Reportaje

04/04/2003 12:00 (UTC)

DECORACIÓN

Lladró, de la artesanía al coleccionismo

  • Fecha: 04/04/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Inmaculada Tapia
  • Fotos: 5
  • Palabras: 835
  • Referencia: 4000007519

La empresa de figuras de porcelana nació como un pequeño taller artesano y ahora sus piezas son perseguidas por los coleccionistas. Sus diseños son objeto de falsificaciones como el patrón de cualquier diseñador exclusivo, una circunstancia que les enorgullece como sinónimo de prestigio. Cada temporada presentan una colección, y su desfile particular ha sido ahora en la feria del diseño y la decoración de Francfort.

Los orígenes de Lladró se remontan a un pequeño taller artesano, construido a mediados de los años 50 en Almácera, cerca de Valencia, impulsado por las inquietudes artísticas de tres hermanos: Juan, José y Vicente Lladró. Desde entonces han pasado 50 años, durante los cuales el negocio ha crecido de forma espectacular. La firma emplea a casi 2.500 personas, exporta a 120 países y poco a poco va llegando el relevo generacional a la dirección de la mano de los hijos de los fundadores. Las esculturas que antaño se fabricaban en barro nacen hoy en lo que llaman la Ciudad de la Porcelana, en un proceso que continúa siendo artesanal. Los creadores de la empresa resumen sus expectativas diciendo que “queremos que nuestras obras posean elegancia, que sean expresivas, que rezumen vida, que tengan sentimientos. Queremos que reflejen el lado bueno de la existencia, los valores positivos del ser humano, todo aquello que dignifica la vida". En el 2002, la empresa fue galardonada con el Premio...

  • Fecha: 04/04/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Inmaculada Tapia
  • Fotos: 5
  • Palabras: 835
  • Referencia: 4000007519

La empresa de figuras de porcelana nació como un pequeño taller artesano y ahora sus piezas son perseguidas por los coleccionistas. Sus diseños son objeto de falsificaciones como el patrón de cualquier diseñador exclusivo, una circunstancia que les enorgullece como sinónimo de prestigio. Cada temporada presentan una colección, y su desfile particular ha sido ahora en la feria del diseño y la decoración de Francfort.

Los orígenes de Lladró se remontan a un pequeño taller artesano, construido a mediados de los años 50 en Almácera, cerca de Valencia, impulsado por las inquietudes artísticas de tres hermanos: Juan, José y Vicente Lladró. Desde entonces han pasado 50 años, durante los cuales el negocio ha crecido de forma espectacular. La firma emplea a casi 2.500 personas, exporta a 120 países y poco a poco va llegando el relevo generacional a la dirección de la mano de los hijos de los fundadores. Las esculturas que antaño se fabricaban en barro nacen hoy en lo que llaman la Ciudad de la Porcelana, en un proceso que continúa siendo artesanal. Los creadores de la empresa resumen sus expectativas diciendo que “queremos que nuestras obras posean elegancia, que sean expresivas, que rezumen vida, que tengan sentimientos. Queremos que reflejen el lado bueno de la existencia, los valores positivos del ser humano, todo aquello que dignifica la vida". En el 2002, la empresa fue galardonada con el Premio...

  • Fecha: 04/04/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Inmaculada Tapia
  • Fotos: 5
  • Palabras: 835
  • Referencia: 4000007519

La empresa de figuras de porcelana nació como un pequeño taller artesano y ahora sus piezas son perseguidas por los coleccionistas. Sus diseños son objeto de falsificaciones como el patrón de cualquier diseñador exclusivo, una circunstancia que les enorgullece como sinónimo de prestigio. Cada temporada presentan una colección, y su desfile particular ha sido ahora en la feria del diseño y la decoración de Francfort.

Los orígenes de Lladró se remontan a un pequeño taller artesano, construido a mediados de los años 50 en Almácera, cerca de Valencia, impulsado por las inquietudes artísticas de tres hermanos: Juan, José y Vicente Lladró. Desde entonces han pasado 50 años, durante los cuales el negocio ha crecido de forma espectacular. La firma emplea a casi 2.500 personas, exporta a 120 países y poco a poco va llegando el relevo generacional a la dirección de la mano de los hijos de los fundadores. Las esculturas que antaño se fabricaban en barro nacen hoy en lo que llaman la Ciudad de la Porcelana, en un proceso que continúa siendo artesanal. Los creadores de la empresa resumen sus expectativas diciendo que “queremos que nuestras obras posean elegancia, que sean expresivas, que rezumen vida, que tengan sentimientos. Queremos que reflejen el lado bueno de la existencia, los valores positivos del ser humano, todo aquello que dignifica la vida". En el 2002, la empresa fue galardonada con el Premio...

  • Fecha: 04/04/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Inmaculada Tapia
  • Fotos: 5
  • Palabras: 835
  • Referencia: 4000007519

La empresa de figuras de porcelana nació como un pequeño taller artesano y ahora sus piezas son perseguidas por los coleccionistas. Sus diseños son objeto de falsificaciones como el patrón de cualquier diseñador exclusivo, una circunstancia que les enorgullece como sinónimo de prestigio. Cada temporada presentan una colección, y su desfile particular ha sido ahora en la feria del diseño y la decoración de Francfort.

Los orígenes de Lladró se remontan a un pequeño taller artesano, construido a mediados de los años 50 en Almácera, cerca de Valencia, impulsado por las inquietudes artísticas de tres hermanos: Juan, José y Vicente Lladró. Desde entonces han pasado 50 años, durante los cuales el negocio ha crecido de forma espectacular. La firma emplea a casi 2.500 personas, exporta a 120 países y poco a poco va llegando el relevo generacional a la dirección de la mano de los hijos de los fundadores. Las esculturas que antaño se fabricaban en barro nacen hoy en lo que llaman la Ciudad de la Porcelana, en un proceso que continúa siendo artesanal. Los creadores de la empresa resumen sus expectativas diciendo que “queremos que nuestras obras posean elegancia, que sean expresivas, que rezumen vida, que tengan sentimientos. Queremos que reflejen el lado bueno de la existencia, los valores positivos del ser humano, todo aquello que dignifica la vida". En el 2002, la empresa fue galardonada con el Premio...

  • Fecha: 04/04/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Inmaculada Tapia
  • Fotos: 5
  • Palabras: 835
  • Referencia: 4000007519

La empresa de figuras de porcelana nació como un pequeño taller artesano y ahora sus piezas son perseguidas por los coleccionistas. Sus diseños son objeto de falsificaciones como el patrón de cualquier diseñador exclusivo, una circunstancia que les enorgullece como sinónimo de prestigio. Cada temporada presentan una colección, y su desfile particular ha sido ahora en la feria del diseño y la decoración de Francfort.

Los orígenes de Lladró se remontan a un pequeño taller artesano, construido a mediados de los años 50 en Almácera, cerca de Valencia, impulsado por las inquietudes artísticas de tres hermanos: Juan, José y Vicente Lladró. Desde entonces han pasado 50 años, durante los cuales el negocio ha crecido de forma espectacular. La firma emplea a casi 2.500 personas, exporta a 120 países y poco a poco va llegando el relevo generacional a la dirección de la mano de los hijos de los fundadores. Las esculturas que antaño se fabricaban en barro nacen hoy en lo que llaman la Ciudad de la Porcelana, en un proceso que continúa siendo artesanal. Los creadores de la empresa resumen sus expectativas diciendo que “queremos que nuestras obras posean elegancia, que sean expresivas, que rezumen vida, que tengan sentimientos. Queremos que reflejen el lado bueno de la existencia, los valores positivos del ser humano, todo aquello que dignifica la vida". En el 2002, la empresa fue galardonada con el Premio...

Contenidos del Reportaje:

<
>

Pareja de enamorados.

Pieza romántica de mujer china.

Caballos de la colección de movimiento.

Pieza de la colección de movimiento.

Figura de la colección en movimiento.

Sugerencias de Producto

Reportaje
Reportajes general España
Texto
Texto deportes general España
Vídeo
EFE VÍDEO España
Texto
Texto España
Texto
Texto Andalucía
Texto
EFECOM
Foto
Fototeca
Foto
Gráfico Galicia