Reportaje

27/04/2011 12:00 (UTC)

Cultura

Las librerías de Nueva York se reciclan

Con el auge de los libros electrónicos, las librerías de la ciudad de los rascacielos se tienen que adaptar para sobrevivir. Organizar actividades o encuentros con autores son algunas de las fórmulas a las que estos establecimientos recurren.

DESTACADOS:.

--- El sector de los libros tradicionales pasa por un momento difícil por el auge en la venta de los electrónicos. Según datos de la asociación de editores norteamericanos, en febrero se vendieron más libros electrónicos que en papel, y en lo que va de año las ventas de libros electrónicos crecieron un 169,4 por ciento, respecto al mismo periodo de 2010, mientras que las de libros impresos descendieron un 24,8 por ciento.

--- Además de vender libros nuevos, usados, raros, dedicados o primeras ediciones, The Strand organiza charlas, debates y encuentros con escritores, siempre gratuitos, en su gran sede en Manhattan, un edificio entre Broadway y la calle 12 que ha servido de escenario para diversas películas, entre ellas “Tienes un e-mail”.

--- Para la portavoz de la librería Bluestockings: “la comunidad nos ve, no sólo como una tienda, también como un centro cultural, vienen para conocer a otra gente, para las actividades”. De momento, llevan más de una década en marcha...

Con el auge de los libros electrónicos, las librerías de la ciudad de los rascacielos se tienen que adaptar para sobrevivir. Organizar actividades o encuentros con autores son algunas de las fórmulas a las que estos establecimientos recurren.

DESTACADOS:.

--- El sector de los libros tradicionales pasa por un momento difícil por el auge en la venta de los electrónicos. Según datos de la asociación de editores norteamericanos, en febrero se vendieron más libros electrónicos que en papel, y en lo que va de año las ventas de libros electrónicos crecieron un 169,4 por ciento, respecto al mismo periodo de 2010, mientras que las de libros impresos descendieron un 24,8 por ciento.

--- Además de vender libros nuevos, usados, raros, dedicados o primeras ediciones, The Strand organiza charlas, debates y encuentros con escritores, siempre gratuitos, en su gran sede en Manhattan, un edificio entre Broadway y la calle 12 que ha servido de escenario para diversas películas, entre ellas “Tienes un e-mail”.

--- Para la portavoz de la librería Bluestockings: “la comunidad nos ve, no sólo como una tienda, también como un centro cultural, vienen para conocer a otra gente, para las actividades”. De momento, llevan más de una década en marcha...

Con el auge de los libros electrónicos, las librerías de la ciudad de los rascacielos se tienen que adaptar para sobrevivir. Organizar actividades o encuentros con autores son algunas de las fórmulas a las que estos establecimientos recurren.

DESTACADOS:.

--- El sector de los libros tradicionales pasa por un momento difícil por el auge en la venta de los electrónicos. Según datos de la asociación de editores norteamericanos, en febrero se vendieron más libros electrónicos que en papel, y en lo que va de año las ventas de libros electrónicos crecieron un 169,4 por ciento, respecto al mismo periodo de 2010, mientras que las de libros impresos descendieron un 24,8 por ciento.

--- Además de vender libros nuevos, usados, raros, dedicados o primeras ediciones, The Strand organiza charlas, debates y encuentros con escritores, siempre gratuitos, en su gran sede en Manhattan, un edificio entre Broadway y la calle 12 que ha servido de escenario para diversas películas, entre ellas “Tienes un e-mail”.

--- Para la portavoz de la librería Bluestockings: “la comunidad nos ve, no sólo como una tienda, también como un centro cultural, vienen para conocer a otra gente, para las actividades”. De momento, llevan más de una década en marcha...

Con el auge de los libros electrónicos, las librerías de la ciudad de los rascacielos se tienen que adaptar para sobrevivir. Organizar actividades o encuentros con autores son algunas de las fórmulas a las que estos establecimientos recurren.

DESTACADOS:.

--- El sector de los libros tradicionales pasa por un momento difícil por el auge en la venta de los electrónicos. Según datos de la asociación de editores norteamericanos, en febrero se vendieron más libros electrónicos que en papel, y en lo que va de año las ventas de libros electrónicos crecieron un 169,4 por ciento, respecto al mismo periodo de 2010, mientras que las de libros impresos descendieron un 24,8 por ciento.

--- Además de vender libros nuevos, usados, raros, dedicados o primeras ediciones, The Strand organiza charlas, debates y encuentros con escritores, siempre gratuitos, en su gran sede en Manhattan, un edificio entre Broadway y la calle 12 que ha servido de escenario para diversas películas, entre ellas “Tienes un e-mail”.

--- Para la portavoz de la librería Bluestockings: “la comunidad nos ve, no sólo como una tienda, también como un centro cultural, vienen para conocer a otra gente, para las actividades”. De momento, llevan más de una década en marcha...

Con el auge de los libros electrónicos, las librerías de la ciudad de los rascacielos se tienen que adaptar para sobrevivir. Organizar actividades o encuentros con autores son algunas de las fórmulas a las que estos establecimientos recurren.

DESTACADOS:.

--- El sector de los libros tradicionales pasa por un momento difícil por el auge en la venta de los electrónicos. Según datos de la asociación de editores norteamericanos, en febrero se vendieron más libros electrónicos que en papel, y en lo que va de año las ventas de libros electrónicos crecieron un 169,4 por ciento, respecto al mismo periodo de 2010, mientras que las de libros impresos descendieron un 24,8 por ciento.

--- Además de vender libros nuevos, usados, raros, dedicados o primeras ediciones, The Strand organiza charlas, debates y encuentros con escritores, siempre gratuitos, en su gran sede en Manhattan, un edificio entre Broadway y la calle 12 que ha servido de escenario para diversas películas, entre ellas “Tienes un e-mail”.

--- Para la portavoz de la librería Bluestockings: “la comunidad nos ve, no sólo como una tienda, también como un centro cultural, vienen para conocer a otra gente, para las actividades”. De momento, llevan más de una década en marcha...

Con el auge de los libros electrónicos, las librerías de la ciudad de los rascacielos se tienen que adaptar para sobrevivir. Organizar actividades o encuentros con autores son algunas de las fórmulas a las que estos establecimientos recurren.

DESTACADOS:.

--- El sector de los libros tradicionales pasa por un momento difícil por el auge en la venta de los electrónicos. Según datos de la asociación de editores norteamericanos, en febrero se vendieron más libros electrónicos que en papel, y en lo que va de año las ventas de libros electrónicos crecieron un 169,4 por ciento, respecto al mismo periodo de 2010, mientras que las de libros impresos descendieron un 24,8 por ciento.

--- Además de vender libros nuevos, usados, raros, dedicados o primeras ediciones, The Strand organiza charlas, debates y encuentros con escritores, siempre gratuitos, en su gran sede en Manhattan, un edificio entre Broadway y la calle 12 que ha servido de escenario para diversas películas, entre ellas “Tienes un e-mail”.

--- Para la portavoz de la librería Bluestockings: “la comunidad nos ve, no sólo como una tienda, también como un centro cultural, vienen para conocer a otra gente, para las actividades”. De momento, llevan más de una década en marcha...

Contenidos del Reportaje:

<
>

El pasado febrero, Borders, la segunda mayor cadena de librerías de Estados Unidos, se declaró en bancarrota, y ahora se encuentra en proceso de cerrar la tercera parte de las más de 650 tiendas con las que contaba.

El pasado febrero, Borders, la segunda mayor cadena de librerías de Estados Unidos, se declaró en bancarrota, y ahora se encuentra en proceso de cerrar la tercera parte de las más de 650 tiendas con las que contaba.

Pero no todas las librerías pueden permitirse fabricar sus propios lectores electrónicos, por lo que están desarrollando o potenciando otras características para sobrevivir. Es el caso de Bluestockings, una librería especializada en temas feministas y de izquierdas situada en el barrio neoyorquino de Lower East Side.

Bluestockings es una librería especializada en temas feministas y de izquierdas situada en el barrio neoyorquino de Lower East Side. Este local, de propiedad colectiva, cuenta con una cafetería y funciona además como un centro cultural que organiza charlas, proyecciones, lecturas y debates a los que se accede de forma gratuita o mediante una donación.

Aunque su dueña también subraye la idea de “comunidad” para amantes de los libros, The Strand es muy distinta a Bluestockings, y con dos centenares de empleados y un catálogo de más de dos millones de libros, no se puede considerar exactamente una pequeña tienda.

Este local nació en 2007, “un buen momento para abrir”, según dice una de sus copropietarias, Jessica Stockton, con una sonrisa amplia y sin sombra de ironía. La de alguien que ama vender libros, y que piensa seguir haciéndolo mucho tiempo, sea en papel o en archivos informáticos.

Sugerencias de Producto

Foto
Gráfico Galicia
Foto
Gráfico Cataluña
Multimedia
Contenidos digitales general multimedia con vídeo España
Reportaje
Reportajes general España
Foto
Servicio Gráfico General España
Texto
EFECOM
Texto
Texto deportes general España
Foto
Fototeca