Reportaje

22/09/2003 12:00 (UTC)

GENTE/FAMOSOS

Julio Iglesias, 60 años de un seductor

  • Fecha: 22/09/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Inmaculada Tapia
  • Fotos: 10
  • Palabras: 1412
  • Referencia: 4000009390

Sus canciones se escuchan en los lugares más recónditos del mundo y los discos que ha vendido se cuentan por millones. Su estrella de la fama brilla en el suelo de Hollywood Boulevard. Quería ser futbolista y llena estadios de fútbol con su música. Tiene siete hijos, pero aún le sigue pidiendo más a la vida.

Un grave accidente de automóvil cambió su vida, y pasó de ser portero del Real Madrid a deambular por los pasillos de un hospital con una delicada lesión en la columna vertebral, que le mantuvo durante un año y medio casi paralítico. Un enfermero dio con la solución a tantos meses de soledad regalándole una guitarra, su mejor compañera en aquellos momentos, y con la que consiguió labrarse una un porvenir nuevo con el que nunca había soñado: el de cantante.

En 1969 ganó el Festival de de Benidorm la plataforma que le catapulta al éxito con la canción “La vida sigue igual”. Su estilo romántico se impone en la letra de todas sus melodías y poco a poco va llegando su reconocimiento internacional.

Lo curioso es que cuando era niño, a este hombre que ha conseguido grabar discos en más idiomas que nadie –alemán, inglés, francés, italiano, portugués, español, tagalo y japonés- le habían rechazado del coro de su colegio y no entendía el pentagrama. Precisamente, por vender más de cien...

  • Fecha: 22/09/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Inmaculada Tapia
  • Fotos: 10
  • Palabras: 1412
  • Referencia: 4000009390

Sus canciones se escuchan en los lugares más recónditos del mundo y los discos que ha vendido se cuentan por millones. Su estrella de la fama brilla en el suelo de Hollywood Boulevard. Quería ser futbolista y llena estadios de fútbol con su música. Tiene siete hijos, pero aún le sigue pidiendo más a la vida.

Un grave accidente de automóvil cambió su vida, y pasó de ser portero del Real Madrid a deambular por los pasillos de un hospital con una delicada lesión en la columna vertebral, que le mantuvo durante un año y medio casi paralítico. Un enfermero dio con la solución a tantos meses de soledad regalándole una guitarra, su mejor compañera en aquellos momentos, y con la que consiguió labrarse una un porvenir nuevo con el que nunca había soñado: el de cantante.

En 1969 ganó el Festival de de Benidorm la plataforma que le catapulta al éxito con la canción “La vida sigue igual”. Su estilo romántico se impone en la letra de todas sus melodías y poco a poco va llegando su reconocimiento internacional.

Lo curioso es que cuando era niño, a este hombre que ha conseguido grabar discos en más idiomas que nadie –alemán, inglés, francés, italiano, portugués, español, tagalo y japonés- le habían rechazado del coro de su colegio y no entendía el pentagrama. Precisamente, por vender más de cien...

  • Fecha: 22/09/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Inmaculada Tapia
  • Fotos: 10
  • Palabras: 1412
  • Referencia: 4000009390

Sus canciones se escuchan en los lugares más recónditos del mundo y los discos que ha vendido se cuentan por millones. Su estrella de la fama brilla en el suelo de Hollywood Boulevard. Quería ser futbolista y llena estadios de fútbol con su música. Tiene siete hijos, pero aún le sigue pidiendo más a la vida.

Un grave accidente de automóvil cambió su vida, y pasó de ser portero del Real Madrid a deambular por los pasillos de un hospital con una delicada lesión en la columna vertebral, que le mantuvo durante un año y medio casi paralítico. Un enfermero dio con la solución a tantos meses de soledad regalándole una guitarra, su mejor compañera en aquellos momentos, y con la que consiguió labrarse una un porvenir nuevo con el que nunca había soñado: el de cantante.

En 1969 ganó el Festival de de Benidorm la plataforma que le catapulta al éxito con la canción “La vida sigue igual”. Su estilo romántico se impone en la letra de todas sus melodías y poco a poco va llegando su reconocimiento internacional.

Lo curioso es que cuando era niño, a este hombre que ha conseguido grabar discos en más idiomas que nadie –alemán, inglés, francés, italiano, portugués, español, tagalo y japonés- le habían rechazado del coro de su colegio y no entendía el pentagrama. Precisamente, por vender más de cien...

  • Fecha: 22/09/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Inmaculada Tapia
  • Fotos: 10
  • Palabras: 1412
  • Referencia: 4000009390

Sus canciones se escuchan en los lugares más recónditos del mundo y los discos que ha vendido se cuentan por millones. Su estrella de la fama brilla en el suelo de Hollywood Boulevard. Quería ser futbolista y llena estadios de fútbol con su música. Tiene siete hijos, pero aún le sigue pidiendo más a la vida.

Un grave accidente de automóvil cambió su vida, y pasó de ser portero del Real Madrid a deambular por los pasillos de un hospital con una delicada lesión en la columna vertebral, que le mantuvo durante un año y medio casi paralítico. Un enfermero dio con la solución a tantos meses de soledad regalándole una guitarra, su mejor compañera en aquellos momentos, y con la que consiguió labrarse una un porvenir nuevo con el que nunca había soñado: el de cantante.

En 1969 ganó el Festival de de Benidorm la plataforma que le catapulta al éxito con la canción “La vida sigue igual”. Su estilo romántico se impone en la letra de todas sus melodías y poco a poco va llegando su reconocimiento internacional.

Lo curioso es que cuando era niño, a este hombre que ha conseguido grabar discos en más idiomas que nadie –alemán, inglés, francés, italiano, portugués, español, tagalo y japonés- le habían rechazado del coro de su colegio y no entendía el pentagrama. Precisamente, por vender más de cien...

  • Fecha: 22/09/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Inmaculada Tapia
  • Fotos: 10
  • Palabras: 1412
  • Referencia: 4000009390

Sus canciones se escuchan en los lugares más recónditos del mundo y los discos que ha vendido se cuentan por millones. Su estrella de la fama brilla en el suelo de Hollywood Boulevard. Quería ser futbolista y llena estadios de fútbol con su música. Tiene siete hijos, pero aún le sigue pidiendo más a la vida.

Un grave accidente de automóvil cambió su vida, y pasó de ser portero del Real Madrid a deambular por los pasillos de un hospital con una delicada lesión en la columna vertebral, que le mantuvo durante un año y medio casi paralítico. Un enfermero dio con la solución a tantos meses de soledad regalándole una guitarra, su mejor compañera en aquellos momentos, y con la que consiguió labrarse una un porvenir nuevo con el que nunca había soñado: el de cantante.

En 1969 ganó el Festival de de Benidorm la plataforma que le catapulta al éxito con la canción “La vida sigue igual”. Su estilo romántico se impone en la letra de todas sus melodías y poco a poco va llegando su reconocimiento internacional.

Lo curioso es que cuando era niño, a este hombre que ha conseguido grabar discos en más idiomas que nadie –alemán, inglés, francés, italiano, portugués, español, tagalo y japonés- le habían rechazado del coro de su colegio y no entendía el pentagrama. Precisamente, por vender más de cien...

  • Fecha: 22/09/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Inmaculada Tapia
  • Fotos: 10
  • Palabras: 1412
  • Referencia: 4000009390

Sus canciones se escuchan en los lugares más recónditos del mundo y los discos que ha vendido se cuentan por millones. Su estrella de la fama brilla en el suelo de Hollywood Boulevard. Quería ser futbolista y llena estadios de fútbol con su música. Tiene siete hijos, pero aún le sigue pidiendo más a la vida.

Un grave accidente de automóvil cambió su vida, y pasó de ser portero del Real Madrid a deambular por los pasillos de un hospital con una delicada lesión en la columna vertebral, que le mantuvo durante un año y medio casi paralítico. Un enfermero dio con la solución a tantos meses de soledad regalándole una guitarra, su mejor compañera en aquellos momentos, y con la que consiguió labrarse una un porvenir nuevo con el que nunca había soñado: el de cantante.

En 1969 ganó el Festival de de Benidorm la plataforma que le catapulta al éxito con la canción “La vida sigue igual”. Su estilo romántico se impone en la letra de todas sus melodías y poco a poco va llegando su reconocimiento internacional.

Lo curioso es que cuando era niño, a este hombre que ha conseguido grabar discos en más idiomas que nadie –alemán, inglés, francés, italiano, portugués, español, tagalo y japonés- le habían rechazado del coro de su colegio y no entendía el pentagrama. Precisamente, por vender más de cien...

  • Fecha: 22/09/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Inmaculada Tapia
  • Fotos: 10
  • Palabras: 1412
  • Referencia: 4000009390

Sus canciones se escuchan en los lugares más recónditos del mundo y los discos que ha vendido se cuentan por millones. Su estrella de la fama brilla en el suelo de Hollywood Boulevard. Quería ser futbolista y llena estadios de fútbol con su música. Tiene siete hijos, pero aún le sigue pidiendo más a la vida.

Un grave accidente de automóvil cambió su vida, y pasó de ser portero del Real Madrid a deambular por los pasillos de un hospital con una delicada lesión en la columna vertebral, que le mantuvo durante un año y medio casi paralítico. Un enfermero dio con la solución a tantos meses de soledad regalándole una guitarra, su mejor compañera en aquellos momentos, y con la que consiguió labrarse una un porvenir nuevo con el que nunca había soñado: el de cantante.

En 1969 ganó el Festival de de Benidorm la plataforma que le catapulta al éxito con la canción “La vida sigue igual”. Su estilo romántico se impone en la letra de todas sus melodías y poco a poco va llegando su reconocimiento internacional.

Lo curioso es que cuando era niño, a este hombre que ha conseguido grabar discos en más idiomas que nadie –alemán, inglés, francés, italiano, portugués, español, tagalo y japonés- le habían rechazado del coro de su colegio y no entendía el pentagrama. Precisamente, por vender más de cien...

  • Fecha: 22/09/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Inmaculada Tapia
  • Fotos: 10
  • Palabras: 1412
  • Referencia: 4000009390

Sus canciones se escuchan en los lugares más recónditos del mundo y los discos que ha vendido se cuentan por millones. Su estrella de la fama brilla en el suelo de Hollywood Boulevard. Quería ser futbolista y llena estadios de fútbol con su música. Tiene siete hijos, pero aún le sigue pidiendo más a la vida.

Un grave accidente de automóvil cambió su vida, y pasó de ser portero del Real Madrid a deambular por los pasillos de un hospital con una delicada lesión en la columna vertebral, que le mantuvo durante un año y medio casi paralítico. Un enfermero dio con la solución a tantos meses de soledad regalándole una guitarra, su mejor compañera en aquellos momentos, y con la que consiguió labrarse una un porvenir nuevo con el que nunca había soñado: el de cantante.

En 1969 ganó el Festival de de Benidorm la plataforma que le catapulta al éxito con la canción “La vida sigue igual”. Su estilo romántico se impone en la letra de todas sus melodías y poco a poco va llegando su reconocimiento internacional.

Lo curioso es que cuando era niño, a este hombre que ha conseguido grabar discos en más idiomas que nadie –alemán, inglés, francés, italiano, portugués, español, tagalo y japonés- le habían rechazado del coro de su colegio y no entendía el pentagrama. Precisamente, por vender más de cien...

  • Fecha: 22/09/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Inmaculada Tapia
  • Fotos: 10
  • Palabras: 1412
  • Referencia: 4000009390

Sus canciones se escuchan en los lugares más recónditos del mundo y los discos que ha vendido se cuentan por millones. Su estrella de la fama brilla en el suelo de Hollywood Boulevard. Quería ser futbolista y llena estadios de fútbol con su música. Tiene siete hijos, pero aún le sigue pidiendo más a la vida.

Un grave accidente de automóvil cambió su vida, y pasó de ser portero del Real Madrid a deambular por los pasillos de un hospital con una delicada lesión en la columna vertebral, que le mantuvo durante un año y medio casi paralítico. Un enfermero dio con la solución a tantos meses de soledad regalándole una guitarra, su mejor compañera en aquellos momentos, y con la que consiguió labrarse una un porvenir nuevo con el que nunca había soñado: el de cantante.

En 1969 ganó el Festival de de Benidorm la plataforma que le catapulta al éxito con la canción “La vida sigue igual”. Su estilo romántico se impone en la letra de todas sus melodías y poco a poco va llegando su reconocimiento internacional.

Lo curioso es que cuando era niño, a este hombre que ha conseguido grabar discos en más idiomas que nadie –alemán, inglés, francés, italiano, portugués, español, tagalo y japonés- le habían rechazado del coro de su colegio y no entendía el pentagrama. Precisamente, por vender más de cien...

  • Fecha: 22/09/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Inmaculada Tapia
  • Fotos: 10
  • Palabras: 1412
  • Referencia: 4000009390

Sus canciones se escuchan en los lugares más recónditos del mundo y los discos que ha vendido se cuentan por millones. Su estrella de la fama brilla en el suelo de Hollywood Boulevard. Quería ser futbolista y llena estadios de fútbol con su música. Tiene siete hijos, pero aún le sigue pidiendo más a la vida.

Un grave accidente de automóvil cambió su vida, y pasó de ser portero del Real Madrid a deambular por los pasillos de un hospital con una delicada lesión en la columna vertebral, que le mantuvo durante un año y medio casi paralítico. Un enfermero dio con la solución a tantos meses de soledad regalándole una guitarra, su mejor compañera en aquellos momentos, y con la que consiguió labrarse una un porvenir nuevo con el que nunca había soñado: el de cantante.

En 1969 ganó el Festival de de Benidorm la plataforma que le catapulta al éxito con la canción “La vida sigue igual”. Su estilo romántico se impone en la letra de todas sus melodías y poco a poco va llegando su reconocimiento internacional.

Lo curioso es que cuando era niño, a este hombre que ha conseguido grabar discos en más idiomas que nadie –alemán, inglés, francés, italiano, portugués, español, tagalo y japonés- le habían rechazado del coro de su colegio y no entendía el pentagrama. Precisamente, por vender más de cien...

Contenidos del Reportaje:

<
>

Julio Iglesias durante una de sus últimas comparecencias en público.

Julio y su pareja la modelo holandesa Miranda Rinjsburguer.

Julio Iglesias descubriendo la plaza que lleva su nombre en Marbella (España).

Durante una de sus actuaciones en la radio, en sus comienzos como cantante

En una de sus últimas actuaciones.

Junto a sus tres hijos mayores: Enrique, Julio José y Cháveli, en una imagen retrospectiva.

Recogiendo el Grammy que le destacaba como “Español Universal”.

En un concierto a beneficio de la Fundación Reina Sofía.

Junto a unas jóvenes admiradoras muy guapas. Julio se ganó fama de Don Juan a pulso.

Una de sus pasiones: la buena mesa.

Sugerencias de Producto

Texto
Texto deportes general España
Multimedia
Contenidos digitales general multimedia con vídeo España
Vídeo
EFE VÍDEO Internacional para España
Reportaje
Reportajes general España
Vídeo
EFE VÍDEO
Foto
Fototeca
Foto
Servicio Gráfico General España
Foto
Gráfico Cataluña