Reportaje

01/12/2003 12:00 (UTC)

Cultura

Isel Rivero, poesía que renace del exilio interior

  • Fecha: 01/12/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Antonio Dopacio
  • Fotos: 6
  • Palabras: 1934
  • Referencia: 4000010788

La poeta Isel Rivero y Méndez (La Habana, Cuba, 1941) es maestra en el arte de transmitir. Con el suficiente conocimiento del horror experimentado en carne propia de exilio y como funcionaria de la ONU en países deprimidos, resume su obra en el título "Relato del horizonte", donde recupera la voz en español de unos versos que comprenden toda una intensa vida.

Isel Rivero (La Habana, Cuba, 1941) tiene la simpatía a flor de piel. Con los ojos vivarachos tras un amplio flequillo que le cae por delante, se disculpa con la gracieja de los habaneros . "Debía haber pasado por la peluquería, ustedes me disculpan". En ella se refleja, a primera vista, la vida difícil por la que ha pasado, una mujer que conoce el sufrimiento no sólo en su persona, sino también en el rostro de otros. Su labor en Naciones Unidas, donde trabajó en diferentes departamentos, la llevaron a Namibia, Ruanda, a Centroamérica y otros lugares con el dolor como referente. Aunque estas experiencias están marcadas en los pliegues de su rostro Isel es, ante todo, una mujer llena de sensibilidad.

Existe un exilio físico, como el que padeció y sigue soportando esta mujer, que tuvo que salir de la Cuba castrista, pero quizás hay otro mayor –si cabe- que se llevó por dentro, porque durante muchos años la hicieron renunciar a expresarse literariamente en su lengua materna. "Nadie quería...

  • Fecha: 01/12/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Antonio Dopacio
  • Fotos: 6
  • Palabras: 1934
  • Referencia: 4000010788

La poeta Isel Rivero y Méndez (La Habana, Cuba, 1941) es maestra en el arte de transmitir. Con el suficiente conocimiento del horror experimentado en carne propia de exilio y como funcionaria de la ONU en países deprimidos, resume su obra en el título "Relato del horizonte", donde recupera la voz en español de unos versos que comprenden toda una intensa vida.

Isel Rivero (La Habana, Cuba, 1941) tiene la simpatía a flor de piel. Con los ojos vivarachos tras un amplio flequillo que le cae por delante, se disculpa con la gracieja de los habaneros . "Debía haber pasado por la peluquería, ustedes me disculpan". En ella se refleja, a primera vista, la vida difícil por la que ha pasado, una mujer que conoce el sufrimiento no sólo en su persona, sino también en el rostro de otros. Su labor en Naciones Unidas, donde trabajó en diferentes departamentos, la llevaron a Namibia, Ruanda, a Centroamérica y otros lugares con el dolor como referente. Aunque estas experiencias están marcadas en los pliegues de su rostro Isel es, ante todo, una mujer llena de sensibilidad.

Existe un exilio físico, como el que padeció y sigue soportando esta mujer, que tuvo que salir de la Cuba castrista, pero quizás hay otro mayor –si cabe- que se llevó por dentro, porque durante muchos años la hicieron renunciar a expresarse literariamente en su lengua materna. "Nadie quería...

  • Fecha: 01/12/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Antonio Dopacio
  • Fotos: 6
  • Palabras: 1934
  • Referencia: 4000010788

La poeta Isel Rivero y Méndez (La Habana, Cuba, 1941) es maestra en el arte de transmitir. Con el suficiente conocimiento del horror experimentado en carne propia de exilio y como funcionaria de la ONU en países deprimidos, resume su obra en el título "Relato del horizonte", donde recupera la voz en español de unos versos que comprenden toda una intensa vida.

Isel Rivero (La Habana, Cuba, 1941) tiene la simpatía a flor de piel. Con los ojos vivarachos tras un amplio flequillo que le cae por delante, se disculpa con la gracieja de los habaneros . "Debía haber pasado por la peluquería, ustedes me disculpan". En ella se refleja, a primera vista, la vida difícil por la que ha pasado, una mujer que conoce el sufrimiento no sólo en su persona, sino también en el rostro de otros. Su labor en Naciones Unidas, donde trabajó en diferentes departamentos, la llevaron a Namibia, Ruanda, a Centroamérica y otros lugares con el dolor como referente. Aunque estas experiencias están marcadas en los pliegues de su rostro Isel es, ante todo, una mujer llena de sensibilidad.

Existe un exilio físico, como el que padeció y sigue soportando esta mujer, que tuvo que salir de la Cuba castrista, pero quizás hay otro mayor –si cabe- que se llevó por dentro, porque durante muchos años la hicieron renunciar a expresarse literariamente en su lengua materna. "Nadie quería...

  • Fecha: 01/12/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Antonio Dopacio
  • Fotos: 6
  • Palabras: 1934
  • Referencia: 4000010788

La poeta Isel Rivero y Méndez (La Habana, Cuba, 1941) es maestra en el arte de transmitir. Con el suficiente conocimiento del horror experimentado en carne propia de exilio y como funcionaria de la ONU en países deprimidos, resume su obra en el título "Relato del horizonte", donde recupera la voz en español de unos versos que comprenden toda una intensa vida.

Isel Rivero (La Habana, Cuba, 1941) tiene la simpatía a flor de piel. Con los ojos vivarachos tras un amplio flequillo que le cae por delante, se disculpa con la gracieja de los habaneros . "Debía haber pasado por la peluquería, ustedes me disculpan". En ella se refleja, a primera vista, la vida difícil por la que ha pasado, una mujer que conoce el sufrimiento no sólo en su persona, sino también en el rostro de otros. Su labor en Naciones Unidas, donde trabajó en diferentes departamentos, la llevaron a Namibia, Ruanda, a Centroamérica y otros lugares con el dolor como referente. Aunque estas experiencias están marcadas en los pliegues de su rostro Isel es, ante todo, una mujer llena de sensibilidad.

Existe un exilio físico, como el que padeció y sigue soportando esta mujer, que tuvo que salir de la Cuba castrista, pero quizás hay otro mayor –si cabe- que se llevó por dentro, porque durante muchos años la hicieron renunciar a expresarse literariamente en su lengua materna. "Nadie quería...

  • Fecha: 01/12/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Antonio Dopacio
  • Fotos: 6
  • Palabras: 1934
  • Referencia: 4000010788

La poeta Isel Rivero y Méndez (La Habana, Cuba, 1941) es maestra en el arte de transmitir. Con el suficiente conocimiento del horror experimentado en carne propia de exilio y como funcionaria de la ONU en países deprimidos, resume su obra en el título "Relato del horizonte", donde recupera la voz en español de unos versos que comprenden toda una intensa vida.

Isel Rivero (La Habana, Cuba, 1941) tiene la simpatía a flor de piel. Con los ojos vivarachos tras un amplio flequillo que le cae por delante, se disculpa con la gracieja de los habaneros . "Debía haber pasado por la peluquería, ustedes me disculpan". En ella se refleja, a primera vista, la vida difícil por la que ha pasado, una mujer que conoce el sufrimiento no sólo en su persona, sino también en el rostro de otros. Su labor en Naciones Unidas, donde trabajó en diferentes departamentos, la llevaron a Namibia, Ruanda, a Centroamérica y otros lugares con el dolor como referente. Aunque estas experiencias están marcadas en los pliegues de su rostro Isel es, ante todo, una mujer llena de sensibilidad.

Existe un exilio físico, como el que padeció y sigue soportando esta mujer, que tuvo que salir de la Cuba castrista, pero quizás hay otro mayor –si cabe- que se llevó por dentro, porque durante muchos años la hicieron renunciar a expresarse literariamente en su lengua materna. "Nadie quería...

  • Fecha: 01/12/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Antonio Dopacio
  • Fotos: 6
  • Palabras: 1934
  • Referencia: 4000010788

La poeta Isel Rivero y Méndez (La Habana, Cuba, 1941) es maestra en el arte de transmitir. Con el suficiente conocimiento del horror experimentado en carne propia de exilio y como funcionaria de la ONU en países deprimidos, resume su obra en el título "Relato del horizonte", donde recupera la voz en español de unos versos que comprenden toda una intensa vida.

Isel Rivero (La Habana, Cuba, 1941) tiene la simpatía a flor de piel. Con los ojos vivarachos tras un amplio flequillo que le cae por delante, se disculpa con la gracieja de los habaneros . "Debía haber pasado por la peluquería, ustedes me disculpan". En ella se refleja, a primera vista, la vida difícil por la que ha pasado, una mujer que conoce el sufrimiento no sólo en su persona, sino también en el rostro de otros. Su labor en Naciones Unidas, donde trabajó en diferentes departamentos, la llevaron a Namibia, Ruanda, a Centroamérica y otros lugares con el dolor como referente. Aunque estas experiencias están marcadas en los pliegues de su rostro Isel es, ante todo, una mujer llena de sensibilidad.

Existe un exilio físico, como el que padeció y sigue soportando esta mujer, que tuvo que salir de la Cuba castrista, pero quizás hay otro mayor –si cabe- que se llevó por dentro, porque durante muchos años la hicieron renunciar a expresarse literariamente en su lengua materna. "Nadie quería...

Contenidos del Reportaje:

<
>

Isel Rivero juega con sus perros en el jardín de su casa.

La poeta cubana con su último libro.

Isel Rivero en la bibliteca de su residencia en Madrid.

Isel Rivero en la biblioteca de su residencia de la localidad de Torrelodones (Madrid).

Isel Rivero publica "Relato del horizonte".

Isel Rivero ha vivido diferentes exilios.

Sugerencias de Producto

Texto
Efedata
Multimedia
Contenidos digitales general multimedia con vídeo España
Foto
Gráfico Cataluña
Foto
Gráfico deportes España
Foto
Fototeca
Texto
Texto internacional general para España
Texto
Texto Andalucía
Reportaje
Reportajes general España