Reportaje

04/09/2002 12:00 (UTC)

GALERÍA DE ARTE

San Isidoro, el sabio de la edad oscura.

  • Fecha: 04/09/2002 12:00 (UTC)
  • Autor: Desconocido
  • Fotos: 7
  • Palabras: 1191
  • Referencia: 4000005774

Cuando en el año 476 de nuestra era, Odoacro, un jefe bárbaro, depuso al último emperador romano de Occidente, surgió un periodo de crisis, una edad oscura, en la que se empezaron a gestar las naciones de la Europa medieval. Pero en medio de la incertidumbre pervivió el saber y el arte, merced a algunos focos culturales y a algunos sabios, como San Isidoro de Sevilla.

Hace 1400 años, San Isidoro era la luminaria que, desde Sevilla, irradiaba una influencia cultural y religiosa a todo occidente europeo. Ahora, una exposición recorre varias ciudades de España, evocando su magisterio y reflejando el arte y la cultura de aquel tiempo, uno de los periodos menos conocidos de la historia de Europa.

EL PROFUNDO MEDIEVO.

Para todo el occidente europeo, el periodo romano fue un referente de cultura y relativo bienestar; referente perdido por las sucesivas invasiones de hordas bárbaras que se lanzaron sobre el imperio, animadas por el brillo de lujo de la civilización. Luego vino una “edad oscura” que no acabó sino con la llegada del Renacimiento, que no quería ser otra cosa que un intento de reposición de los modos culturales clásicos de la vieja civilización arrasada.

La oscuridad cultural quedó atenuada por la supervivencia de ciertos focos culturales, básicamente en Bizancio y algunos puntos de Italia y España, y al amparo de una Iglesia que luego llevó...

  • Fecha: 04/09/2002 12:00 (UTC)
  • Autor: Desconocido
  • Fotos: 7
  • Palabras: 1191
  • Referencia: 4000005774

Cuando en el año 476 de nuestra era, Odoacro, un jefe bárbaro, depuso al último emperador romano de Occidente, surgió un periodo de crisis, una edad oscura, en la que se empezaron a gestar las naciones de la Europa medieval. Pero en medio de la incertidumbre pervivió el saber y el arte, merced a algunos focos culturales y a algunos sabios, como San Isidoro de Sevilla.

Hace 1400 años, San Isidoro era la luminaria que, desde Sevilla, irradiaba una influencia cultural y religiosa a todo occidente europeo. Ahora, una exposición recorre varias ciudades de España, evocando su magisterio y reflejando el arte y la cultura de aquel tiempo, uno de los periodos menos conocidos de la historia de Europa.

EL PROFUNDO MEDIEVO.

Para todo el occidente europeo, el periodo romano fue un referente de cultura y relativo bienestar; referente perdido por las sucesivas invasiones de hordas bárbaras que se lanzaron sobre el imperio, animadas por el brillo de lujo de la civilización. Luego vino una “edad oscura” que no acabó sino con la llegada del Renacimiento, que no quería ser otra cosa que un intento de reposición de los modos culturales clásicos de la vieja civilización arrasada.

La oscuridad cultural quedó atenuada por la supervivencia de ciertos focos culturales, básicamente en Bizancio y algunos puntos de Italia y España, y al amparo de una Iglesia que luego llevó...

  • Fecha: 04/09/2002 12:00 (UTC)
  • Autor: Desconocido
  • Fotos: 7
  • Palabras: 1191
  • Referencia: 4000005774

Cuando en el año 476 de nuestra era, Odoacro, un jefe bárbaro, depuso al último emperador romano de Occidente, surgió un periodo de crisis, una edad oscura, en la que se empezaron a gestar las naciones de la Europa medieval. Pero en medio de la incertidumbre pervivió el saber y el arte, merced a algunos focos culturales y a algunos sabios, como San Isidoro de Sevilla.

Hace 1400 años, San Isidoro era la luminaria que, desde Sevilla, irradiaba una influencia cultural y religiosa a todo occidente europeo. Ahora, una exposición recorre varias ciudades de España, evocando su magisterio y reflejando el arte y la cultura de aquel tiempo, uno de los periodos menos conocidos de la historia de Europa.

EL PROFUNDO MEDIEVO.

Para todo el occidente europeo, el periodo romano fue un referente de cultura y relativo bienestar; referente perdido por las sucesivas invasiones de hordas bárbaras que se lanzaron sobre el imperio, animadas por el brillo de lujo de la civilización. Luego vino una “edad oscura” que no acabó sino con la llegada del Renacimiento, que no quería ser otra cosa que un intento de reposición de los modos culturales clásicos de la vieja civilización arrasada.

La oscuridad cultural quedó atenuada por la supervivencia de ciertos focos culturales, básicamente en Bizancio y algunos puntos de Italia y España, y al amparo de una Iglesia que luego llevó...

  • Fecha: 04/09/2002 12:00 (UTC)
  • Autor: Desconocido
  • Fotos: 7
  • Palabras: 1191
  • Referencia: 4000005774

Cuando en el año 476 de nuestra era, Odoacro, un jefe bárbaro, depuso al último emperador romano de Occidente, surgió un periodo de crisis, una edad oscura, en la que se empezaron a gestar las naciones de la Europa medieval. Pero en medio de la incertidumbre pervivió el saber y el arte, merced a algunos focos culturales y a algunos sabios, como San Isidoro de Sevilla.

Hace 1400 años, San Isidoro era la luminaria que, desde Sevilla, irradiaba una influencia cultural y religiosa a todo occidente europeo. Ahora, una exposición recorre varias ciudades de España, evocando su magisterio y reflejando el arte y la cultura de aquel tiempo, uno de los periodos menos conocidos de la historia de Europa.

EL PROFUNDO MEDIEVO.

Para todo el occidente europeo, el periodo romano fue un referente de cultura y relativo bienestar; referente perdido por las sucesivas invasiones de hordas bárbaras que se lanzaron sobre el imperio, animadas por el brillo de lujo de la civilización. Luego vino una “edad oscura” que no acabó sino con la llegada del Renacimiento, que no quería ser otra cosa que un intento de reposición de los modos culturales clásicos de la vieja civilización arrasada.

La oscuridad cultural quedó atenuada por la supervivencia de ciertos focos culturales, básicamente en Bizancio y algunos puntos de Italia y España, y al amparo de una Iglesia que luego llevó...

  • Fecha: 04/09/2002 12:00 (UTC)
  • Autor: Desconocido
  • Fotos: 7
  • Palabras: 1191
  • Referencia: 4000005774

Cuando en el año 476 de nuestra era, Odoacro, un jefe bárbaro, depuso al último emperador romano de Occidente, surgió un periodo de crisis, una edad oscura, en la que se empezaron a gestar las naciones de la Europa medieval. Pero en medio de la incertidumbre pervivió el saber y el arte, merced a algunos focos culturales y a algunos sabios, como San Isidoro de Sevilla.

Hace 1400 años, San Isidoro era la luminaria que, desde Sevilla, irradiaba una influencia cultural y religiosa a todo occidente europeo. Ahora, una exposición recorre varias ciudades de España, evocando su magisterio y reflejando el arte y la cultura de aquel tiempo, uno de los periodos menos conocidos de la historia de Europa.

EL PROFUNDO MEDIEVO.

Para todo el occidente europeo, el periodo romano fue un referente de cultura y relativo bienestar; referente perdido por las sucesivas invasiones de hordas bárbaras que se lanzaron sobre el imperio, animadas por el brillo de lujo de la civilización. Luego vino una “edad oscura” que no acabó sino con la llegada del Renacimiento, que no quería ser otra cosa que un intento de reposición de los modos culturales clásicos de la vieja civilización arrasada.

La oscuridad cultural quedó atenuada por la supervivencia de ciertos focos culturales, básicamente en Bizancio y algunos puntos de Italia y España, y al amparo de una Iglesia que luego llevó...

  • Fecha: 04/09/2002 12:00 (UTC)
  • Autor: Desconocido
  • Fotos: 7
  • Palabras: 1191
  • Referencia: 4000005774

Cuando en el año 476 de nuestra era, Odoacro, un jefe bárbaro, depuso al último emperador romano de Occidente, surgió un periodo de crisis, una edad oscura, en la que se empezaron a gestar las naciones de la Europa medieval. Pero en medio de la incertidumbre pervivió el saber y el arte, merced a algunos focos culturales y a algunos sabios, como San Isidoro de Sevilla.

Hace 1400 años, San Isidoro era la luminaria que, desde Sevilla, irradiaba una influencia cultural y religiosa a todo occidente europeo. Ahora, una exposición recorre varias ciudades de España, evocando su magisterio y reflejando el arte y la cultura de aquel tiempo, uno de los periodos menos conocidos de la historia de Europa.

EL PROFUNDO MEDIEVO.

Para todo el occidente europeo, el periodo romano fue un referente de cultura y relativo bienestar; referente perdido por las sucesivas invasiones de hordas bárbaras que se lanzaron sobre el imperio, animadas por el brillo de lujo de la civilización. Luego vino una “edad oscura” que no acabó sino con la llegada del Renacimiento, que no quería ser otra cosa que un intento de reposición de los modos culturales clásicos de la vieja civilización arrasada.

La oscuridad cultural quedó atenuada por la supervivencia de ciertos focos culturales, básicamente en Bizancio y algunos puntos de Italia y España, y al amparo de una Iglesia que luego llevó...

  • Fecha: 04/09/2002 12:00 (UTC)
  • Autor: Desconocido
  • Fotos: 7
  • Palabras: 1191
  • Referencia: 4000005774

Cuando en el año 476 de nuestra era, Odoacro, un jefe bárbaro, depuso al último emperador romano de Occidente, surgió un periodo de crisis, una edad oscura, en la que se empezaron a gestar las naciones de la Europa medieval. Pero en medio de la incertidumbre pervivió el saber y el arte, merced a algunos focos culturales y a algunos sabios, como San Isidoro de Sevilla.

Hace 1400 años, San Isidoro era la luminaria que, desde Sevilla, irradiaba una influencia cultural y religiosa a todo occidente europeo. Ahora, una exposición recorre varias ciudades de España, evocando su magisterio y reflejando el arte y la cultura de aquel tiempo, uno de los periodos menos conocidos de la historia de Europa.

EL PROFUNDO MEDIEVO.

Para todo el occidente europeo, el periodo romano fue un referente de cultura y relativo bienestar; referente perdido por las sucesivas invasiones de hordas bárbaras que se lanzaron sobre el imperio, animadas por el brillo de lujo de la civilización. Luego vino una “edad oscura” que no acabó sino con la llegada del Renacimiento, que no quería ser otra cosa que un intento de reposición de los modos culturales clásicos de la vieja civilización arrasada.

La oscuridad cultural quedó atenuada por la supervivencia de ciertos focos culturales, básicamente en Bizancio y algunos puntos de Italia y España, y al amparo de una Iglesia que luego llevó...

Contenidos del Reportaje:

<
>

Cáliz de Doña Urraca. Siglo XI. Colegiata de San Isidoro, León.

Biblia Visigótico-Mozárabe. Siglo X. Colegiata de San Isidoro, León.

Corona de Recesvinto. Siglo VII. Museo Arqueológico Nacional de Madrid.

Lucerna de bronce. Datación incierta(tardorromana o visigótica). Museo Cerralbo, de Madrid.

Placa-nicho. Siglo VII. Museo Nacional de Arte romano de Mérida.

San Isidoro, según Murillo. Siglo XVII. Catedral de Sevilla.

San Isidoro, en la portada románica de la Real Colegiata de San Isidoro de León.

Sugerencias de Producto

Foto
Gráfico Cataluña
Reportaje
Reportajes general España
Foto
Gráfico Galicia
Texto
Texto España
Foto
Gráfico deportes España
Texto
Texto Castilla y León
Texto
Texto Andalucía
Vídeo
EFE VÍDEO Internacional para España