Reportaje

“MARCELINO, PAN Y VINO” PIERDE A SU PADRE

  • Fecha: 15/01/2002 12:00 (UTC)
  • Fotos: 3
  • Palabras: 889
  • Referencia: 4000004454

.

“Yo escribo para los niños historias que emocionan a los mayores. Me he propuesto escribir para el niño que vive en el hombre, de forma que si no les interesa a los padres, no habré conseguido importarle al niño”.

Por Sylvia Corona

Pocos periodistas y escritores tienen una carrera tan brillante y meritoria como la de José María Silva. Autor de uno de los clásicos de la literatura infantil, a los 90 años de edad ha dejado huérfano a ese niño llamado “Marcelino, pan y vino”, a causa de una infección respiratoria.

Nacido en Madrid el 11 de noviembre de 1911, José María Silva se quedó sin padres cuando todavía era un niño. Trabajó como repartidor de productos farmacéuticos, en un hotel, en sastrerías, y en una peluquería.

Se lanzó a la aventura literaria con 20 años e ingresó en la Escuela de Periodismo de “El Debate”. Como periodista, trabajó para la Agencia Logos y el diario “Arriba”; pasados los años, y cansado ya del periodismo activo, continuó vinculado a esta profesión como...

  • Fecha: 15/01/2002 12:00 (UTC)
  • Fotos: 3
  • Palabras: 889
  • Referencia: 4000004454

.

“Yo escribo para los niños historias que emocionan a los mayores. Me he propuesto escribir para el niño que vive en el hombre, de forma que si no les interesa a los padres, no habré conseguido importarle al niño”.

Por Sylvia Corona

Pocos periodistas y escritores tienen una carrera tan brillante y meritoria como la de José María Silva. Autor de uno de los clásicos de la literatura infantil, a los 90 años de edad ha dejado huérfano a ese niño llamado “Marcelino, pan y vino”, a causa de una infección respiratoria.

Nacido en Madrid el 11 de noviembre de 1911, José María Silva se quedó sin padres cuando todavía era un niño. Trabajó como repartidor de productos farmacéuticos, en un hotel, en sastrerías, y en una peluquería.

Se lanzó a la aventura literaria con 20 años e ingresó en la Escuela de Periodismo de “El Debate”. Como periodista, trabajó para la Agencia Logos y el diario “Arriba”; pasados los años, y cansado ya del periodismo activo, continuó vinculado a esta profesión como...

  • Fecha: 15/01/2002 12:00 (UTC)
  • Fotos: 3
  • Palabras: 889
  • Referencia: 4000004454

.

“Yo escribo para los niños historias que emocionan a los mayores. Me he propuesto escribir para el niño que vive en el hombre, de forma que si no les interesa a los padres, no habré conseguido importarle al niño”.

Por Sylvia Corona

Pocos periodistas y escritores tienen una carrera tan brillante y meritoria como la de José María Silva. Autor de uno de los clásicos de la literatura infantil, a los 90 años de edad ha dejado huérfano a ese niño llamado “Marcelino, pan y vino”, a causa de una infección respiratoria.

Nacido en Madrid el 11 de noviembre de 1911, José María Silva se quedó sin padres cuando todavía era un niño. Trabajó como repartidor de productos farmacéuticos, en un hotel, en sastrerías, y en una peluquería.

Se lanzó a la aventura literaria con 20 años e ingresó en la Escuela de Periodismo de “El Debate”. Como periodista, trabajó para la Agencia Logos y el diario “Arriba”; pasados los años, y cansado ya del periodismo activo, continuó vinculado a esta profesión como...

Contenidos del Reportaje:

<
>

Sugerencias de Producto

Texto
Texto internacional general para España
Texto
Texto Andalucía
Texto
Texto deportes general España
Reportaje
Reportajes general España
Foto
Gráfico deportes España
Vídeo
EFE VÍDEO España
Texto
Texto España
Foto
Servicio Gráfico General España