Reportaje

18/10/2010 12:00 (UTC)

MÚSICA

Música del siglo XVII en la Bolivia actual

Bach, Pachelbel y Vivaldi. Para los entendidos, son tres grandes nombres del barroco musical europeo que se pueden escuchar en salas de Viena o Milán. Lo que muchos no conocen es que, además de reconocidas orquestras de todo el mundo, chiquillos bolivianos de poca edad consiguen emocionar con interpretaciones de las mejores obras barrocas de esos compositores.

DESTACADOS:.

--- La remota región de la Chiquitanía boliviana, cerca de la frontera con Paraguay y Brasil, es fuente de pequeños grandes músicos de cuerda que, fruto de las reminiscencias del periodo de las misiones jesuíticas, mantienen inalienable su pasión por la música barroca del siglo XVII.

--- Pese a estar muy apartada de cualquier centro urbano, la localidad de Santiago de Chiquitos es un ejemplo claro de lo que significa la música para estas comunidades.

--- Más de 300 niños se acercan cada día, en turnos de mañana y tarde, para afinar sus instrumentos de cuerda y tocar, tocar y tocar. Sus profesores, antiguos alumnos del mismo centro, se desviven por ellos.

Y, aunque vuelva a extrañar, no hace falta ir a los principales centros culturales del viejo continente. La remota región de la Chiquitanía boliviana, cerca de la frontera con Paraguay y Brasil, es fuente de pequeños grandes músicos de cuerda que, fruto de las reminiscencias del periodo de las misiones jesuíticas,...

Bach, Pachelbel y Vivaldi. Para los entendidos, son tres grandes nombres del barroco musical europeo que se pueden escuchar en salas de Viena o Milán. Lo que muchos no conocen es que, además de reconocidas orquestras de todo el mundo, chiquillos bolivianos de poca edad consiguen emocionar con interpretaciones de las mejores obras barrocas de esos compositores.

DESTACADOS:.

--- La remota región de la Chiquitanía boliviana, cerca de la frontera con Paraguay y Brasil, es fuente de pequeños grandes músicos de cuerda que, fruto de las reminiscencias del periodo de las misiones jesuíticas, mantienen inalienable su pasión por la música barroca del siglo XVII.

--- Pese a estar muy apartada de cualquier centro urbano, la localidad de Santiago de Chiquitos es un ejemplo claro de lo que significa la música para estas comunidades.

--- Más de 300 niños se acercan cada día, en turnos de mañana y tarde, para afinar sus instrumentos de cuerda y tocar, tocar y tocar. Sus profesores, antiguos alumnos del mismo centro, se desviven por ellos.

Y, aunque vuelva a extrañar, no hace falta ir a los principales centros culturales del viejo continente. La remota región de la Chiquitanía boliviana, cerca de la frontera con Paraguay y Brasil, es fuente de pequeños grandes músicos de cuerda que, fruto de las reminiscencias del periodo de las misiones jesuíticas,...

Bach, Pachelbel y Vivaldi. Para los entendidos, son tres grandes nombres del barroco musical europeo que se pueden escuchar en salas de Viena o Milán. Lo que muchos no conocen es que, además de reconocidas orquestras de todo el mundo, chiquillos bolivianos de poca edad consiguen emocionar con interpretaciones de las mejores obras barrocas de esos compositores.

DESTACADOS:.

--- La remota región de la Chiquitanía boliviana, cerca de la frontera con Paraguay y Brasil, es fuente de pequeños grandes músicos de cuerda que, fruto de las reminiscencias del periodo de las misiones jesuíticas, mantienen inalienable su pasión por la música barroca del siglo XVII.

--- Pese a estar muy apartada de cualquier centro urbano, la localidad de Santiago de Chiquitos es un ejemplo claro de lo que significa la música para estas comunidades.

--- Más de 300 niños se acercan cada día, en turnos de mañana y tarde, para afinar sus instrumentos de cuerda y tocar, tocar y tocar. Sus profesores, antiguos alumnos del mismo centro, se desviven por ellos.

Y, aunque vuelva a extrañar, no hace falta ir a los principales centros culturales del viejo continente. La remota región de la Chiquitanía boliviana, cerca de la frontera con Paraguay y Brasil, es fuente de pequeños grandes músicos de cuerda que, fruto de las reminiscencias del periodo de las misiones jesuíticas,...

Bach, Pachelbel y Vivaldi. Para los entendidos, son tres grandes nombres del barroco musical europeo que se pueden escuchar en salas de Viena o Milán. Lo que muchos no conocen es que, además de reconocidas orquestras de todo el mundo, chiquillos bolivianos de poca edad consiguen emocionar con interpretaciones de las mejores obras barrocas de esos compositores.

DESTACADOS:.

--- La remota región de la Chiquitanía boliviana, cerca de la frontera con Paraguay y Brasil, es fuente de pequeños grandes músicos de cuerda que, fruto de las reminiscencias del periodo de las misiones jesuíticas, mantienen inalienable su pasión por la música barroca del siglo XVII.

--- Pese a estar muy apartada de cualquier centro urbano, la localidad de Santiago de Chiquitos es un ejemplo claro de lo que significa la música para estas comunidades.

--- Más de 300 niños se acercan cada día, en turnos de mañana y tarde, para afinar sus instrumentos de cuerda y tocar, tocar y tocar. Sus profesores, antiguos alumnos del mismo centro, se desviven por ellos.

Y, aunque vuelva a extrañar, no hace falta ir a los principales centros culturales del viejo continente. La remota región de la Chiquitanía boliviana, cerca de la frontera con Paraguay y Brasil, es fuente de pequeños grandes músicos de cuerda que, fruto de las reminiscencias del periodo de las misiones jesuíticas,...

Bach, Pachelbel y Vivaldi. Para los entendidos, son tres grandes nombres del barroco musical europeo que se pueden escuchar en salas de Viena o Milán. Lo que muchos no conocen es que, además de reconocidas orquestras de todo el mundo, chiquillos bolivianos de poca edad consiguen emocionar con interpretaciones de las mejores obras barrocas de esos compositores.

DESTACADOS:.

--- La remota región de la Chiquitanía boliviana, cerca de la frontera con Paraguay y Brasil, es fuente de pequeños grandes músicos de cuerda que, fruto de las reminiscencias del periodo de las misiones jesuíticas, mantienen inalienable su pasión por la música barroca del siglo XVII.

--- Pese a estar muy apartada de cualquier centro urbano, la localidad de Santiago de Chiquitos es un ejemplo claro de lo que significa la música para estas comunidades.

--- Más de 300 niños se acercan cada día, en turnos de mañana y tarde, para afinar sus instrumentos de cuerda y tocar, tocar y tocar. Sus profesores, antiguos alumnos del mismo centro, se desviven por ellos.

Y, aunque vuelva a extrañar, no hace falta ir a los principales centros culturales del viejo continente. La remota región de la Chiquitanía boliviana, cerca de la frontera con Paraguay y Brasil, es fuente de pequeños grandes músicos de cuerda que, fruto de las reminiscencias del periodo de las misiones jesuíticas,...

Bach, Pachelbel y Vivaldi. Para los entendidos, son tres grandes nombres del barroco musical europeo que se pueden escuchar en salas de Viena o Milán. Lo que muchos no conocen es que, además de reconocidas orquestras de todo el mundo, chiquillos bolivianos de poca edad consiguen emocionar con interpretaciones de las mejores obras barrocas de esos compositores.

DESTACADOS:.

--- La remota región de la Chiquitanía boliviana, cerca de la frontera con Paraguay y Brasil, es fuente de pequeños grandes músicos de cuerda que, fruto de las reminiscencias del periodo de las misiones jesuíticas, mantienen inalienable su pasión por la música barroca del siglo XVII.

--- Pese a estar muy apartada de cualquier centro urbano, la localidad de Santiago de Chiquitos es un ejemplo claro de lo que significa la música para estas comunidades.

--- Más de 300 niños se acercan cada día, en turnos de mañana y tarde, para afinar sus instrumentos de cuerda y tocar, tocar y tocar. Sus profesores, antiguos alumnos del mismo centro, se desviven por ellos.

Y, aunque vuelva a extrañar, no hace falta ir a los principales centros culturales del viejo continente. La remota región de la Chiquitanía boliviana, cerca de la frontera con Paraguay y Brasil, es fuente de pequeños grandes músicos de cuerda que, fruto de las reminiscencias del periodo de las misiones jesuíticas,...

Bach, Pachelbel y Vivaldi. Para los entendidos, son tres grandes nombres del barroco musical europeo que se pueden escuchar en salas de Viena o Milán. Lo que muchos no conocen es que, además de reconocidas orquestras de todo el mundo, chiquillos bolivianos de poca edad consiguen emocionar con interpretaciones de las mejores obras barrocas de esos compositores.

DESTACADOS:.

--- La remota región de la Chiquitanía boliviana, cerca de la frontera con Paraguay y Brasil, es fuente de pequeños grandes músicos de cuerda que, fruto de las reminiscencias del periodo de las misiones jesuíticas, mantienen inalienable su pasión por la música barroca del siglo XVII.

--- Pese a estar muy apartada de cualquier centro urbano, la localidad de Santiago de Chiquitos es un ejemplo claro de lo que significa la música para estas comunidades.

--- Más de 300 niños se acercan cada día, en turnos de mañana y tarde, para afinar sus instrumentos de cuerda y tocar, tocar y tocar. Sus profesores, antiguos alumnos del mismo centro, se desviven por ellos.

Y, aunque vuelva a extrañar, no hace falta ir a los principales centros culturales del viejo continente. La remota región de la Chiquitanía boliviana, cerca de la frontera con Paraguay y Brasil, es fuente de pequeños grandes músicos de cuerda que, fruto de las reminiscencias del periodo de las misiones jesuíticas,...

Bach, Pachelbel y Vivaldi. Para los entendidos, son tres grandes nombres del barroco musical europeo que se pueden escuchar en salas de Viena o Milán. Lo que muchos no conocen es que, además de reconocidas orquestras de todo el mundo, chiquillos bolivianos de poca edad consiguen emocionar con interpretaciones de las mejores obras barrocas de esos compositores.

DESTACADOS:.

--- La remota región de la Chiquitanía boliviana, cerca de la frontera con Paraguay y Brasil, es fuente de pequeños grandes músicos de cuerda que, fruto de las reminiscencias del periodo de las misiones jesuíticas, mantienen inalienable su pasión por la música barroca del siglo XVII.

--- Pese a estar muy apartada de cualquier centro urbano, la localidad de Santiago de Chiquitos es un ejemplo claro de lo que significa la música para estas comunidades.

--- Más de 300 niños se acercan cada día, en turnos de mañana y tarde, para afinar sus instrumentos de cuerda y tocar, tocar y tocar. Sus profesores, antiguos alumnos del mismo centro, se desviven por ellos.

Y, aunque vuelva a extrañar, no hace falta ir a los principales centros culturales del viejo continente. La remota región de la Chiquitanía boliviana, cerca de la frontera con Paraguay y Brasil, es fuente de pequeños grandes músicos de cuerda que, fruto de las reminiscencias del periodo de las misiones jesuíticas,...

Contenidos del Reportaje:

<
>

Vista de una clase de la orquesta infantil de San José de Chiquitos

Ancianos de la población de Chochis, en la región de la Chiquitanía boliviana, tocan sus instrumentos tradicionales en una festividad local

Imagen general de una actuación de la orquesta de Santiago de Chiquitos.

Vista del primer violín de la orquesta juvenil de Santa Ana de Velasco, durante un concierto dentro del Festival de Temporada de agosto de 2010

Orlando, anciano de Santiago de Chiquitos, toca su violín en la plaza principal de esa población.

Niños de San José de Chiquitos practican antes de entrar a sus clases de violín.

Niños de San José de Chiquitos tocan sus instrumentos de cuerda durante una de sus clases de música.

Niños de San José de Chiquitos practican antes de entrar a sus clases de violín.

Sugerencias de Producto

Texto
Efedata
Vídeo
EFE VÍDEO
Texto
Texto internacional general para España
Foto
Gráfico Galicia
Foto
Fototeca
Vídeo
EFE VÍDEO Internacional para España
Texto
EFECOM
Foto
Gráfico Cataluña