

14/01/2003 12:00 (UTC)

DEPORTES

Vicente Del Bosque, premio a la prudencia

  • Fecha: 14/01/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Juan A. Medina
  • Fotos: 5
  • Palabras: 1297
  • Referencia: 4000006829

El entrenador del Real Madrid ha sido elegido como el mejor de 2002, un premio que valora su prudencia, su educación, su estrategia y el reconocimiento del mundo del fútbol a un hombre que ha sabido explotar las virtudes de sus grandes futbolistas.

Vicente Del Bosque (Salamanca, 23 de diciembre de 1950) es un entrenador sin gran cartel futbolístico, que pasa desapercibido por su imagen de bonachón y entrañable, un hombre con cara de no hacer mal a nadie, ni siquiera a sus rivales.

La prudencia es una de las virtudes de este ex futbolista del Real Madrid, centrocampista pausado, apodado “cámara lenta” por su “velocidad” en el terreno de juego. De Del Bosque, a quien también llaman Obélix, como el personaje del cómic, nadie puede reprocharle ningún escándalo, ninguna declaración malsonante, ningún desprecio a sus oponentes. “No se gana nada siendo un grosero”, apunta.

Para Del Bosque el protagonismo es de los futbolistas, aunque algo tendrá que ver en un vestuario repleto de estrellas y Balones de Oro, de futbolistas de la talla de Ronaldo, Roberto Carlos, Zidane, Figo, Raúl, Casillas, Hierro… “Ya he dicho en más de una ocasión que son personas normales. También en mi época había algún caprichoso”, contesta con moderación.

UN AÑO...

  • Fecha: 14/01/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Juan A. Medina
  • Fotos: 5
  • Palabras: 1297
  • Referencia: 4000006829

El entrenador del Real Madrid ha sido elegido como el mejor de 2002, un premio que valora su prudencia, su educación, su estrategia y el reconocimiento del mundo del fútbol a un hombre que ha sabido explotar las virtudes de sus grandes futbolistas.

Vicente Del Bosque (Salamanca, 23 de diciembre de 1950) es un entrenador sin gran cartel futbolístico, que pasa desapercibido por su imagen de bonachón y entrañable, un hombre con cara de no hacer mal a nadie, ni siquiera a sus rivales.

La prudencia es una de las virtudes de este ex futbolista del Real Madrid, centrocampista pausado, apodado “cámara lenta” por su “velocidad” en el terreno de juego. De Del Bosque, a quien también llaman Obélix, como el personaje del cómic, nadie puede reprocharle ningún escándalo, ninguna declaración malsonante, ningún desprecio a sus oponentes. “No se gana nada siendo un grosero”, apunta.

Para Del Bosque el protagonismo es de los futbolistas, aunque algo tendrá que ver en un vestuario repleto de estrellas y Balones de Oro, de futbolistas de la talla de Ronaldo, Roberto Carlos, Zidane, Figo, Raúl, Casillas, Hierro… “Ya he dicho en más de una ocasión que son personas normales. También en mi época había algún caprichoso”, contesta con moderación.

UN AÑO...

  • Fecha: 14/01/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Juan A. Medina
  • Fotos: 5
  • Palabras: 1297
  • Referencia: 4000006829

El entrenador del Real Madrid ha sido elegido como el mejor de 2002, un premio que valora su prudencia, su educación, su estrategia y el reconocimiento del mundo del fútbol a un hombre que ha sabido explotar las virtudes de sus grandes futbolistas.

Vicente Del Bosque (Salamanca, 23 de diciembre de 1950) es un entrenador sin gran cartel futbolístico, que pasa desapercibido por su imagen de bonachón y entrañable, un hombre con cara de no hacer mal a nadie, ni siquiera a sus rivales.

La prudencia es una de las virtudes de este ex futbolista del Real Madrid, centrocampista pausado, apodado “cámara lenta” por su “velocidad” en el terreno de juego. De Del Bosque, a quien también llaman Obélix, como el personaje del cómic, nadie puede reprocharle ningún escándalo, ninguna declaración malsonante, ningún desprecio a sus oponentes. “No se gana nada siendo un grosero”, apunta.

Para Del Bosque el protagonismo es de los futbolistas, aunque algo tendrá que ver en un vestuario repleto de estrellas y Balones de Oro, de futbolistas de la talla de Ronaldo, Roberto Carlos, Zidane, Figo, Raúl, Casillas, Hierro… “Ya he dicho en más de una ocasión que son personas normales. También en mi época había algún caprichoso”, contesta con moderación.

UN AÑO...

  • Fecha: 14/01/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Juan A. Medina
  • Fotos: 5
  • Palabras: 1297
  • Referencia: 4000006829

El entrenador del Real Madrid ha sido elegido como el mejor de 2002, un premio que valora su prudencia, su educación, su estrategia y el reconocimiento del mundo del fútbol a un hombre que ha sabido explotar las virtudes de sus grandes futbolistas.

Vicente Del Bosque (Salamanca, 23 de diciembre de 1950) es un entrenador sin gran cartel futbolístico, que pasa desapercibido por su imagen de bonachón y entrañable, un hombre con cara de no hacer mal a nadie, ni siquiera a sus rivales.

La prudencia es una de las virtudes de este ex futbolista del Real Madrid, centrocampista pausado, apodado “cámara lenta” por su “velocidad” en el terreno de juego. De Del Bosque, a quien también llaman Obélix, como el personaje del cómic, nadie puede reprocharle ningún escándalo, ninguna declaración malsonante, ningún desprecio a sus oponentes. “No se gana nada siendo un grosero”, apunta.

Para Del Bosque el protagonismo es de los futbolistas, aunque algo tendrá que ver en un vestuario repleto de estrellas y Balones de Oro, de futbolistas de la talla de Ronaldo, Roberto Carlos, Zidane, Figo, Raúl, Casillas, Hierro… “Ya he dicho en más de una ocasión que son personas normales. También en mi época había algún caprichoso”, contesta con moderación.

UN AÑO...

  • Fecha: 14/01/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Juan A. Medina
  • Fotos: 5
  • Palabras: 1297
  • Referencia: 4000006829

El entrenador del Real Madrid ha sido elegido como el mejor de 2002, un premio que valora su prudencia, su educación, su estrategia y el reconocimiento del mundo del fútbol a un hombre que ha sabido explotar las virtudes de sus grandes futbolistas.

Vicente Del Bosque (Salamanca, 23 de diciembre de 1950) es un entrenador sin gran cartel futbolístico, que pasa desapercibido por su imagen de bonachón y entrañable, un hombre con cara de no hacer mal a nadie, ni siquiera a sus rivales.

La prudencia es una de las virtudes de este ex futbolista del Real Madrid, centrocampista pausado, apodado “cámara lenta” por su “velocidad” en el terreno de juego. De Del Bosque, a quien también llaman Obélix, como el personaje del cómic, nadie puede reprocharle ningún escándalo, ninguna declaración malsonante, ningún desprecio a sus oponentes. “No se gana nada siendo un grosero”, apunta.

Para Del Bosque el protagonismo es de los futbolistas, aunque algo tendrá que ver en un vestuario repleto de estrellas y Balones de Oro, de futbolistas de la talla de Ronaldo, Roberto Carlos, Zidane, Figo, Raúl, Casillas, Hierro… “Ya he dicho en más de una ocasión que son personas normales. También en mi época había algún caprichoso”, contesta con moderación.

UN AÑO...

Contenidos del Reportaje:

<
>

Del Bosque, mejor entrenador del mundo en 2002

Del Bosque en un entrenamiento junto a Raúl

Del Bosque con Roberto Carlos

Del Bosque, número uno de los banquillos

A Del Bosque le gusta hablar con sus jugadores.

Sugerencias de Producto

Reportaje
Reportajes general España
Vídeo
EFE VÍDEO España
Texto
Texto Andalucía
Texto
Texto España
Foto
Fototeca
Texto
Texto internacional general para España
Foto
Gráfico deportes España
Vídeo
EFE VÍDEO Internacional para España