Reportaje

29/07/2003 12:00 (UTC)

DEPORTES

Ian Thorpe, la estela del “torpedo”

  • Fecha: 29/07/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Antonio Muñoz Vélez
  • Fotos: 5
  • Palabras: 1104
  • Referencia: 4000008766

Irrumpió como un ciclón en las piscinas hace un lustro: con 15 años, hacía historia al ser el primer nadador que se proclamaba campeón mundial a tan tierna edad. Y lo hacía, además, en su país. Ahora, es ya una leyenda viva, sobre todo en Australia, pese a que su juventud sigue siendo casi insultante. Es Ian Thorpe, el hombre récord, el “Frankenstein” de la natación. Aunque en el último Campeonato del Mundo, en Barcelona, “el torpedo” ha demostrado que también él es humano.

Thorpe desembarcaba en Barcelona con el propósito de continuar con su apabullante reinado. Y lo ha conseguido, aunque sin rematar del todo la faena: se tomó la revancha barriendo al holandés Van den Hoogenband –el mismo que le arrebató el oro en los 200 libres en su propia casa, en los Juegos Olímpicos de Sydney-, pero cayó derrotado en los 100 libres ante el veterano Alexander Popov, el ruso que, a sus 31 años, ha recuperado la gloria que alcanzó, precisamente, en Barcelona, en las ya lejanas olimpiadas de 1992.

Tampoco pudo Thorpe con Michael Phelps, la gran revelación de la natación actual. Phelps le dejó en evidencia en los 200 estilos consiguiendo, además, un nuevo récord del mundo en la categoría. El “torpedo” tuvo que conformarse en la medalla de plata, demostrando que la versatilidad no es su mayor virtud. Thorpe se marcha de Barcelona con cuatro medallas: oro en 200 y 400 libres, plata en 200 estilos y bronce en 100 metros libres, y sin batir ningún récord del mundo, un...

  • Fecha: 29/07/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Antonio Muñoz Vélez
  • Fotos: 5
  • Palabras: 1104
  • Referencia: 4000008766

Irrumpió como un ciclón en las piscinas hace un lustro: con 15 años, hacía historia al ser el primer nadador que se proclamaba campeón mundial a tan tierna edad. Y lo hacía, además, en su país. Ahora, es ya una leyenda viva, sobre todo en Australia, pese a que su juventud sigue siendo casi insultante. Es Ian Thorpe, el hombre récord, el “Frankenstein” de la natación. Aunque en el último Campeonato del Mundo, en Barcelona, “el torpedo” ha demostrado que también él es humano.

Thorpe desembarcaba en Barcelona con el propósito de continuar con su apabullante reinado. Y lo ha conseguido, aunque sin rematar del todo la faena: se tomó la revancha barriendo al holandés Van den Hoogenband –el mismo que le arrebató el oro en los 200 libres en su propia casa, en los Juegos Olímpicos de Sydney-, pero cayó derrotado en los 100 libres ante el veterano Alexander Popov, el ruso que, a sus 31 años, ha recuperado la gloria que alcanzó, precisamente, en Barcelona, en las ya lejanas olimpiadas de 1992.

Tampoco pudo Thorpe con Michael Phelps, la gran revelación de la natación actual. Phelps le dejó en evidencia en los 200 estilos consiguiendo, además, un nuevo récord del mundo en la categoría. El “torpedo” tuvo que conformarse en la medalla de plata, demostrando que la versatilidad no es su mayor virtud. Thorpe se marcha de Barcelona con cuatro medallas: oro en 200 y 400 libres, plata en 200 estilos y bronce en 100 metros libres, y sin batir ningún récord del mundo, un...

  • Fecha: 29/07/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Antonio Muñoz Vélez
  • Fotos: 5
  • Palabras: 1104
  • Referencia: 4000008766

Irrumpió como un ciclón en las piscinas hace un lustro: con 15 años, hacía historia al ser el primer nadador que se proclamaba campeón mundial a tan tierna edad. Y lo hacía, además, en su país. Ahora, es ya una leyenda viva, sobre todo en Australia, pese a que su juventud sigue siendo casi insultante. Es Ian Thorpe, el hombre récord, el “Frankenstein” de la natación. Aunque en el último Campeonato del Mundo, en Barcelona, “el torpedo” ha demostrado que también él es humano.

Thorpe desembarcaba en Barcelona con el propósito de continuar con su apabullante reinado. Y lo ha conseguido, aunque sin rematar del todo la faena: se tomó la revancha barriendo al holandés Van den Hoogenband –el mismo que le arrebató el oro en los 200 libres en su propia casa, en los Juegos Olímpicos de Sydney-, pero cayó derrotado en los 100 libres ante el veterano Alexander Popov, el ruso que, a sus 31 años, ha recuperado la gloria que alcanzó, precisamente, en Barcelona, en las ya lejanas olimpiadas de 1992.

Tampoco pudo Thorpe con Michael Phelps, la gran revelación de la natación actual. Phelps le dejó en evidencia en los 200 estilos consiguiendo, además, un nuevo récord del mundo en la categoría. El “torpedo” tuvo que conformarse en la medalla de plata, demostrando que la versatilidad no es su mayor virtud. Thorpe se marcha de Barcelona con cuatro medallas: oro en 200 y 400 libres, plata en 200 estilos y bronce en 100 metros libres, y sin batir ningún récord del mundo, un...

  • Fecha: 29/07/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Antonio Muñoz Vélez
  • Fotos: 5
  • Palabras: 1104
  • Referencia: 4000008766

Irrumpió como un ciclón en las piscinas hace un lustro: con 15 años, hacía historia al ser el primer nadador que se proclamaba campeón mundial a tan tierna edad. Y lo hacía, además, en su país. Ahora, es ya una leyenda viva, sobre todo en Australia, pese a que su juventud sigue siendo casi insultante. Es Ian Thorpe, el hombre récord, el “Frankenstein” de la natación. Aunque en el último Campeonato del Mundo, en Barcelona, “el torpedo” ha demostrado que también él es humano.

Thorpe desembarcaba en Barcelona con el propósito de continuar con su apabullante reinado. Y lo ha conseguido, aunque sin rematar del todo la faena: se tomó la revancha barriendo al holandés Van den Hoogenband –el mismo que le arrebató el oro en los 200 libres en su propia casa, en los Juegos Olímpicos de Sydney-, pero cayó derrotado en los 100 libres ante el veterano Alexander Popov, el ruso que, a sus 31 años, ha recuperado la gloria que alcanzó, precisamente, en Barcelona, en las ya lejanas olimpiadas de 1992.

Tampoco pudo Thorpe con Michael Phelps, la gran revelación de la natación actual. Phelps le dejó en evidencia en los 200 estilos consiguiendo, además, un nuevo récord del mundo en la categoría. El “torpedo” tuvo que conformarse en la medalla de plata, demostrando que la versatilidad no es su mayor virtud. Thorpe se marcha de Barcelona con cuatro medallas: oro en 200 y 400 libres, plata en 200 estilos y bronce en 100 metros libres, y sin batir ningún récord del mundo, un...

  • Fecha: 29/07/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Antonio Muñoz Vélez
  • Fotos: 5
  • Palabras: 1104
  • Referencia: 4000008766

Irrumpió como un ciclón en las piscinas hace un lustro: con 15 años, hacía historia al ser el primer nadador que se proclamaba campeón mundial a tan tierna edad. Y lo hacía, además, en su país. Ahora, es ya una leyenda viva, sobre todo en Australia, pese a que su juventud sigue siendo casi insultante. Es Ian Thorpe, el hombre récord, el “Frankenstein” de la natación. Aunque en el último Campeonato del Mundo, en Barcelona, “el torpedo” ha demostrado que también él es humano.

Thorpe desembarcaba en Barcelona con el propósito de continuar con su apabullante reinado. Y lo ha conseguido, aunque sin rematar del todo la faena: se tomó la revancha barriendo al holandés Van den Hoogenband –el mismo que le arrebató el oro en los 200 libres en su propia casa, en los Juegos Olímpicos de Sydney-, pero cayó derrotado en los 100 libres ante el veterano Alexander Popov, el ruso que, a sus 31 años, ha recuperado la gloria que alcanzó, precisamente, en Barcelona, en las ya lejanas olimpiadas de 1992.

Tampoco pudo Thorpe con Michael Phelps, la gran revelación de la natación actual. Phelps le dejó en evidencia en los 200 estilos consiguiendo, además, un nuevo récord del mundo en la categoría. El “torpedo” tuvo que conformarse en la medalla de plata, demostrando que la versatilidad no es su mayor virtud. Thorpe se marcha de Barcelona con cuatro medallas: oro en 200 y 400 libres, plata en 200 estilos y bronce en 100 metros libres, y sin batir ningún récord del mundo, un...

Contenidos del Reportaje:

<
>

Ian Thorpe durante su participación en los Campeonatos del Mundo de Natación celebrados en Barcelona

Ian Thorpe ha demostrado en Barcelona que también es humano

Ian Thorpe confia en su trabajo de cara a los Juegos Olímpicos de Atenas 2004.

Thorpe con el oro en 400 metros libres, su gran especialidad.

Michael Phelps (izquierda) e Ian Thorpe, los dos grandes nadadores del momento, con permiso del ruso Popov y el holandés Van den Hoogenband

Sugerencias de Producto

Texto
Texto deportes general España
Texto
Efedata
Texto
EFECOM
Multimedia
Contenidos digitales general multimedia con vídeo España
Reportaje
Reportajes general España
Vídeo
EFE VÍDEO
Vídeo
EFE VÍDEO Internacional para España
Vídeo
EFE VÍDEO España