Reportaje

13/05/2003 12:00 (UTC)

ARTE

Reabierta la Cámara de Ámbar, octava maravilla del mundo

  • Fecha: 13/05/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Pedro C. Martín
  • Fotos: 7
  • Palabras: 1263
  • Referencia: 4000007917

La mítica Cámara de Ámbar, una de las obras de arte más relevantes del siglo XVIII y desaparecida tras la Segunda Guerra Mundial, se reabre al público tras años de restauración y como culminación de las festividades del tercer centenario de la fundación de San Petersburgo, antigua capital de la Rusia imperial.

La Cámara de Ámbar, considerada una de las obras de arte más relevantes del siglo XVIII, fue un regalo del rey Federico Guillermo de Prusia al zar ruso Pedro el Grande en 1716.

Era un suntuoso recinto de ciento veinte metros cuadrados con las paredes y el mobiliario hechos de ámbar, adornado con espejos enmarcados en oro y con cuatro mosaicos florentinos.

El presente fue instalado por el maestro Rastrelli, entre 1755 y 1757, en una de las salas del Palacio de la zarina Catalina la Grande, en el conjunto arquitectónico Tsárskoye Seló (aldea del zar) de la localidad de Pushkin, cercana a San Petersburgo.

Considerada por muchos expertos como la octava maravilla del mundo contemporáneo, desapareció durante la ocupación de Tsárskoye Seló por los nazis, que asediaron San Petersburgo, entonces Leningrado, durante casi 900 días, entre septiembre de 1941 y enero de 1944.

SEIS MIL KILOS DE ÁMBAR. La toma del Palacio de Catalina por las tropas nazis, donde instalaron un cuartel y un...

  • Fecha: 13/05/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Pedro C. Martín
  • Fotos: 7
  • Palabras: 1263
  • Referencia: 4000007917

La mítica Cámara de Ámbar, una de las obras de arte más relevantes del siglo XVIII y desaparecida tras la Segunda Guerra Mundial, se reabre al público tras años de restauración y como culminación de las festividades del tercer centenario de la fundación de San Petersburgo, antigua capital de la Rusia imperial.

La Cámara de Ámbar, considerada una de las obras de arte más relevantes del siglo XVIII, fue un regalo del rey Federico Guillermo de Prusia al zar ruso Pedro el Grande en 1716.

Era un suntuoso recinto de ciento veinte metros cuadrados con las paredes y el mobiliario hechos de ámbar, adornado con espejos enmarcados en oro y con cuatro mosaicos florentinos.

El presente fue instalado por el maestro Rastrelli, entre 1755 y 1757, en una de las salas del Palacio de la zarina Catalina la Grande, en el conjunto arquitectónico Tsárskoye Seló (aldea del zar) de la localidad de Pushkin, cercana a San Petersburgo.

Considerada por muchos expertos como la octava maravilla del mundo contemporáneo, desapareció durante la ocupación de Tsárskoye Seló por los nazis, que asediaron San Petersburgo, entonces Leningrado, durante casi 900 días, entre septiembre de 1941 y enero de 1944.

SEIS MIL KILOS DE ÁMBAR. La toma del Palacio de Catalina por las tropas nazis, donde instalaron un cuartel y un...

  • Fecha: 13/05/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Pedro C. Martín
  • Fotos: 7
  • Palabras: 1263
  • Referencia: 4000007917

La mítica Cámara de Ámbar, una de las obras de arte más relevantes del siglo XVIII y desaparecida tras la Segunda Guerra Mundial, se reabre al público tras años de restauración y como culminación de las festividades del tercer centenario de la fundación de San Petersburgo, antigua capital de la Rusia imperial.

La Cámara de Ámbar, considerada una de las obras de arte más relevantes del siglo XVIII, fue un regalo del rey Federico Guillermo de Prusia al zar ruso Pedro el Grande en 1716.

Era un suntuoso recinto de ciento veinte metros cuadrados con las paredes y el mobiliario hechos de ámbar, adornado con espejos enmarcados en oro y con cuatro mosaicos florentinos.

El presente fue instalado por el maestro Rastrelli, entre 1755 y 1757, en una de las salas del Palacio de la zarina Catalina la Grande, en el conjunto arquitectónico Tsárskoye Seló (aldea del zar) de la localidad de Pushkin, cercana a San Petersburgo.

Considerada por muchos expertos como la octava maravilla del mundo contemporáneo, desapareció durante la ocupación de Tsárskoye Seló por los nazis, que asediaron San Petersburgo, entonces Leningrado, durante casi 900 días, entre septiembre de 1941 y enero de 1944.

SEIS MIL KILOS DE ÁMBAR. La toma del Palacio de Catalina por las tropas nazis, donde instalaron un cuartel y un...

  • Fecha: 13/05/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Pedro C. Martín
  • Fotos: 7
  • Palabras: 1263
  • Referencia: 4000007917

La mítica Cámara de Ámbar, una de las obras de arte más relevantes del siglo XVIII y desaparecida tras la Segunda Guerra Mundial, se reabre al público tras años de restauración y como culminación de las festividades del tercer centenario de la fundación de San Petersburgo, antigua capital de la Rusia imperial.

La Cámara de Ámbar, considerada una de las obras de arte más relevantes del siglo XVIII, fue un regalo del rey Federico Guillermo de Prusia al zar ruso Pedro el Grande en 1716.

Era un suntuoso recinto de ciento veinte metros cuadrados con las paredes y el mobiliario hechos de ámbar, adornado con espejos enmarcados en oro y con cuatro mosaicos florentinos.

El presente fue instalado por el maestro Rastrelli, entre 1755 y 1757, en una de las salas del Palacio de la zarina Catalina la Grande, en el conjunto arquitectónico Tsárskoye Seló (aldea del zar) de la localidad de Pushkin, cercana a San Petersburgo.

Considerada por muchos expertos como la octava maravilla del mundo contemporáneo, desapareció durante la ocupación de Tsárskoye Seló por los nazis, que asediaron San Petersburgo, entonces Leningrado, durante casi 900 días, entre septiembre de 1941 y enero de 1944.

SEIS MIL KILOS DE ÁMBAR. La toma del Palacio de Catalina por las tropas nazis, donde instalaron un cuartel y un...

  • Fecha: 13/05/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Pedro C. Martín
  • Fotos: 7
  • Palabras: 1263
  • Referencia: 4000007917

La mítica Cámara de Ámbar, una de las obras de arte más relevantes del siglo XVIII y desaparecida tras la Segunda Guerra Mundial, se reabre al público tras años de restauración y como culminación de las festividades del tercer centenario de la fundación de San Petersburgo, antigua capital de la Rusia imperial.

La Cámara de Ámbar, considerada una de las obras de arte más relevantes del siglo XVIII, fue un regalo del rey Federico Guillermo de Prusia al zar ruso Pedro el Grande en 1716.

Era un suntuoso recinto de ciento veinte metros cuadrados con las paredes y el mobiliario hechos de ámbar, adornado con espejos enmarcados en oro y con cuatro mosaicos florentinos.

El presente fue instalado por el maestro Rastrelli, entre 1755 y 1757, en una de las salas del Palacio de la zarina Catalina la Grande, en el conjunto arquitectónico Tsárskoye Seló (aldea del zar) de la localidad de Pushkin, cercana a San Petersburgo.

Considerada por muchos expertos como la octava maravilla del mundo contemporáneo, desapareció durante la ocupación de Tsárskoye Seló por los nazis, que asediaron San Petersburgo, entonces Leningrado, durante casi 900 días, entre septiembre de 1941 y enero de 1944.

SEIS MIL KILOS DE ÁMBAR. La toma del Palacio de Catalina por las tropas nazis, donde instalaron un cuartel y un...

  • Fecha: 13/05/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Pedro C. Martín
  • Fotos: 7
  • Palabras: 1263
  • Referencia: 4000007917

La mítica Cámara de Ámbar, una de las obras de arte más relevantes del siglo XVIII y desaparecida tras la Segunda Guerra Mundial, se reabre al público tras años de restauración y como culminación de las festividades del tercer centenario de la fundación de San Petersburgo, antigua capital de la Rusia imperial.

La Cámara de Ámbar, considerada una de las obras de arte más relevantes del siglo XVIII, fue un regalo del rey Federico Guillermo de Prusia al zar ruso Pedro el Grande en 1716.

Era un suntuoso recinto de ciento veinte metros cuadrados con las paredes y el mobiliario hechos de ámbar, adornado con espejos enmarcados en oro y con cuatro mosaicos florentinos.

El presente fue instalado por el maestro Rastrelli, entre 1755 y 1757, en una de las salas del Palacio de la zarina Catalina la Grande, en el conjunto arquitectónico Tsárskoye Seló (aldea del zar) de la localidad de Pushkin, cercana a San Petersburgo.

Considerada por muchos expertos como la octava maravilla del mundo contemporáneo, desapareció durante la ocupación de Tsárskoye Seló por los nazis, que asediaron San Petersburgo, entonces Leningrado, durante casi 900 días, entre septiembre de 1941 y enero de 1944.

SEIS MIL KILOS DE ÁMBAR. La toma del Palacio de Catalina por las tropas nazis, donde instalaron un cuartel y un...

  • Fecha: 13/05/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Pedro C. Martín
  • Fotos: 7
  • Palabras: 1263
  • Referencia: 4000007917

La mítica Cámara de Ámbar, una de las obras de arte más relevantes del siglo XVIII y desaparecida tras la Segunda Guerra Mundial, se reabre al público tras años de restauración y como culminación de las festividades del tercer centenario de la fundación de San Petersburgo, antigua capital de la Rusia imperial.

La Cámara de Ámbar, considerada una de las obras de arte más relevantes del siglo XVIII, fue un regalo del rey Federico Guillermo de Prusia al zar ruso Pedro el Grande en 1716.

Era un suntuoso recinto de ciento veinte metros cuadrados con las paredes y el mobiliario hechos de ámbar, adornado con espejos enmarcados en oro y con cuatro mosaicos florentinos.

El presente fue instalado por el maestro Rastrelli, entre 1755 y 1757, en una de las salas del Palacio de la zarina Catalina la Grande, en el conjunto arquitectónico Tsárskoye Seló (aldea del zar) de la localidad de Pushkin, cercana a San Petersburgo.

Considerada por muchos expertos como la octava maravilla del mundo contemporáneo, desapareció durante la ocupación de Tsárskoye Seló por los nazis, que asediaron San Petersburgo, entonces Leningrado, durante casi 900 días, entre septiembre de 1941 y enero de 1944.

SEIS MIL KILOS DE ÁMBAR. La toma del Palacio de Catalina por las tropas nazis, donde instalaron un cuartel y un...

Contenidos del Reportaje:

<
>

Aspecto de las paredes y techo de la restaurada Cámara de Ambar.

Detalle de uno de los mosaicos de la Cámara de Ambar.

Uno de los mosaicos florentinos de la Cámara de Ambar.

Un visitante observa las paredes de la Cámara de Ambar de San Petersburgo.

Visitantes observan las paredes de la Cámara de Ámbar.

Una visitante, en el primer día de apertura de la Cámara de Ámbar de San Petersburgo.

Vista general de la Cámara de Ámbar.

Sugerencias de Producto

Foto
Gráfico deportes España
Texto
Efedata
Vídeo
EFE VÍDEO
Multimedia
Contenidos digitales general multimedia con vídeo España
Foto
Gráfico Galicia
Texto
Texto internacional general para España
Vídeo
EFE VÍDEO Internacional para España
Texto
Texto deportes general España