Reportaje

10/07/2003 12:00 (UTC)

ESPECTÁCULOS

José Mercé: “El flamenco es una música viva”

  • Fecha: 10/07/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Andrés Ballesteros
  • Fotos: 5
  • Palabras: 911
  • Referencia: 4000008574

Ha abierto las puertas del Teatro Real al flamenco, llena todos los recintos donde se anuncia y su popularidad ha subido como la espuma con sus tres últimos discos. José Mercé (Jerez de la Frontera, 1955) ha conseguido que su cotización sea la más alta alcanzada por un “cantaor” en todos los tiempos.

-- Dicen de su voz es un lujo...

-- La voz es un don, y hay que cuidarla, aunque he de confesar que yo no me la cuido nada. Fumo demasiado, y el tabaco es muy malo para mi profesión. Mi voz es natural, y como digo no tengo ningún cuidado especial, aunque tampoco es una cosa para vanagloriarse. Es un don que te han dado y ya está.

-- ¿Recuerda como fueron sus primeros pasos en esto del cante?.

-- Sí, claro. Vivíamos en la calle de la Mercé (Jerez de la Frontera) y la iglesia estaba allí. Era solista en el coro, pero aquello no tenía nada que ver con cantar flamenco. En la Escolanía cantaba en latín, gregoriano, me sabía la misa en latín entera pero ahora ya casi la he olvidado. Estuve desde los seis años hasta los 11 o 12. Eso te educa la voz. Pero para cantar flamenco... Bueno, te ayuda a coger los tonos. Es una ventaja que tengo sobre los demás. Luego, cuando lo dejé, me dediqué a cantar flamenco y es lo que he hecho toda mi vida.

“MI VOZ ES MI VOZ, Y YA ESTA”.

-- Lo que tampoco...

  • Fecha: 10/07/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Andrés Ballesteros
  • Fotos: 5
  • Palabras: 911
  • Referencia: 4000008574

Ha abierto las puertas del Teatro Real al flamenco, llena todos los recintos donde se anuncia y su popularidad ha subido como la espuma con sus tres últimos discos. José Mercé (Jerez de la Frontera, 1955) ha conseguido que su cotización sea la más alta alcanzada por un “cantaor” en todos los tiempos.

-- Dicen de su voz es un lujo...

-- La voz es un don, y hay que cuidarla, aunque he de confesar que yo no me la cuido nada. Fumo demasiado, y el tabaco es muy malo para mi profesión. Mi voz es natural, y como digo no tengo ningún cuidado especial, aunque tampoco es una cosa para vanagloriarse. Es un don que te han dado y ya está.

-- ¿Recuerda como fueron sus primeros pasos en esto del cante?.

-- Sí, claro. Vivíamos en la calle de la Mercé (Jerez de la Frontera) y la iglesia estaba allí. Era solista en el coro, pero aquello no tenía nada que ver con cantar flamenco. En la Escolanía cantaba en latín, gregoriano, me sabía la misa en latín entera pero ahora ya casi la he olvidado. Estuve desde los seis años hasta los 11 o 12. Eso te educa la voz. Pero para cantar flamenco... Bueno, te ayuda a coger los tonos. Es una ventaja que tengo sobre los demás. Luego, cuando lo dejé, me dediqué a cantar flamenco y es lo que he hecho toda mi vida.

“MI VOZ ES MI VOZ, Y YA ESTA”.

-- Lo que tampoco...

  • Fecha: 10/07/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Andrés Ballesteros
  • Fotos: 5
  • Palabras: 911
  • Referencia: 4000008574

Ha abierto las puertas del Teatro Real al flamenco, llena todos los recintos donde se anuncia y su popularidad ha subido como la espuma con sus tres últimos discos. José Mercé (Jerez de la Frontera, 1955) ha conseguido que su cotización sea la más alta alcanzada por un “cantaor” en todos los tiempos.

-- Dicen de su voz es un lujo...

-- La voz es un don, y hay que cuidarla, aunque he de confesar que yo no me la cuido nada. Fumo demasiado, y el tabaco es muy malo para mi profesión. Mi voz es natural, y como digo no tengo ningún cuidado especial, aunque tampoco es una cosa para vanagloriarse. Es un don que te han dado y ya está.

-- ¿Recuerda como fueron sus primeros pasos en esto del cante?.

-- Sí, claro. Vivíamos en la calle de la Mercé (Jerez de la Frontera) y la iglesia estaba allí. Era solista en el coro, pero aquello no tenía nada que ver con cantar flamenco. En la Escolanía cantaba en latín, gregoriano, me sabía la misa en latín entera pero ahora ya casi la he olvidado. Estuve desde los seis años hasta los 11 o 12. Eso te educa la voz. Pero para cantar flamenco... Bueno, te ayuda a coger los tonos. Es una ventaja que tengo sobre los demás. Luego, cuando lo dejé, me dediqué a cantar flamenco y es lo que he hecho toda mi vida.

“MI VOZ ES MI VOZ, Y YA ESTA”.

-- Lo que tampoco...

  • Fecha: 10/07/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Andrés Ballesteros
  • Fotos: 5
  • Palabras: 911
  • Referencia: 4000008574

Ha abierto las puertas del Teatro Real al flamenco, llena todos los recintos donde se anuncia y su popularidad ha subido como la espuma con sus tres últimos discos. José Mercé (Jerez de la Frontera, 1955) ha conseguido que su cotización sea la más alta alcanzada por un “cantaor” en todos los tiempos.

-- Dicen de su voz es un lujo...

-- La voz es un don, y hay que cuidarla, aunque he de confesar que yo no me la cuido nada. Fumo demasiado, y el tabaco es muy malo para mi profesión. Mi voz es natural, y como digo no tengo ningún cuidado especial, aunque tampoco es una cosa para vanagloriarse. Es un don que te han dado y ya está.

-- ¿Recuerda como fueron sus primeros pasos en esto del cante?.

-- Sí, claro. Vivíamos en la calle de la Mercé (Jerez de la Frontera) y la iglesia estaba allí. Era solista en el coro, pero aquello no tenía nada que ver con cantar flamenco. En la Escolanía cantaba en latín, gregoriano, me sabía la misa en latín entera pero ahora ya casi la he olvidado. Estuve desde los seis años hasta los 11 o 12. Eso te educa la voz. Pero para cantar flamenco... Bueno, te ayuda a coger los tonos. Es una ventaja que tengo sobre los demás. Luego, cuando lo dejé, me dediqué a cantar flamenco y es lo que he hecho toda mi vida.

“MI VOZ ES MI VOZ, Y YA ESTA”.

-- Lo que tampoco...

  • Fecha: 10/07/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Andrés Ballesteros
  • Fotos: 5
  • Palabras: 911
  • Referencia: 4000008574

Ha abierto las puertas del Teatro Real al flamenco, llena todos los recintos donde se anuncia y su popularidad ha subido como la espuma con sus tres últimos discos. José Mercé (Jerez de la Frontera, 1955) ha conseguido que su cotización sea la más alta alcanzada por un “cantaor” en todos los tiempos.

-- Dicen de su voz es un lujo...

-- La voz es un don, y hay que cuidarla, aunque he de confesar que yo no me la cuido nada. Fumo demasiado, y el tabaco es muy malo para mi profesión. Mi voz es natural, y como digo no tengo ningún cuidado especial, aunque tampoco es una cosa para vanagloriarse. Es un don que te han dado y ya está.

-- ¿Recuerda como fueron sus primeros pasos en esto del cante?.

-- Sí, claro. Vivíamos en la calle de la Mercé (Jerez de la Frontera) y la iglesia estaba allí. Era solista en el coro, pero aquello no tenía nada que ver con cantar flamenco. En la Escolanía cantaba en latín, gregoriano, me sabía la misa en latín entera pero ahora ya casi la he olvidado. Estuve desde los seis años hasta los 11 o 12. Eso te educa la voz. Pero para cantar flamenco... Bueno, te ayuda a coger los tonos. Es una ventaja que tengo sobre los demás. Luego, cuando lo dejé, me dediqué a cantar flamenco y es lo que he hecho toda mi vida.

“MI VOZ ES MI VOZ, Y YA ESTA”.

-- Lo que tampoco...

Contenidos del Reportaje:

<
>

JOSE MERCE

JOSE MERCE JUNTO AL GUITARRISTA MORAITO EN UNA DE SUS ACTUACIONES

JOSE MERCE EN UNA DE SUS ULTIMAS ACTUACIONES

JOSE MERCE DURANTE SU ACTUACION EN EL CUARTEL CONDE DUQUE DE MADRID EL PASADO 10 DE JULIO DE 2003

JOSE MERCE DURANTE UNA DE SUS ULTIMAS ACTUACIONES EN MADRID

Sugerencias de Producto

Vídeo
EFE VÍDEO Internacional para España
Vídeo
EFE VÍDEO España
Texto
Texto España
Foto
Gráfico deportes España
Multimedia
Contenidos digitales general multimedia con vídeo España
Vídeo
EFE VÍDEO
Texto
Texto Andalucía
Texto
Texto internacional general para España