Reportaje

15/05/2002 12:00 (UTC)

GENTE

Michael J. Fox, el ex niño prodigio cumple 40 años 3/3

  • Fecha: 15/05/2002 12:00 (UTC)
  • Autor: Roberto Cazorla
  • Fotos: 3
  • Palabras: 1049
  • Referencia: 4000005084

Pese a su enfermedad, mantiene una sonrisa aniñada, rostro infantil, flequillo rebelde y el aspecto de un chiquillo que acaba de descender de su patinete con las rodillas llenas de moratones. En 1988 contrajo matrimonio con la actriz Tracy Pollan (que trabajó con él en la serie "Family ties"), son padres de tres hijos y a finales de 2002, nacerá el cuarto

Pese a su enfermedad, Michael J. Fox, mantiene una sonrisa aniñada, rostro infantil, flequillo rebelde y el aspecto de un chiquillo que acaba de descender de su patinete con las rodillas llenas de moratones.

"Las apariencias engañan –dijo-, pues ya tengo 40 años. Lo que podría haber sido una mala jugada del destino –un destino travieso empeñado en no dejarme crecer, en conservarme como un Peter Pan de carne y hueso- ha sido la clave de mi éxito".

Sin dejarse acomplejar por su corta estatura, o por sus hoyuelos adolescentes, supo explotar su imagen de eterno jovencito. El resultado, amén de incluir un sinfín de premios y la catalogación unánime de ser uno de los mejores jóvenes actores del panorama estadounidense, se tradujo sobre todo en los millones de dólares que hizo ganar a las productoras de sus películas.

Después de una pausa en el cine que duró dos años, regresó para rodar en 1993 "For love or money". Y, al año siguiente, junto a Madonna y Lou Reed, filmó "Blue in the face",...

  • Fecha: 15/05/2002 12:00 (UTC)
  • Autor: Roberto Cazorla
  • Fotos: 3
  • Palabras: 1049
  • Referencia: 4000005084

Pese a su enfermedad, mantiene una sonrisa aniñada, rostro infantil, flequillo rebelde y el aspecto de un chiquillo que acaba de descender de su patinete con las rodillas llenas de moratones. En 1988 contrajo matrimonio con la actriz Tracy Pollan (que trabajó con él en la serie "Family ties"), son padres de tres hijos y a finales de 2002, nacerá el cuarto

Pese a su enfermedad, Michael J. Fox, mantiene una sonrisa aniñada, rostro infantil, flequillo rebelde y el aspecto de un chiquillo que acaba de descender de su patinete con las rodillas llenas de moratones.

"Las apariencias engañan –dijo-, pues ya tengo 40 años. Lo que podría haber sido una mala jugada del destino –un destino travieso empeñado en no dejarme crecer, en conservarme como un Peter Pan de carne y hueso- ha sido la clave de mi éxito".

Sin dejarse acomplejar por su corta estatura, o por sus hoyuelos adolescentes, supo explotar su imagen de eterno jovencito. El resultado, amén de incluir un sinfín de premios y la catalogación unánime de ser uno de los mejores jóvenes actores del panorama estadounidense, se tradujo sobre todo en los millones de dólares que hizo ganar a las productoras de sus películas.

Después de una pausa en el cine que duró dos años, regresó para rodar en 1993 "For love or money". Y, al año siguiente, junto a Madonna y Lou Reed, filmó "Blue in the face",...

  • Fecha: 15/05/2002 12:00 (UTC)
  • Autor: Roberto Cazorla
  • Fotos: 3
  • Palabras: 1049
  • Referencia: 4000005084

Pese a su enfermedad, mantiene una sonrisa aniñada, rostro infantil, flequillo rebelde y el aspecto de un chiquillo que acaba de descender de su patinete con las rodillas llenas de moratones. En 1988 contrajo matrimonio con la actriz Tracy Pollan (que trabajó con él en la serie "Family ties"), son padres de tres hijos y a finales de 2002, nacerá el cuarto

Pese a su enfermedad, Michael J. Fox, mantiene una sonrisa aniñada, rostro infantil, flequillo rebelde y el aspecto de un chiquillo que acaba de descender de su patinete con las rodillas llenas de moratones.

"Las apariencias engañan –dijo-, pues ya tengo 40 años. Lo que podría haber sido una mala jugada del destino –un destino travieso empeñado en no dejarme crecer, en conservarme como un Peter Pan de carne y hueso- ha sido la clave de mi éxito".

Sin dejarse acomplejar por su corta estatura, o por sus hoyuelos adolescentes, supo explotar su imagen de eterno jovencito. El resultado, amén de incluir un sinfín de premios y la catalogación unánime de ser uno de los mejores jóvenes actores del panorama estadounidense, se tradujo sobre todo en los millones de dólares que hizo ganar a las productoras de sus películas.

Después de una pausa en el cine que duró dos años, regresó para rodar en 1993 "For love or money". Y, al año siguiente, junto a Madonna y Lou Reed, filmó "Blue in the face",...

Contenidos del Reportaje:

<
>

Sugerencias de Producto

Texto
Efedata
Foto
Gráfico deportes España
Texto
Texto Andalucía
Vídeo
EFE VÍDEO España
Foto
Gráfico Cataluña
Texto
EFECOM
Texto
Texto España
Foto
Fototeca