Reportaje

22/04/2010 12:00 (UTC)

CINE

Morir o reír, ésa es la cuestión

¿Hay algo más bochornoso que reirse en un entierro? Efectivamente, hay combinaciones que no están bien vistas en la vida real pero arrastran a miles de espectadores al cine. Sin ser plato de buen gusto fuera de la pantalla, unir muerte y humor es una disciplina en la que han destacado grandes películas como "El verdugo", de Luis García Berlanga, "Arsenic and Old Lace", de Frank Capra, o, ahora de estreno, "Death at a Funeral", del siempre ácido Neil LaBute.

DESTACADOS:

-- "Death at a Funeral" es un temprano remake de una película que hace tres años dirigió Frank Oz, ahora enfocada a un público distinto: esta vez el humor negro estará interpretado por actores de ese mismo color.

-- Inglaterra, gracias al humor siempre presente en el suspense de Alfred Hitchcock o en las inolvidables comedias de los estudios Ealing como "The Ladykillers" y "Kind Hearts and Coronets", en la que Alec Guinness interpretaba a ocho personajes.

-- La comedia en español también ha encontrado en la muerte una musa: "El verdugo", "Ensayo de un crimen" y "Guantanamera" dan buen fe de ello.

La muerte, como destino inevitable de cualquier ser humano, ha sido desde siempre uno de los ejes fundamentales del arte. El psicoanálisis vinculaba a Eros y Tánatos, la pulsión sexual unida a la mortal. Pero mientras lo más habitual ha sido relacionarla con la tragedia, la pérdida o la destrucción, la irreverencia ha encontrado todo un filón en el humor negro, en incorrección...

¿Hay algo más bochornoso que reirse en un entierro? Efectivamente, hay combinaciones que no están bien vistas en la vida real pero arrastran a miles de espectadores al cine. Sin ser plato de buen gusto fuera de la pantalla, unir muerte y humor es una disciplina en la que han destacado grandes películas como "El verdugo", de Luis García Berlanga, "Arsenic and Old Lace", de Frank Capra, o, ahora de estreno, "Death at a Funeral", del siempre ácido Neil LaBute.

DESTACADOS:

-- "Death at a Funeral" es un temprano remake de una película que hace tres años dirigió Frank Oz, ahora enfocada a un público distinto: esta vez el humor negro estará interpretado por actores de ese mismo color.

-- Inglaterra, gracias al humor siempre presente en el suspense de Alfred Hitchcock o en las inolvidables comedias de los estudios Ealing como "The Ladykillers" y "Kind Hearts and Coronets", en la que Alec Guinness interpretaba a ocho personajes.

-- La comedia en español también ha encontrado en la muerte una musa: "El verdugo", "Ensayo de un crimen" y "Guantanamera" dan buen fe de ello.

La muerte, como destino inevitable de cualquier ser humano, ha sido desde siempre uno de los ejes fundamentales del arte. El psicoanálisis vinculaba a Eros y Tánatos, la pulsión sexual unida a la mortal. Pero mientras lo más habitual ha sido relacionarla con la tragedia, la pérdida o la destrucción, la irreverencia ha encontrado todo un filón en el humor negro, en incorrección...

¿Hay algo más bochornoso que reirse en un entierro? Efectivamente, hay combinaciones que no están bien vistas en la vida real pero arrastran a miles de espectadores al cine. Sin ser plato de buen gusto fuera de la pantalla, unir muerte y humor es una disciplina en la que han destacado grandes películas como "El verdugo", de Luis García Berlanga, "Arsenic and Old Lace", de Frank Capra, o, ahora de estreno, "Death at a Funeral", del siempre ácido Neil LaBute.

DESTACADOS:

-- "Death at a Funeral" es un temprano remake de una película que hace tres años dirigió Frank Oz, ahora enfocada a un público distinto: esta vez el humor negro estará interpretado por actores de ese mismo color.

-- Inglaterra, gracias al humor siempre presente en el suspense de Alfred Hitchcock o en las inolvidables comedias de los estudios Ealing como "The Ladykillers" y "Kind Hearts and Coronets", en la que Alec Guinness interpretaba a ocho personajes.

-- La comedia en español también ha encontrado en la muerte una musa: "El verdugo", "Ensayo de un crimen" y "Guantanamera" dan buen fe de ello.

La muerte, como destino inevitable de cualquier ser humano, ha sido desde siempre uno de los ejes fundamentales del arte. El psicoanálisis vinculaba a Eros y Tánatos, la pulsión sexual unida a la mortal. Pero mientras lo más habitual ha sido relacionarla con la tragedia, la pérdida o la destrucción, la irreverencia ha encontrado todo un filón en el humor negro, en incorrección...

¿Hay algo más bochornoso que reirse en un entierro? Efectivamente, hay combinaciones que no están bien vistas en la vida real pero arrastran a miles de espectadores al cine. Sin ser plato de buen gusto fuera de la pantalla, unir muerte y humor es una disciplina en la que han destacado grandes películas como "El verdugo", de Luis García Berlanga, "Arsenic and Old Lace", de Frank Capra, o, ahora de estreno, "Death at a Funeral", del siempre ácido Neil LaBute.

DESTACADOS:

-- "Death at a Funeral" es un temprano remake de una película que hace tres años dirigió Frank Oz, ahora enfocada a un público distinto: esta vez el humor negro estará interpretado por actores de ese mismo color.

-- Inglaterra, gracias al humor siempre presente en el suspense de Alfred Hitchcock o en las inolvidables comedias de los estudios Ealing como "The Ladykillers" y "Kind Hearts and Coronets", en la que Alec Guinness interpretaba a ocho personajes.

-- La comedia en español también ha encontrado en la muerte una musa: "El verdugo", "Ensayo de un crimen" y "Guantanamera" dan buen fe de ello.

La muerte, como destino inevitable de cualquier ser humano, ha sido desde siempre uno de los ejes fundamentales del arte. El psicoanálisis vinculaba a Eros y Tánatos, la pulsión sexual unida a la mortal. Pero mientras lo más habitual ha sido relacionarla con la tragedia, la pérdida o la destrucción, la irreverencia ha encontrado todo un filón en el humor negro, en incorrección...

Contenidos del Reportaje:

<
>

Chris Rock y Martin Lawrence. Humor negro protagonizado por actores negros en la película actual "Death at a Funeral"

Cary Grant burló a la muerte en "North by Northwest", pero se burló de ella en "Arsenic and Old Lace", el clásico de Frank Capra en el que dos ancianas deciden envenenar por compasión a sus vecinos más solitarios.

Alec Guinness supo capear con su flema británica el mal gusto de reirse de la muerte al interpretar nada menos que ocho personajes en "Kind Hearts and Coronets".

José Isbert era "El verdugo" en la célebre comedia negra de Luis García Berlanga, e intentaba pasar el testigo a su yerno Nino Manfredi.

Sugerencias de Producto

Texto
Texto deportes general España
Foto
Servicio Gráfico General España
Vídeo
EFE VÍDEO
Multimedia
Contenidos digitales general multimedia con vídeo España
Vídeo
EFE VÍDEO Internacional para España
Texto
Texto internacional general para España
Foto
Gráfico Galicia
Vídeo
EFE VÍDEO España