Reportaje

22/08/2001 12:00 (UTC)

“A. I.”: KUBRICK A LA MANERA DE SPIELBERG

  • Fecha: 22/08/2001 12:00 (UTC)
  • Fotos: 3
  • Palabras: 1142
  • Referencia: 4000003772

--- “En los años 80, Kubrick me confió una historia absolutamente hermosa que resultó imposible de olvidar -relata Spielberg-. Creo que era la cuidadosa combinación de ciencia y humanidad lo que me hacía estar deseoso de que Stanley la contara, y después de que él se fuera, me llevó a querer contarla por él”

--- Spielberg solo puso una condición: que el estreno tuviese lugar en 2001, como parte del homenaje a su maestro y amigo. Así, tras rodar “Salvad al soldado Ryan” dedicó los dos años siguientes a preparar casi en exclusiva el proyecto de “A. I”, aunque también tuvo tiempo para firmar el mayor contrato de la historia de Hollywood para un productor, por el que se llevará la mitad de lo recaudado en taquilla por “Parque Jurásico III”

--- El director norteamericano escribió también el guión, un proceso que recuerda “como si me arrancaran las muelas del juicio una y otra vez, porque Stanley estaba sentado en el asiento detrás de mí diciendo, ‘No, no hagas eso!. Tenía la sensación de que estaba siendo aconsejado por un fantasma”

Dos supertalentos del cine se unieron en la idea común de “A. I.” (Inteligencia Artificial, en sus siglas en inglés), que llega ahora a las pantallas de todo el mundo. “Stanley tenía ya los títulos de crédito en la cabeza: una producción de Stanley Kubrick para una película dirigida por Steven Spielberg”, recuerda el autor de “E. T.”.

Kubrick, fallecido en 1999, había pasado casi dos décadas madurando la idea para una película sobre un mundo en que los recursos naturales son limitados y existe un robot para todas las necesidades humanas, incluidas las del amor. Así se crea a David (Haley Joel Osmet), el primer niño robótico programado para amar, que se entrega a una pareja (los actores Sam Robards y Frances O´Connor), cuyo hijo tiene una enfermedad terminal.

Pero el niño robot no encaja muy bien en su familia adoptiva, la abandona y, acompañado por su osito de peluche y ayudado por un robot “gigoló” (Jude Law), iniciará una búsqueda de su verdadero lugar en el mundo.

La historia,...

  • Fecha: 22/08/2001 12:00 (UTC)
  • Fotos: 3
  • Palabras: 1142
  • Referencia: 4000003772

--- “En los años 80, Kubrick me confió una historia absolutamente hermosa que resultó imposible de olvidar -relata Spielberg-. Creo que era la cuidadosa combinación de ciencia y humanidad lo que me hacía estar deseoso de que Stanley la contara, y después de que él se fuera, me llevó a querer contarla por él”

--- Spielberg solo puso una condición: que el estreno tuviese lugar en 2001, como parte del homenaje a su maestro y amigo. Así, tras rodar “Salvad al soldado Ryan” dedicó los dos años siguientes a preparar casi en exclusiva el proyecto de “A. I”, aunque también tuvo tiempo para firmar el mayor contrato de la historia de Hollywood para un productor, por el que se llevará la mitad de lo recaudado en taquilla por “Parque Jurásico III”

--- El director norteamericano escribió también el guión, un proceso que recuerda “como si me arrancaran las muelas del juicio una y otra vez, porque Stanley estaba sentado en el asiento detrás de mí diciendo, ‘No, no hagas eso!. Tenía la sensación de que estaba siendo aconsejado por un fantasma”

Dos supertalentos del cine se unieron en la idea común de “A. I.” (Inteligencia Artificial, en sus siglas en inglés), que llega ahora a las pantallas de todo el mundo. “Stanley tenía ya los títulos de crédito en la cabeza: una producción de Stanley Kubrick para una película dirigida por Steven Spielberg”, recuerda el autor de “E. T.”.

Kubrick, fallecido en 1999, había pasado casi dos décadas madurando la idea para una película sobre un mundo en que los recursos naturales son limitados y existe un robot para todas las necesidades humanas, incluidas las del amor. Así se crea a David (Haley Joel Osmet), el primer niño robótico programado para amar, que se entrega a una pareja (los actores Sam Robards y Frances O´Connor), cuyo hijo tiene una enfermedad terminal.

Pero el niño robot no encaja muy bien en su familia adoptiva, la abandona y, acompañado por su osito de peluche y ayudado por un robot “gigoló” (Jude Law), iniciará una búsqueda de su verdadero lugar en el mundo.

La historia,...

  • Fecha: 22/08/2001 12:00 (UTC)
  • Fotos: 3
  • Palabras: 1142
  • Referencia: 4000003772

--- “En los años 80, Kubrick me confió una historia absolutamente hermosa que resultó imposible de olvidar -relata Spielberg-. Creo que era la cuidadosa combinación de ciencia y humanidad lo que me hacía estar deseoso de que Stanley la contara, y después de que él se fuera, me llevó a querer contarla por él”

--- Spielberg solo puso una condición: que el estreno tuviese lugar en 2001, como parte del homenaje a su maestro y amigo. Así, tras rodar “Salvad al soldado Ryan” dedicó los dos años siguientes a preparar casi en exclusiva el proyecto de “A. I”, aunque también tuvo tiempo para firmar el mayor contrato de la historia de Hollywood para un productor, por el que se llevará la mitad de lo recaudado en taquilla por “Parque Jurásico III”

--- El director norteamericano escribió también el guión, un proceso que recuerda “como si me arrancaran las muelas del juicio una y otra vez, porque Stanley estaba sentado en el asiento detrás de mí diciendo, ‘No, no hagas eso!. Tenía la sensación de que estaba siendo aconsejado por un fantasma”

Dos supertalentos del cine se unieron en la idea común de “A. I.” (Inteligencia Artificial, en sus siglas en inglés), que llega ahora a las pantallas de todo el mundo. “Stanley tenía ya los títulos de crédito en la cabeza: una producción de Stanley Kubrick para una película dirigida por Steven Spielberg”, recuerda el autor de “E. T.”.

Kubrick, fallecido en 1999, había pasado casi dos décadas madurando la idea para una película sobre un mundo en que los recursos naturales son limitados y existe un robot para todas las necesidades humanas, incluidas las del amor. Así se crea a David (Haley Joel Osmet), el primer niño robótico programado para amar, que se entrega a una pareja (los actores Sam Robards y Frances O´Connor), cuyo hijo tiene una enfermedad terminal.

Pero el niño robot no encaja muy bien en su familia adoptiva, la abandona y, acompañado por su osito de peluche y ayudado por un robot “gigoló” (Jude Law), iniciará una búsqueda de su verdadero lugar en el mundo.

La historia,...

Contenidos del Reportaje:

<
>

Sugerencias de Producto

Multimedia
Contenidos digitales general multimedia con vídeo España
Foto
Fototeca
Foto
Gráfico Galicia
Texto
EFECOM
Texto
Texto Andalucía
Foto
Gráfico deportes España
Texto
Texto deportes general España
Reportaje
Reportajes general España