Free
Reportaje

19/10/2011 12:00 (UTC)

ASUNTOS SOCIALES

La fuerza de la "Gente de ninguna parte"

Cuando no hay lugar en el mundo donde tener voz y ningún papel puede dar fe de la existencia de un ser humano, es cuando un hombre, una mujer o un niño empiezan a ser invisibles a los ojos de los demás. La exposición fotográfica “Gente de ninguna parte. Los apátridas del mundo” pone rostro y ojos a una realidad dramática.

DESTACADOS:.

-- El fotógrafo norteamericano Greg Constantine comenzó hace seis años a retratar a aquellos que no eran de ningún sitio. En la sala de exposiciones BBVA, en el madrileño Paseo de la Castellana, se puede contemplar su obra que pone de manifiesto una realidad demoledora.

-- “Para mí la apatridia es no tener identidad, no tener personalidad. Somos gente sin raíces (…) y yo quiero echar raíces”, dice con la tristeza reflejada en el rostro Ralilla Abulkhanova, una joven profesora cuyo origen es la antigua U.R.S.S.. Nació en Kazajstán, donde vivió hasta los 17 años, hasta que por sus estudios se trasladó a Rusia.

-- Gracias a la colaboración de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) el fotógrafo estadounidense ha podido plasmar una realidad que afecta a 12 millones de personas en todo el mundo, que no tienen una nacionalidad reconocida ni pertenecen a ningún país.

Los apátridas son gente que no pertenecen a ningún país porque alguien se empeña en que no echen...

Cuando no hay lugar en el mundo donde tener voz y ningún papel puede dar fe de la existencia de un ser humano, es cuando un hombre, una mujer o un niño empiezan a ser invisibles a los ojos de los demás. La exposición fotográfica “Gente de ninguna parte. Los apátridas del mundo” pone rostro y ojos a una realidad dramática.

DESTACADOS:.

-- El fotógrafo norteamericano Greg Constantine comenzó hace seis años a retratar a aquellos que no eran de ningún sitio. En la sala de exposiciones BBVA, en el madrileño Paseo de la Castellana, se puede contemplar su obra que pone de manifiesto una realidad demoledora.

-- “Para mí la apatridia es no tener identidad, no tener personalidad. Somos gente sin raíces (…) y yo quiero echar raíces”, dice con la tristeza reflejada en el rostro Ralilla Abulkhanova, una joven profesora cuyo origen es la antigua U.R.S.S.. Nació en Kazajstán, donde vivió hasta los 17 años, hasta que por sus estudios se trasladó a Rusia.

-- Gracias a la colaboración de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) el fotógrafo estadounidense ha podido plasmar una realidad que afecta a 12 millones de personas en todo el mundo, que no tienen una nacionalidad reconocida ni pertenecen a ningún país.

Los apátridas son gente que no pertenecen a ningún país porque alguien se empeña en que no echen...

Cuando no hay lugar en el mundo donde tener voz y ningún papel puede dar fe de la existencia de un ser humano, es cuando un hombre, una mujer o un niño empiezan a ser invisibles a los ojos de los demás. La exposición fotográfica “Gente de ninguna parte. Los apátridas del mundo” pone rostro y ojos a una realidad dramática.

DESTACADOS:.

-- El fotógrafo norteamericano Greg Constantine comenzó hace seis años a retratar a aquellos que no eran de ningún sitio. En la sala de exposiciones BBVA, en el madrileño Paseo de la Castellana, se puede contemplar su obra que pone de manifiesto una realidad demoledora.

-- “Para mí la apatridia es no tener identidad, no tener personalidad. Somos gente sin raíces (…) y yo quiero echar raíces”, dice con la tristeza reflejada en el rostro Ralilla Abulkhanova, una joven profesora cuyo origen es la antigua U.R.S.S.. Nació en Kazajstán, donde vivió hasta los 17 años, hasta que por sus estudios se trasladó a Rusia.

-- Gracias a la colaboración de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) el fotógrafo estadounidense ha podido plasmar una realidad que afecta a 12 millones de personas en todo el mundo, que no tienen una nacionalidad reconocida ni pertenecen a ningún país.

Los apátridas son gente que no pertenecen a ningún país porque alguien se empeña en que no echen...

Cuando no hay lugar en el mundo donde tener voz y ningún papel puede dar fe de la existencia de un ser humano, es cuando un hombre, una mujer o un niño empiezan a ser invisibles a los ojos de los demás. La exposición fotográfica “Gente de ninguna parte. Los apátridas del mundo” pone rostro y ojos a una realidad dramática.

DESTACADOS:.

-- El fotógrafo norteamericano Greg Constantine comenzó hace seis años a retratar a aquellos que no eran de ningún sitio. En la sala de exposiciones BBVA, en el madrileño Paseo de la Castellana, se puede contemplar su obra que pone de manifiesto una realidad demoledora.

-- “Para mí la apatridia es no tener identidad, no tener personalidad. Somos gente sin raíces (…) y yo quiero echar raíces”, dice con la tristeza reflejada en el rostro Ralilla Abulkhanova, una joven profesora cuyo origen es la antigua U.R.S.S.. Nació en Kazajstán, donde vivió hasta los 17 años, hasta que por sus estudios se trasladó a Rusia.

-- Gracias a la colaboración de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) el fotógrafo estadounidense ha podido plasmar una realidad que afecta a 12 millones de personas en todo el mundo, que no tienen una nacionalidad reconocida ni pertenecen a ningún país.

Los apátridas son gente que no pertenecen a ningún país porque alguien se empeña en que no echen...

Cuando no hay lugar en el mundo donde tener voz y ningún papel puede dar fe de la existencia de un ser humano, es cuando un hombre, una mujer o un niño empiezan a ser invisibles a los ojos de los demás. La exposición fotográfica “Gente de ninguna parte. Los apátridas del mundo” pone rostro y ojos a una realidad dramática.

DESTACADOS:.

-- El fotógrafo norteamericano Greg Constantine comenzó hace seis años a retratar a aquellos que no eran de ningún sitio. En la sala de exposiciones BBVA, en el madrileño Paseo de la Castellana, se puede contemplar su obra que pone de manifiesto una realidad demoledora.

-- “Para mí la apatridia es no tener identidad, no tener personalidad. Somos gente sin raíces (…) y yo quiero echar raíces”, dice con la tristeza reflejada en el rostro Ralilla Abulkhanova, una joven profesora cuyo origen es la antigua U.R.S.S.. Nació en Kazajstán, donde vivió hasta los 17 años, hasta que por sus estudios se trasladó a Rusia.

-- Gracias a la colaboración de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) el fotógrafo estadounidense ha podido plasmar una realidad que afecta a 12 millones de personas en todo el mundo, que no tienen una nacionalidad reconocida ni pertenecen a ningún país.

Los apátridas son gente que no pertenecen a ningún país porque alguien se empeña en que no echen...

Contenidos del Reportaje:

<
>

Esta joven de 20 años de étnia Urdu fue abandonada por su marido, quien iba a casarse con una mujer de origen bangladeshi con la esperanza de poder obtener así la ciudadanía. La joven es ciega y no tiene familia que le ayude a mantenerse ni a ella ni a su hijo.

Un hombre descansa junto a su nieto. A pesar de que durante cinco generaciones su familia a vivido en Terai (Nepal) no dispone de la nacionalidad. Cuando en 2007 remodeló su estado un número indeteminado de población, entre ellos la étnia Dalit quedó excluida, y no han podido regularizar su situación como ciudadanos.

Antoni Ballabriga, Greg Constantine, Mark Manly y Maricela Daniel han inaugurado la exposición y el seminario sobre apatridia organizada por ACNUR.

ACNUR calcula que en el mundo hay actualmente cerca de 12 millones de personas en situación de apatridia, gente que carece de nacionalidad, “Gente de ninguna parte”.

La exposición permanecerá abierta del 19 octubre al 6 de noviembre en la Sala de Exposiciones BBVA Paseo de la Castellana 81 de la capital de España

Sugerencias de Producto

Texto
EFECOM
Vídeo
EFE VÍDEO Internacional para España
Texto
Texto deportes general España
Reportaje
Reportajes general España
Multimedia
Contenidos digitales general multimedia con vídeo España
Foto
Servicio Gráfico General España
Texto
Efedata
Foto
Gráfico Cataluña