Reportaje

03/11/2010 12:00 (UTC)

CURIOSIDADES

Ikebana, la segunda vida de las flores

Dicen en Japón que algunas plantas tienen dos vidas: la que les dio la naturaleza y la que les concede el ikebana, el antiguo arte de hacer composiciones florales. Seis siglos después de su nacimiento, sigue siendo seña de identidad de la cultura nipona.

DESTACADOS:.

--- El objetivo es transmitir equilibrio y armonía con combinaciones de ramas, hojas y flores de todo tipo. El origen de esta práctica no está del todo claro. Se cree que, antes de la llegada del budismo, los fieles sintoístas ya utilizaban las flores para acompañar sus oraciones.

--- Con hojas multicolores, ramas secas e hilos transparentes, Itoh Teika es capaz de transformar una sala de exposiciones en un lugar envuelto por la naturaleza, con cientos de hojas aparentemente suspendidas en el aire como si de una lluvia vegetal se tratara.

--- Aunque el ikebana se contemplaba hasta hace poco como un arte femenino -hasta 1960, de hecho, se consideraba que era algo que todas las mujeres debían aprender antes del matrimonio-, cada vez hay más hombres que se dedican a ello.

Su nombre significa, literalmente, dar nueva vida. Con raíces en el siglo XIV, la práctica del arreglo floral sigue a la orden del día en el Japón del siglo XXI. Los estilos actuales se funden con las...

Dicen en Japón que algunas plantas tienen dos vidas: la que les dio la naturaleza y la que les concede el ikebana, el antiguo arte de hacer composiciones florales. Seis siglos después de su nacimiento, sigue siendo seña de identidad de la cultura nipona.

DESTACADOS:.

--- El objetivo es transmitir equilibrio y armonía con combinaciones de ramas, hojas y flores de todo tipo. El origen de esta práctica no está del todo claro. Se cree que, antes de la llegada del budismo, los fieles sintoístas ya utilizaban las flores para acompañar sus oraciones.

--- Con hojas multicolores, ramas secas e hilos transparentes, Itoh Teika es capaz de transformar una sala de exposiciones en un lugar envuelto por la naturaleza, con cientos de hojas aparentemente suspendidas en el aire como si de una lluvia vegetal se tratara.

--- Aunque el ikebana se contemplaba hasta hace poco como un arte femenino -hasta 1960, de hecho, se consideraba que era algo que todas las mujeres debían aprender antes del matrimonio-, cada vez hay más hombres que se dedican a ello.

Su nombre significa, literalmente, dar nueva vida. Con raíces en el siglo XIV, la práctica del arreglo floral sigue a la orden del día en el Japón del siglo XXI. Los estilos actuales se funden con las...

Dicen en Japón que algunas plantas tienen dos vidas: la que les dio la naturaleza y la que les concede el ikebana, el antiguo arte de hacer composiciones florales. Seis siglos después de su nacimiento, sigue siendo seña de identidad de la cultura nipona.

DESTACADOS:.

--- El objetivo es transmitir equilibrio y armonía con combinaciones de ramas, hojas y flores de todo tipo. El origen de esta práctica no está del todo claro. Se cree que, antes de la llegada del budismo, los fieles sintoístas ya utilizaban las flores para acompañar sus oraciones.

--- Con hojas multicolores, ramas secas e hilos transparentes, Itoh Teika es capaz de transformar una sala de exposiciones en un lugar envuelto por la naturaleza, con cientos de hojas aparentemente suspendidas en el aire como si de una lluvia vegetal se tratara.

--- Aunque el ikebana se contemplaba hasta hace poco como un arte femenino -hasta 1960, de hecho, se consideraba que era algo que todas las mujeres debían aprender antes del matrimonio-, cada vez hay más hombres que se dedican a ello.

Su nombre significa, literalmente, dar nueva vida. Con raíces en el siglo XIV, la práctica del arreglo floral sigue a la orden del día en el Japón del siglo XXI. Los estilos actuales se funden con las...

Dicen en Japón que algunas plantas tienen dos vidas: la que les dio la naturaleza y la que les concede el ikebana, el antiguo arte de hacer composiciones florales. Seis siglos después de su nacimiento, sigue siendo seña de identidad de la cultura nipona.

DESTACADOS:.

--- El objetivo es transmitir equilibrio y armonía con combinaciones de ramas, hojas y flores de todo tipo. El origen de esta práctica no está del todo claro. Se cree que, antes de la llegada del budismo, los fieles sintoístas ya utilizaban las flores para acompañar sus oraciones.

--- Con hojas multicolores, ramas secas e hilos transparentes, Itoh Teika es capaz de transformar una sala de exposiciones en un lugar envuelto por la naturaleza, con cientos de hojas aparentemente suspendidas en el aire como si de una lluvia vegetal se tratara.

--- Aunque el ikebana se contemplaba hasta hace poco como un arte femenino -hasta 1960, de hecho, se consideraba que era algo que todas las mujeres debían aprender antes del matrimonio-, cada vez hay más hombres que se dedican a ello.

Su nombre significa, literalmente, dar nueva vida. Con raíces en el siglo XIV, la práctica del arreglo floral sigue a la orden del día en el Japón del siglo XXI. Los estilos actuales se funden con las...

Dicen en Japón que algunas plantas tienen dos vidas: la que les dio la naturaleza y la que les concede el ikebana, el antiguo arte de hacer composiciones florales. Seis siglos después de su nacimiento, sigue siendo seña de identidad de la cultura nipona.

DESTACADOS:.

--- El objetivo es transmitir equilibrio y armonía con combinaciones de ramas, hojas y flores de todo tipo. El origen de esta práctica no está del todo claro. Se cree que, antes de la llegada del budismo, los fieles sintoístas ya utilizaban las flores para acompañar sus oraciones.

--- Con hojas multicolores, ramas secas e hilos transparentes, Itoh Teika es capaz de transformar una sala de exposiciones en un lugar envuelto por la naturaleza, con cientos de hojas aparentemente suspendidas en el aire como si de una lluvia vegetal se tratara.

--- Aunque el ikebana se contemplaba hasta hace poco como un arte femenino -hasta 1960, de hecho, se consideraba que era algo que todas las mujeres debían aprender antes del matrimonio-, cada vez hay más hombres que se dedican a ello.

Su nombre significa, literalmente, dar nueva vida. Con raíces en el siglo XIV, la práctica del arreglo floral sigue a la orden del día en el Japón del siglo XXI. Los estilos actuales se funden con las...

Contenidos del Reportaje:

<
>

El ikebana puede combinar varios elementos; en este caso el agua se combina con las flores y las ramas, con atención también en el envase. Composición de la maestra Teika Itoh.

Composición de Teika Itoh de ikebana contemporáneo. El ikebana contemporáneo puede conjugar las flores vivas con objetos o tejidos, en función del objetivo de la instalación.

Un ikebana para colocar como centro de mesa

Unas trabajadoras haciendo una composición floral en Tokio.

Detalle de la composición "lluvia vegetal" de Teika Itoh.

Sugerencias de Producto

Multimedia
Contenidos digitales general multimedia con vídeo España
Foto
Fototeca
Texto
Texto España
Vídeo
EFE VÍDEO España
Reportaje
Reportajes general España
Texto
Texto deportes general España
Texto
Efedata
Foto
Gráfico Cataluña