Reportaje

17/04/2001 12:00 (UTC)

LUIS MATEO DÍEZ: “LOS GANADORES SON POCO RECOMENDABLES MORALMENTE”

  • Fecha: 17/04/2001 12:00 (UTC)
  • Fotos: 3
  • Palabras: 2056
  • Referencia: 4000003202

---“Cuando se escribe una novela hay que saber qué sentido tiene y, sobre todo, qué destino tiene lo que quiere contar”

---“Me interesa contar con extrema naturalidad fábulas cada vez más complejas”

---“El escritor que quiere hacer literatura pura y dura hoy en día tiene que tenerlo claro para que no le lleven a donde uno no quiere ir”

---“No me interesa la idea del artista como gran sufridor o como gran conciencia de todos los demás. No me siento nada distante del resto de seres humanos por tener la capacidad para escribir”

Luis Mateo Díez (Villablino, León, 1942) es uno de esos escritores que no se contentan con la realidad y, pese a su formación literaria –con un firme basamento en los clásicos y las vanguardias, pero, si cabe, más aún en el mito y la leyenda propios de la tradición oral que tanto le influyó en su niñez-, creó hace ya años Celama, una comarca de idiosincrasia mítica donde ha ubicado sus novelas “El espíritu del páramo” (1996) y “La ruina del cielo” (1999), por la que el año pasado ganó el Premio de la Crítica en narrativa castellana (ya en 1987 fue distinguido con el Premio Nacional de Literatura y el año pasado recibió el de Narrativa). Esa particular zona geográfica que tiene construida y memorizada en su mente como si se tratara de un croquis al que sólo él tiene libre acceso sirve a Mateo Díez como localización para las que define como sus tres fábulas más extremas y que se reúnen en su nuevo libro, “El diablo meridiano”. Y es que, según explica en esta entrevista, eso es...

  • Fecha: 17/04/2001 12:00 (UTC)
  • Fotos: 3
  • Palabras: 2056
  • Referencia: 4000003202

---“Cuando se escribe una novela hay que saber qué sentido tiene y, sobre todo, qué destino tiene lo que quiere contar”

---“Me interesa contar con extrema naturalidad fábulas cada vez más complejas”

---“El escritor que quiere hacer literatura pura y dura hoy en día tiene que tenerlo claro para que no le lleven a donde uno no quiere ir”

---“No me interesa la idea del artista como gran sufridor o como gran conciencia de todos los demás. No me siento nada distante del resto de seres humanos por tener la capacidad para escribir”

Luis Mateo Díez (Villablino, León, 1942) es uno de esos escritores que no se contentan con la realidad y, pese a su formación literaria –con un firme basamento en los clásicos y las vanguardias, pero, si cabe, más aún en el mito y la leyenda propios de la tradición oral que tanto le influyó en su niñez-, creó hace ya años Celama, una comarca de idiosincrasia mítica donde ha ubicado sus novelas “El espíritu del páramo” (1996) y “La ruina del cielo” (1999), por la que el año pasado ganó el Premio de la Crítica en narrativa castellana (ya en 1987 fue distinguido con el Premio Nacional de Literatura y el año pasado recibió el de Narrativa). Esa particular zona geográfica que tiene construida y memorizada en su mente como si se tratara de un croquis al que sólo él tiene libre acceso sirve a Mateo Díez como localización para las que define como sus tres fábulas más extremas y que se reúnen en su nuevo libro, “El diablo meridiano”. Y es que, según explica en esta entrevista, eso es...

  • Fecha: 17/04/2001 12:00 (UTC)
  • Fotos: 3
  • Palabras: 2056
  • Referencia: 4000003202

---“Cuando se escribe una novela hay que saber qué sentido tiene y, sobre todo, qué destino tiene lo que quiere contar”

---“Me interesa contar con extrema naturalidad fábulas cada vez más complejas”

---“El escritor que quiere hacer literatura pura y dura hoy en día tiene que tenerlo claro para que no le lleven a donde uno no quiere ir”

---“No me interesa la idea del artista como gran sufridor o como gran conciencia de todos los demás. No me siento nada distante del resto de seres humanos por tener la capacidad para escribir”

Luis Mateo Díez (Villablino, León, 1942) es uno de esos escritores que no se contentan con la realidad y, pese a su formación literaria –con un firme basamento en los clásicos y las vanguardias, pero, si cabe, más aún en el mito y la leyenda propios de la tradición oral que tanto le influyó en su niñez-, creó hace ya años Celama, una comarca de idiosincrasia mítica donde ha ubicado sus novelas “El espíritu del páramo” (1996) y “La ruina del cielo” (1999), por la que el año pasado ganó el Premio de la Crítica en narrativa castellana (ya en 1987 fue distinguido con el Premio Nacional de Literatura y el año pasado recibió el de Narrativa). Esa particular zona geográfica que tiene construida y memorizada en su mente como si se tratara de un croquis al que sólo él tiene libre acceso sirve a Mateo Díez como localización para las que define como sus tres fábulas más extremas y que se reúnen en su nuevo libro, “El diablo meridiano”. Y es que, según explica en esta entrevista, eso es...

Contenidos del Reportaje:

<
>

Sugerencias de Producto

Foto
Gráfico Galicia
Foto
Gráfico deportes España
Foto
Servicio Gráfico General España
Multimedia
Contenidos digitales general multimedia con vídeo España
Texto
Texto internacional general para España
Vídeo
EFE VÍDEO España
Vídeo
EFE VÍDEO
Texto
Texto España