Reportaje

27/06/2003 12:00 (UTC)

GALERÍA DE ARTE

Max Aub y el pintor cubista que nunca existió

  • Fecha: 27/06/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Desconocido
  • Fotos: 7
  • Palabras: 2384
  • Referencia: 4000008456

En 1958, Max Aub dio a conocer en México la vida y la obra de Jusep Torres Campalans, al quien vinculó al nacimiento del cubismo, junto con Braque y Picasso. La crítica quedó desconcertada. En diversos países hubo periódicos que comentaron la obra del pintor que nunca existió. Fue una genial broma de Max Aub, de quien, este año, se celebra el centenario de su nacimiento.

El propio escritor hizo algunos cuadros cubistas para “documentar” todo su trabajo sobre el memorable genio imaginario de la pintura. Uno de sus nietos, sentado en sus rodillas, le ayudaba también a colorear las creaciones, según reveló Elena Aub, hija del gran intelectual.

Torres Campalans –según el invento de Max Aub- era un vanguardista intuitivo y perspicaz que admiraba a Picasso y detestaba a Juan Gris, explica la biografía de este ser imaginario, en la que se encuentran también bibliografías, cronologías y fotografías del artista.

En el libro de Max Aub figuran sendas conversaciones mantenidas con el artista en Chiapas, retiro donde vivía el desconocido genio del cubismo. Otro capítulo genial es el llamado “Cuaderno verde”, serie de apuntes y pensamientos escritos por Campalans de 1906 a 1914, fecha de su retiro. En el libro de Torres aparecían asimismo fotografías de sus pinturas y el catálogo realizado por el joven (e imaginario) crítico Richard Town, hecho en 1942 para una...

  • Fecha: 27/06/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Desconocido
  • Fotos: 7
  • Palabras: 2384
  • Referencia: 4000008456

En 1958, Max Aub dio a conocer en México la vida y la obra de Jusep Torres Campalans, al quien vinculó al nacimiento del cubismo, junto con Braque y Picasso. La crítica quedó desconcertada. En diversos países hubo periódicos que comentaron la obra del pintor que nunca existió. Fue una genial broma de Max Aub, de quien, este año, se celebra el centenario de su nacimiento.

El propio escritor hizo algunos cuadros cubistas para “documentar” todo su trabajo sobre el memorable genio imaginario de la pintura. Uno de sus nietos, sentado en sus rodillas, le ayudaba también a colorear las creaciones, según reveló Elena Aub, hija del gran intelectual.

Torres Campalans –según el invento de Max Aub- era un vanguardista intuitivo y perspicaz que admiraba a Picasso y detestaba a Juan Gris, explica la biografía de este ser imaginario, en la que se encuentran también bibliografías, cronologías y fotografías del artista.

En el libro de Max Aub figuran sendas conversaciones mantenidas con el artista en Chiapas, retiro donde vivía el desconocido genio del cubismo. Otro capítulo genial es el llamado “Cuaderno verde”, serie de apuntes y pensamientos escritos por Campalans de 1906 a 1914, fecha de su retiro. En el libro de Torres aparecían asimismo fotografías de sus pinturas y el catálogo realizado por el joven (e imaginario) crítico Richard Town, hecho en 1942 para una...

  • Fecha: 27/06/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Desconocido
  • Fotos: 7
  • Palabras: 2384
  • Referencia: 4000008456

En 1958, Max Aub dio a conocer en México la vida y la obra de Jusep Torres Campalans, al quien vinculó al nacimiento del cubismo, junto con Braque y Picasso. La crítica quedó desconcertada. En diversos países hubo periódicos que comentaron la obra del pintor que nunca existió. Fue una genial broma de Max Aub, de quien, este año, se celebra el centenario de su nacimiento.

El propio escritor hizo algunos cuadros cubistas para “documentar” todo su trabajo sobre el memorable genio imaginario de la pintura. Uno de sus nietos, sentado en sus rodillas, le ayudaba también a colorear las creaciones, según reveló Elena Aub, hija del gran intelectual.

Torres Campalans –según el invento de Max Aub- era un vanguardista intuitivo y perspicaz que admiraba a Picasso y detestaba a Juan Gris, explica la biografía de este ser imaginario, en la que se encuentran también bibliografías, cronologías y fotografías del artista.

En el libro de Max Aub figuran sendas conversaciones mantenidas con el artista en Chiapas, retiro donde vivía el desconocido genio del cubismo. Otro capítulo genial es el llamado “Cuaderno verde”, serie de apuntes y pensamientos escritos por Campalans de 1906 a 1914, fecha de su retiro. En el libro de Torres aparecían asimismo fotografías de sus pinturas y el catálogo realizado por el joven (e imaginario) crítico Richard Town, hecho en 1942 para una...

  • Fecha: 27/06/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Desconocido
  • Fotos: 7
  • Palabras: 2384
  • Referencia: 4000008456

En 1958, Max Aub dio a conocer en México la vida y la obra de Jusep Torres Campalans, al quien vinculó al nacimiento del cubismo, junto con Braque y Picasso. La crítica quedó desconcertada. En diversos países hubo periódicos que comentaron la obra del pintor que nunca existió. Fue una genial broma de Max Aub, de quien, este año, se celebra el centenario de su nacimiento.

El propio escritor hizo algunos cuadros cubistas para “documentar” todo su trabajo sobre el memorable genio imaginario de la pintura. Uno de sus nietos, sentado en sus rodillas, le ayudaba también a colorear las creaciones, según reveló Elena Aub, hija del gran intelectual.

Torres Campalans –según el invento de Max Aub- era un vanguardista intuitivo y perspicaz que admiraba a Picasso y detestaba a Juan Gris, explica la biografía de este ser imaginario, en la que se encuentran también bibliografías, cronologías y fotografías del artista.

En el libro de Max Aub figuran sendas conversaciones mantenidas con el artista en Chiapas, retiro donde vivía el desconocido genio del cubismo. Otro capítulo genial es el llamado “Cuaderno verde”, serie de apuntes y pensamientos escritos por Campalans de 1906 a 1914, fecha de su retiro. En el libro de Torres aparecían asimismo fotografías de sus pinturas y el catálogo realizado por el joven (e imaginario) crítico Richard Town, hecho en 1942 para una...

  • Fecha: 27/06/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Desconocido
  • Fotos: 7
  • Palabras: 2384
  • Referencia: 4000008456

En 1958, Max Aub dio a conocer en México la vida y la obra de Jusep Torres Campalans, al quien vinculó al nacimiento del cubismo, junto con Braque y Picasso. La crítica quedó desconcertada. En diversos países hubo periódicos que comentaron la obra del pintor que nunca existió. Fue una genial broma de Max Aub, de quien, este año, se celebra el centenario de su nacimiento.

El propio escritor hizo algunos cuadros cubistas para “documentar” todo su trabajo sobre el memorable genio imaginario de la pintura. Uno de sus nietos, sentado en sus rodillas, le ayudaba también a colorear las creaciones, según reveló Elena Aub, hija del gran intelectual.

Torres Campalans –según el invento de Max Aub- era un vanguardista intuitivo y perspicaz que admiraba a Picasso y detestaba a Juan Gris, explica la biografía de este ser imaginario, en la que se encuentran también bibliografías, cronologías y fotografías del artista.

En el libro de Max Aub figuran sendas conversaciones mantenidas con el artista en Chiapas, retiro donde vivía el desconocido genio del cubismo. Otro capítulo genial es el llamado “Cuaderno verde”, serie de apuntes y pensamientos escritos por Campalans de 1906 a 1914, fecha de su retiro. En el libro de Torres aparecían asimismo fotografías de sus pinturas y el catálogo realizado por el joven (e imaginario) crítico Richard Town, hecho en 1942 para una...

  • Fecha: 27/06/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Desconocido
  • Fotos: 7
  • Palabras: 2384
  • Referencia: 4000008456

En 1958, Max Aub dio a conocer en México la vida y la obra de Jusep Torres Campalans, al quien vinculó al nacimiento del cubismo, junto con Braque y Picasso. La crítica quedó desconcertada. En diversos países hubo periódicos que comentaron la obra del pintor que nunca existió. Fue una genial broma de Max Aub, de quien, este año, se celebra el centenario de su nacimiento.

El propio escritor hizo algunos cuadros cubistas para “documentar” todo su trabajo sobre el memorable genio imaginario de la pintura. Uno de sus nietos, sentado en sus rodillas, le ayudaba también a colorear las creaciones, según reveló Elena Aub, hija del gran intelectual.

Torres Campalans –según el invento de Max Aub- era un vanguardista intuitivo y perspicaz que admiraba a Picasso y detestaba a Juan Gris, explica la biografía de este ser imaginario, en la que se encuentran también bibliografías, cronologías y fotografías del artista.

En el libro de Max Aub figuran sendas conversaciones mantenidas con el artista en Chiapas, retiro donde vivía el desconocido genio del cubismo. Otro capítulo genial es el llamado “Cuaderno verde”, serie de apuntes y pensamientos escritos por Campalans de 1906 a 1914, fecha de su retiro. En el libro de Torres aparecían asimismo fotografías de sus pinturas y el catálogo realizado por el joven (e imaginario) crítico Richard Town, hecho en 1942 para una...

  • Fecha: 27/06/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Desconocido
  • Fotos: 7
  • Palabras: 2384
  • Referencia: 4000008456

En 1958, Max Aub dio a conocer en México la vida y la obra de Jusep Torres Campalans, al quien vinculó al nacimiento del cubismo, junto con Braque y Picasso. La crítica quedó desconcertada. En diversos países hubo periódicos que comentaron la obra del pintor que nunca existió. Fue una genial broma de Max Aub, de quien, este año, se celebra el centenario de su nacimiento.

El propio escritor hizo algunos cuadros cubistas para “documentar” todo su trabajo sobre el memorable genio imaginario de la pintura. Uno de sus nietos, sentado en sus rodillas, le ayudaba también a colorear las creaciones, según reveló Elena Aub, hija del gran intelectual.

Torres Campalans –según el invento de Max Aub- era un vanguardista intuitivo y perspicaz que admiraba a Picasso y detestaba a Juan Gris, explica la biografía de este ser imaginario, en la que se encuentran también bibliografías, cronologías y fotografías del artista.

En el libro de Max Aub figuran sendas conversaciones mantenidas con el artista en Chiapas, retiro donde vivía el desconocido genio del cubismo. Otro capítulo genial es el llamado “Cuaderno verde”, serie de apuntes y pensamientos escritos por Campalans de 1906 a 1914, fecha de su retiro. En el libro de Torres aparecían asimismo fotografías de sus pinturas y el catálogo realizado por el joven (e imaginario) crítico Richard Town, hecho en 1942 para una...

Contenidos del Reportaje:

<
>

Marin Pêcheur, tan simplista como descarada, una de las obras del imaginario Torres Campalans.

Max Aub recurrió a formas simples y geométricas para crear un universo cubista para su pintor inventado, como en este cuadro de Torres Campalans, titulado Jarra.

Unas tiras verticales de periódicos, pintadas de gris, sirven para crear esta visión nocturna.

El nieto de Max Aub le ayudó a colorear estas obras del imaginario creador cubista ideado por el escritor.

La primera edición de Torres Campalans en Francés.

.M. Bonet, director del Reina Sofía, y Elena Aub, hija de Max Aub, en la presentación de la obra

Las tres hermanas Aub(hijas de Max Aub), en la inauguración de la muestra del pintor Torres Campalans.

Sugerencias de Producto

Foto
Gráfico deportes España
Texto
Efedata
Vídeo
EFE VÍDEO Internacional para España
Texto
Texto Andalucía
Texto
Texto internacional general para España
Multimedia
Contenidos digitales general multimedia con vídeo España
Reportaje
Reportajes general España
Vídeo
EFE VÍDEO España