Reportaje

16/09/2002 12:00 (UTC)

CINE

Joaquín Phoenix, ángel y diablo

  • Fecha: 16/09/2002 12:00 (UTC)
  • Autor: Manuel Carretero
  • Fotos: 6
  • Palabras: 1138
  • Referencia: 4000005864

Además de su afilada mirada de ojos verdes, su labio partido ha ayudado mucho a su relación de personajes extraños. Nacido hace 27 años en San Juan (Puerto Rico), ha tardado en situarse entre los grandes, y ahora, tras el éxito de “Gladiator”, aporta su inquietante expresividad a la película “Señales”, de M. Night Shyamalan, el director de “El sexto sentido”.

El pasado le persiguió hasta hace poco tiempo. Nunca fue ni quiso ser “hermano de”, pero lo cierto es que la muerte por sobredosis de su famoso hermano mayor, River, le pesó como una losa; ahora tras, un 2001 triunfal en el que demostró su capacidad actoral en trabajos muy diferentes, Joaquín Phoenix vuelve a ser punto de referencia obligado en una de las películas del año, “Señales”, de M. Night Shyamalan, el director de “El sexto sentido”.

Su “fría e inquietante expresividad”, como le definió el diario “The New York Times”, le fue como anillo al dedo para componer al cruel Comodo, el hijo bastardo del emperador Marco Aurelio, en la película “Gladiator”, el papel que le situó entre los grandes de Hollywood tras optar el pasado año al Oscar como Mejor Actor Secundario.

En “Señales”, donde da la réplica a la megaestrella Mel Gibson, Phoenix vuelve a hacer gala de esa expresividad, pero en un papel muy diferente, el de un mediocre jugador de béisbol que se va a vivir a una casa en el...

  • Fecha: 16/09/2002 12:00 (UTC)
  • Autor: Manuel Carretero
  • Fotos: 6
  • Palabras: 1138
  • Referencia: 4000005864

Además de su afilada mirada de ojos verdes, su labio partido ha ayudado mucho a su relación de personajes extraños. Nacido hace 27 años en San Juan (Puerto Rico), ha tardado en situarse entre los grandes, y ahora, tras el éxito de “Gladiator”, aporta su inquietante expresividad a la película “Señales”, de M. Night Shyamalan, el director de “El sexto sentido”.

El pasado le persiguió hasta hace poco tiempo. Nunca fue ni quiso ser “hermano de”, pero lo cierto es que la muerte por sobredosis de su famoso hermano mayor, River, le pesó como una losa; ahora tras, un 2001 triunfal en el que demostró su capacidad actoral en trabajos muy diferentes, Joaquín Phoenix vuelve a ser punto de referencia obligado en una de las películas del año, “Señales”, de M. Night Shyamalan, el director de “El sexto sentido”.

Su “fría e inquietante expresividad”, como le definió el diario “The New York Times”, le fue como anillo al dedo para componer al cruel Comodo, el hijo bastardo del emperador Marco Aurelio, en la película “Gladiator”, el papel que le situó entre los grandes de Hollywood tras optar el pasado año al Oscar como Mejor Actor Secundario.

En “Señales”, donde da la réplica a la megaestrella Mel Gibson, Phoenix vuelve a hacer gala de esa expresividad, pero en un papel muy diferente, el de un mediocre jugador de béisbol que se va a vivir a una casa en el...

  • Fecha: 16/09/2002 12:00 (UTC)
  • Autor: Manuel Carretero
  • Fotos: 6
  • Palabras: 1138
  • Referencia: 4000005864

Además de su afilada mirada de ojos verdes, su labio partido ha ayudado mucho a su relación de personajes extraños. Nacido hace 27 años en San Juan (Puerto Rico), ha tardado en situarse entre los grandes, y ahora, tras el éxito de “Gladiator”, aporta su inquietante expresividad a la película “Señales”, de M. Night Shyamalan, el director de “El sexto sentido”.

El pasado le persiguió hasta hace poco tiempo. Nunca fue ni quiso ser “hermano de”, pero lo cierto es que la muerte por sobredosis de su famoso hermano mayor, River, le pesó como una losa; ahora tras, un 2001 triunfal en el que demostró su capacidad actoral en trabajos muy diferentes, Joaquín Phoenix vuelve a ser punto de referencia obligado en una de las películas del año, “Señales”, de M. Night Shyamalan, el director de “El sexto sentido”.

Su “fría e inquietante expresividad”, como le definió el diario “The New York Times”, le fue como anillo al dedo para componer al cruel Comodo, el hijo bastardo del emperador Marco Aurelio, en la película “Gladiator”, el papel que le situó entre los grandes de Hollywood tras optar el pasado año al Oscar como Mejor Actor Secundario.

En “Señales”, donde da la réplica a la megaestrella Mel Gibson, Phoenix vuelve a hacer gala de esa expresividad, pero en un papel muy diferente, el de un mediocre jugador de béisbol que se va a vivir a una casa en el...

  • Fecha: 16/09/2002 12:00 (UTC)
  • Autor: Manuel Carretero
  • Fotos: 6
  • Palabras: 1138
  • Referencia: 4000005864

Además de su afilada mirada de ojos verdes, su labio partido ha ayudado mucho a su relación de personajes extraños. Nacido hace 27 años en San Juan (Puerto Rico), ha tardado en situarse entre los grandes, y ahora, tras el éxito de “Gladiator”, aporta su inquietante expresividad a la película “Señales”, de M. Night Shyamalan, el director de “El sexto sentido”.

El pasado le persiguió hasta hace poco tiempo. Nunca fue ni quiso ser “hermano de”, pero lo cierto es que la muerte por sobredosis de su famoso hermano mayor, River, le pesó como una losa; ahora tras, un 2001 triunfal en el que demostró su capacidad actoral en trabajos muy diferentes, Joaquín Phoenix vuelve a ser punto de referencia obligado en una de las películas del año, “Señales”, de M. Night Shyamalan, el director de “El sexto sentido”.

Su “fría e inquietante expresividad”, como le definió el diario “The New York Times”, le fue como anillo al dedo para componer al cruel Comodo, el hijo bastardo del emperador Marco Aurelio, en la película “Gladiator”, el papel que le situó entre los grandes de Hollywood tras optar el pasado año al Oscar como Mejor Actor Secundario.

En “Señales”, donde da la réplica a la megaestrella Mel Gibson, Phoenix vuelve a hacer gala de esa expresividad, pero en un papel muy diferente, el de un mediocre jugador de béisbol que se va a vivir a una casa en el...

  • Fecha: 16/09/2002 12:00 (UTC)
  • Autor: Manuel Carretero
  • Fotos: 6
  • Palabras: 1138
  • Referencia: 4000005864

Además de su afilada mirada de ojos verdes, su labio partido ha ayudado mucho a su relación de personajes extraños. Nacido hace 27 años en San Juan (Puerto Rico), ha tardado en situarse entre los grandes, y ahora, tras el éxito de “Gladiator”, aporta su inquietante expresividad a la película “Señales”, de M. Night Shyamalan, el director de “El sexto sentido”.

El pasado le persiguió hasta hace poco tiempo. Nunca fue ni quiso ser “hermano de”, pero lo cierto es que la muerte por sobredosis de su famoso hermano mayor, River, le pesó como una losa; ahora tras, un 2001 triunfal en el que demostró su capacidad actoral en trabajos muy diferentes, Joaquín Phoenix vuelve a ser punto de referencia obligado en una de las películas del año, “Señales”, de M. Night Shyamalan, el director de “El sexto sentido”.

Su “fría e inquietante expresividad”, como le definió el diario “The New York Times”, le fue como anillo al dedo para componer al cruel Comodo, el hijo bastardo del emperador Marco Aurelio, en la película “Gladiator”, el papel que le situó entre los grandes de Hollywood tras optar el pasado año al Oscar como Mejor Actor Secundario.

En “Señales”, donde da la réplica a la megaestrella Mel Gibson, Phoenix vuelve a hacer gala de esa expresividad, pero en un papel muy diferente, el de un mediocre jugador de béisbol que se va a vivir a una casa en el...

  • Fecha: 16/09/2002 12:00 (UTC)
  • Autor: Manuel Carretero
  • Fotos: 6
  • Palabras: 1138
  • Referencia: 4000005864

Además de su afilada mirada de ojos verdes, su labio partido ha ayudado mucho a su relación de personajes extraños. Nacido hace 27 años en San Juan (Puerto Rico), ha tardado en situarse entre los grandes, y ahora, tras el éxito de “Gladiator”, aporta su inquietante expresividad a la película “Señales”, de M. Night Shyamalan, el director de “El sexto sentido”.

El pasado le persiguió hasta hace poco tiempo. Nunca fue ni quiso ser “hermano de”, pero lo cierto es que la muerte por sobredosis de su famoso hermano mayor, River, le pesó como una losa; ahora tras, un 2001 triunfal en el que demostró su capacidad actoral en trabajos muy diferentes, Joaquín Phoenix vuelve a ser punto de referencia obligado en una de las películas del año, “Señales”, de M. Night Shyamalan, el director de “El sexto sentido”.

Su “fría e inquietante expresividad”, como le definió el diario “The New York Times”, le fue como anillo al dedo para componer al cruel Comodo, el hijo bastardo del emperador Marco Aurelio, en la película “Gladiator”, el papel que le situó entre los grandes de Hollywood tras optar el pasado año al Oscar como Mejor Actor Secundario.

En “Señales”, donde da la réplica a la megaestrella Mel Gibson, Phoenix vuelve a hacer gala de esa expresividad, pero en un papel muy diferente, el de un mediocre jugador de béisbol que se va a vivir a una casa en el...

Contenidos del Reportaje:

<
>

Joaquín Phoenix (izquierda) y Mel Gibson en una escena de "Señales"

Phoenix interpreta el papel de un mediocre jugador de béisbol

Joaquín Phoenix ha tardado en situarse entre los grandes actores aunque lo ha conseguido a sus 27 años

Joaquin Phoenix es uno de los actores con mayor proyección.

Joaquin lleva más de diecisiete años de carrera cinematográfica

Phoenix en uno de sus papeles estelares, el emperador Comodo, en "Gladiator"

Sugerencias de Producto

Vídeo
EFE VÍDEO
Texto
Texto España
Foto
Gráfico Cataluña
Multimedia
Contenidos digitales general multimedia con vídeo España
Foto
Fototeca
Texto
Texto Andalucía
Vídeo
EFE VÍDEO España
Texto
Efedata