Reportaje

10/03/2003 12:00 (UTC)

GALERÍA DE ARTE

Los tesoros del país de la reina de Saba

  • Fecha: 10/03/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Desconocido
  • Fotos: 7
  • Palabras: 1624
  • Referencia: 4000007239

“Nunca se vieron tantos aromas como los que la reina de Saba dio al rey Salomón”, dice el “Libro de los Reyes”, refiriéndose a la soberana proveniente del sur de Arabia, que llegó a Jerusalén hacia el 950 a. C. El sur de Arabia, la “Arabia Felix” es un territorio de una historia honda y rica, que poco a poco está siendo desvelada.

El extremo meridional de la Península Arábiga, el actual Yemen, es uno de los territorios cuya historia es más desconocida en Occidente, pese a que allá existió una sociedad avanzada, hace ya más de dos milenios, la que se conoce como civilización de los sabeos.

Investigaciones arqueológicas desarrolladas en la segunda mitad del siglo XX han ido aflorando magníficos restos de aquella civilización, cuyos ecos se recogen tanto en la Biblia como en el Corán. Los libros sagrados de las dos grandes religiones monoteístas.

Desde 1997, con piezas del Museo Nacional de Yemen, de Sanaá, y de la American Foundation for the Study of Men, de Washington, se ha presentado en diversos puntos de Europa –Viena, Munich, Roma, Turín, Londres, Munich y Madrid- una gran muestra que saca a la luz pública los vestigios de los antiguos reinos sudarábigos, desde el 3.000 a.C. al siglo VI d. C.

Juan Carrete Parrondo, director del centro Cultural Conde Duque, de Madrid, donde se presenta actualmente, destaca que...

  • Fecha: 10/03/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Desconocido
  • Fotos: 7
  • Palabras: 1624
  • Referencia: 4000007239

“Nunca se vieron tantos aromas como los que la reina de Saba dio al rey Salomón”, dice el “Libro de los Reyes”, refiriéndose a la soberana proveniente del sur de Arabia, que llegó a Jerusalén hacia el 950 a. C. El sur de Arabia, la “Arabia Felix” es un territorio de una historia honda y rica, que poco a poco está siendo desvelada.

El extremo meridional de la Península Arábiga, el actual Yemen, es uno de los territorios cuya historia es más desconocida en Occidente, pese a que allá existió una sociedad avanzada, hace ya más de dos milenios, la que se conoce como civilización de los sabeos.

Investigaciones arqueológicas desarrolladas en la segunda mitad del siglo XX han ido aflorando magníficos restos de aquella civilización, cuyos ecos se recogen tanto en la Biblia como en el Corán. Los libros sagrados de las dos grandes religiones monoteístas.

Desde 1997, con piezas del Museo Nacional de Yemen, de Sanaá, y de la American Foundation for the Study of Men, de Washington, se ha presentado en diversos puntos de Europa –Viena, Munich, Roma, Turín, Londres, Munich y Madrid- una gran muestra que saca a la luz pública los vestigios de los antiguos reinos sudarábigos, desde el 3.000 a.C. al siglo VI d. C.

Juan Carrete Parrondo, director del centro Cultural Conde Duque, de Madrid, donde se presenta actualmente, destaca que...

  • Fecha: 10/03/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Desconocido
  • Fotos: 7
  • Palabras: 1624
  • Referencia: 4000007239

“Nunca se vieron tantos aromas como los que la reina de Saba dio al rey Salomón”, dice el “Libro de los Reyes”, refiriéndose a la soberana proveniente del sur de Arabia, que llegó a Jerusalén hacia el 950 a. C. El sur de Arabia, la “Arabia Felix” es un territorio de una historia honda y rica, que poco a poco está siendo desvelada.

El extremo meridional de la Península Arábiga, el actual Yemen, es uno de los territorios cuya historia es más desconocida en Occidente, pese a que allá existió una sociedad avanzada, hace ya más de dos milenios, la que se conoce como civilización de los sabeos.

Investigaciones arqueológicas desarrolladas en la segunda mitad del siglo XX han ido aflorando magníficos restos de aquella civilización, cuyos ecos se recogen tanto en la Biblia como en el Corán. Los libros sagrados de las dos grandes religiones monoteístas.

Desde 1997, con piezas del Museo Nacional de Yemen, de Sanaá, y de la American Foundation for the Study of Men, de Washington, se ha presentado en diversos puntos de Europa –Viena, Munich, Roma, Turín, Londres, Munich y Madrid- una gran muestra que saca a la luz pública los vestigios de los antiguos reinos sudarábigos, desde el 3.000 a.C. al siglo VI d. C.

Juan Carrete Parrondo, director del centro Cultural Conde Duque, de Madrid, donde se presenta actualmente, destaca que...

  • Fecha: 10/03/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Desconocido
  • Fotos: 7
  • Palabras: 1624
  • Referencia: 4000007239

“Nunca se vieron tantos aromas como los que la reina de Saba dio al rey Salomón”, dice el “Libro de los Reyes”, refiriéndose a la soberana proveniente del sur de Arabia, que llegó a Jerusalén hacia el 950 a. C. El sur de Arabia, la “Arabia Felix” es un territorio de una historia honda y rica, que poco a poco está siendo desvelada.

El extremo meridional de la Península Arábiga, el actual Yemen, es uno de los territorios cuya historia es más desconocida en Occidente, pese a que allá existió una sociedad avanzada, hace ya más de dos milenios, la que se conoce como civilización de los sabeos.

Investigaciones arqueológicas desarrolladas en la segunda mitad del siglo XX han ido aflorando magníficos restos de aquella civilización, cuyos ecos se recogen tanto en la Biblia como en el Corán. Los libros sagrados de las dos grandes religiones monoteístas.

Desde 1997, con piezas del Museo Nacional de Yemen, de Sanaá, y de la American Foundation for the Study of Men, de Washington, se ha presentado en diversos puntos de Europa –Viena, Munich, Roma, Turín, Londres, Munich y Madrid- una gran muestra que saca a la luz pública los vestigios de los antiguos reinos sudarábigos, desde el 3.000 a.C. al siglo VI d. C.

Juan Carrete Parrondo, director del centro Cultural Conde Duque, de Madrid, donde se presenta actualmente, destaca que...

  • Fecha: 10/03/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Desconocido
  • Fotos: 7
  • Palabras: 1624
  • Referencia: 4000007239

“Nunca se vieron tantos aromas como los que la reina de Saba dio al rey Salomón”, dice el “Libro de los Reyes”, refiriéndose a la soberana proveniente del sur de Arabia, que llegó a Jerusalén hacia el 950 a. C. El sur de Arabia, la “Arabia Felix” es un territorio de una historia honda y rica, que poco a poco está siendo desvelada.

El extremo meridional de la Península Arábiga, el actual Yemen, es uno de los territorios cuya historia es más desconocida en Occidente, pese a que allá existió una sociedad avanzada, hace ya más de dos milenios, la que se conoce como civilización de los sabeos.

Investigaciones arqueológicas desarrolladas en la segunda mitad del siglo XX han ido aflorando magníficos restos de aquella civilización, cuyos ecos se recogen tanto en la Biblia como en el Corán. Los libros sagrados de las dos grandes religiones monoteístas.

Desde 1997, con piezas del Museo Nacional de Yemen, de Sanaá, y de la American Foundation for the Study of Men, de Washington, se ha presentado en diversos puntos de Europa –Viena, Munich, Roma, Turín, Londres, Munich y Madrid- una gran muestra que saca a la luz pública los vestigios de los antiguos reinos sudarábigos, desde el 3.000 a.C. al siglo VI d. C.

Juan Carrete Parrondo, director del centro Cultural Conde Duque, de Madrid, donde se presenta actualmente, destaca que...

  • Fecha: 10/03/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Desconocido
  • Fotos: 7
  • Palabras: 1624
  • Referencia: 4000007239

“Nunca se vieron tantos aromas como los que la reina de Saba dio al rey Salomón”, dice el “Libro de los Reyes”, refiriéndose a la soberana proveniente del sur de Arabia, que llegó a Jerusalén hacia el 950 a. C. El sur de Arabia, la “Arabia Felix” es un territorio de una historia honda y rica, que poco a poco está siendo desvelada.

El extremo meridional de la Península Arábiga, el actual Yemen, es uno de los territorios cuya historia es más desconocida en Occidente, pese a que allá existió una sociedad avanzada, hace ya más de dos milenios, la que se conoce como civilización de los sabeos.

Investigaciones arqueológicas desarrolladas en la segunda mitad del siglo XX han ido aflorando magníficos restos de aquella civilización, cuyos ecos se recogen tanto en la Biblia como en el Corán. Los libros sagrados de las dos grandes religiones monoteístas.

Desde 1997, con piezas del Museo Nacional de Yemen, de Sanaá, y de la American Foundation for the Study of Men, de Washington, se ha presentado en diversos puntos de Europa –Viena, Munich, Roma, Turín, Londres, Munich y Madrid- una gran muestra que saca a la luz pública los vestigios de los antiguos reinos sudarábigos, desde el 3.000 a.C. al siglo VI d. C.

Juan Carrete Parrondo, director del centro Cultural Conde Duque, de Madrid, donde se presenta actualmente, destaca que...

  • Fecha: 10/03/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Desconocido
  • Fotos: 7
  • Palabras: 1624
  • Referencia: 4000007239

“Nunca se vieron tantos aromas como los que la reina de Saba dio al rey Salomón”, dice el “Libro de los Reyes”, refiriéndose a la soberana proveniente del sur de Arabia, que llegó a Jerusalén hacia el 950 a. C. El sur de Arabia, la “Arabia Felix” es un territorio de una historia honda y rica, que poco a poco está siendo desvelada.

El extremo meridional de la Península Arábiga, el actual Yemen, es uno de los territorios cuya historia es más desconocida en Occidente, pese a que allá existió una sociedad avanzada, hace ya más de dos milenios, la que se conoce como civilización de los sabeos.

Investigaciones arqueológicas desarrolladas en la segunda mitad del siglo XX han ido aflorando magníficos restos de aquella civilización, cuyos ecos se recogen tanto en la Biblia como en el Corán. Los libros sagrados de las dos grandes religiones monoteístas.

Desde 1997, con piezas del Museo Nacional de Yemen, de Sanaá, y de la American Foundation for the Study of Men, de Washington, se ha presentado en diversos puntos de Europa –Viena, Munich, Roma, Turín, Londres, Munich y Madrid- una gran muestra que saca a la luz pública los vestigios de los antiguos reinos sudarábigos, desde el 3.000 a.C. al siglo VI d. C.

Juan Carrete Parrondo, director del centro Cultural Conde Duque, de Madrid, donde se presenta actualmente, destaca que...

Contenidos del Reportaje:

<
>

Collar con colgante, de inicios siglo I d.c. American Foundation for the Study of Men.

Estatua de Ma´dikarib, Marib, templo de Awan. Siglo VI a.C. Museo Nacional de Sanaá.

Cabeza de toro, animal simbólico de la divinidad protectora de de vida, la fertilidad y la irrigación, elemento básico de la vida de la urbe de Marib, capital sabea. Museo Nacional de Sanaá.

Maqueta de un templo sabeo, de hacia el VIII a.C., del Museo Nacional de Sanaá.

Relieve de bronce con escena de procesión, procedente de Marib, hacia el siglo V a.C. Museo Nacional de Sanaá. Se ùede ver, al lado de hopmbres portadores de arcos, relieves de íbices y toros alados, animales íntimamente ligados a la cultura sabea.

Cabeza femenina de alabrastro, procedente una zona de enterramientos deMarib, en la que destaca la perfección de su acabado y el excelente estado de conservación.

Visitantes contemplan estelas funerarias de Marib, de necrópolis de hacia el siglo II y I a.C. Normalmente se componían de una cabeza de alabastro insertadas en un nicho practicado en una estructura prismática de piedra.

Sugerencias de Producto

Texto
Texto Andalucía
Foto
Gráfico Galicia
Vídeo
EFE VÍDEO España
Multimedia
Contenidos digitales general multimedia con vídeo España
Texto
EFECOM
Texto
Efedata
Foto
Gráfico deportes España
Texto
Texto internacional general para España