Reportaje

13/02/2003 12:00 (UTC)

Cultura

Frida Kalho y Trotsky en Coyoacán: “Victoria de la muerte sobre el azul”.

  • Fecha: 13/02/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Juan Manuel González
  • Fotos: 5
  • Palabras: 1864
  • Referencia: 4000007062

No sólo en el reino de las criaturas emblemáticas y literarias, sino también en el de la historia y lo real, la contraposición entre dos personalidades es muchas veces la clave de hechos y situaciones decisivos tanto para el individuo como para la colectividad. Uno de esos dúos condenados a destrozarse y a no concebir la existencia sin la oposición del respectivo contrario, es el formado por Trotsky y Stalin, que relata de manera audaz la autora australiana Meaghan Delahunt en su libro: “Victoria de la muerte sobre el azul”.

Los perfiles enfrentados quizás no sean otra cosa que la concreción de una dialéctica de la naturaleza, una oposición de contrarios que acaba por desembocar en una síntesis que engloba al tiempo las fuerzas constructoras y destructivas de la vida.

Así, se suele alzar ante un personaje básicamente positivo otro básicamente negativo, aunque uno y otro contengan en si rasgos de su contrario, sin ser en consecuencia del todo benéficos o malvados. La historia de la literatura está llena de ejemplos de esto, y la historia de los hechos y acontecimientos vividos por los hombres -al menos desde la antigüedad clásica y Homero- también.

Uno de esos dúos condenados a destrozarse y a no concebir la existencia sin la oposición del respectivo contrario, es el formado por Trotsky y Stalin, herederos de la Revolución de Octubre que transformó la degeneración zarista en una utopía en marcha: el movimiento de los soviets rusos. Como superador de los presupuestos leninistas uno y como traidor a estos...

  • Fecha: 13/02/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Juan Manuel González
  • Fotos: 5
  • Palabras: 1864
  • Referencia: 4000007062

No sólo en el reino de las criaturas emblemáticas y literarias, sino también en el de la historia y lo real, la contraposición entre dos personalidades es muchas veces la clave de hechos y situaciones decisivos tanto para el individuo como para la colectividad. Uno de esos dúos condenados a destrozarse y a no concebir la existencia sin la oposición del respectivo contrario, es el formado por Trotsky y Stalin, que relata de manera audaz la autora australiana Meaghan Delahunt en su libro: “Victoria de la muerte sobre el azul”.

Los perfiles enfrentados quizás no sean otra cosa que la concreción de una dialéctica de la naturaleza, una oposición de contrarios que acaba por desembocar en una síntesis que engloba al tiempo las fuerzas constructoras y destructivas de la vida.

Así, se suele alzar ante un personaje básicamente positivo otro básicamente negativo, aunque uno y otro contengan en si rasgos de su contrario, sin ser en consecuencia del todo benéficos o malvados. La historia de la literatura está llena de ejemplos de esto, y la historia de los hechos y acontecimientos vividos por los hombres -al menos desde la antigüedad clásica y Homero- también.

Uno de esos dúos condenados a destrozarse y a no concebir la existencia sin la oposición del respectivo contrario, es el formado por Trotsky y Stalin, herederos de la Revolución de Octubre que transformó la degeneración zarista en una utopía en marcha: el movimiento de los soviets rusos. Como superador de los presupuestos leninistas uno y como traidor a estos...

  • Fecha: 13/02/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Juan Manuel González
  • Fotos: 5
  • Palabras: 1864
  • Referencia: 4000007062

No sólo en el reino de las criaturas emblemáticas y literarias, sino también en el de la historia y lo real, la contraposición entre dos personalidades es muchas veces la clave de hechos y situaciones decisivos tanto para el individuo como para la colectividad. Uno de esos dúos condenados a destrozarse y a no concebir la existencia sin la oposición del respectivo contrario, es el formado por Trotsky y Stalin, que relata de manera audaz la autora australiana Meaghan Delahunt en su libro: “Victoria de la muerte sobre el azul”.

Los perfiles enfrentados quizás no sean otra cosa que la concreción de una dialéctica de la naturaleza, una oposición de contrarios que acaba por desembocar en una síntesis que engloba al tiempo las fuerzas constructoras y destructivas de la vida.

Así, se suele alzar ante un personaje básicamente positivo otro básicamente negativo, aunque uno y otro contengan en si rasgos de su contrario, sin ser en consecuencia del todo benéficos o malvados. La historia de la literatura está llena de ejemplos de esto, y la historia de los hechos y acontecimientos vividos por los hombres -al menos desde la antigüedad clásica y Homero- también.

Uno de esos dúos condenados a destrozarse y a no concebir la existencia sin la oposición del respectivo contrario, es el formado por Trotsky y Stalin, herederos de la Revolución de Octubre que transformó la degeneración zarista en una utopía en marcha: el movimiento de los soviets rusos. Como superador de los presupuestos leninistas uno y como traidor a estos...

  • Fecha: 13/02/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Juan Manuel González
  • Fotos: 5
  • Palabras: 1864
  • Referencia: 4000007062

No sólo en el reino de las criaturas emblemáticas y literarias, sino también en el de la historia y lo real, la contraposición entre dos personalidades es muchas veces la clave de hechos y situaciones decisivos tanto para el individuo como para la colectividad. Uno de esos dúos condenados a destrozarse y a no concebir la existencia sin la oposición del respectivo contrario, es el formado por Trotsky y Stalin, que relata de manera audaz la autora australiana Meaghan Delahunt en su libro: “Victoria de la muerte sobre el azul”.

Los perfiles enfrentados quizás no sean otra cosa que la concreción de una dialéctica de la naturaleza, una oposición de contrarios que acaba por desembocar en una síntesis que engloba al tiempo las fuerzas constructoras y destructivas de la vida.

Así, se suele alzar ante un personaje básicamente positivo otro básicamente negativo, aunque uno y otro contengan en si rasgos de su contrario, sin ser en consecuencia del todo benéficos o malvados. La historia de la literatura está llena de ejemplos de esto, y la historia de los hechos y acontecimientos vividos por los hombres -al menos desde la antigüedad clásica y Homero- también.

Uno de esos dúos condenados a destrozarse y a no concebir la existencia sin la oposición del respectivo contrario, es el formado por Trotsky y Stalin, herederos de la Revolución de Octubre que transformó la degeneración zarista en una utopía en marcha: el movimiento de los soviets rusos. Como superador de los presupuestos leninistas uno y como traidor a estos...

  • Fecha: 13/02/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Juan Manuel González
  • Fotos: 5
  • Palabras: 1864
  • Referencia: 4000007062

No sólo en el reino de las criaturas emblemáticas y literarias, sino también en el de la historia y lo real, la contraposición entre dos personalidades es muchas veces la clave de hechos y situaciones decisivos tanto para el individuo como para la colectividad. Uno de esos dúos condenados a destrozarse y a no concebir la existencia sin la oposición del respectivo contrario, es el formado por Trotsky y Stalin, que relata de manera audaz la autora australiana Meaghan Delahunt en su libro: “Victoria de la muerte sobre el azul”.

Los perfiles enfrentados quizás no sean otra cosa que la concreción de una dialéctica de la naturaleza, una oposición de contrarios que acaba por desembocar en una síntesis que engloba al tiempo las fuerzas constructoras y destructivas de la vida.

Así, se suele alzar ante un personaje básicamente positivo otro básicamente negativo, aunque uno y otro contengan en si rasgos de su contrario, sin ser en consecuencia del todo benéficos o malvados. La historia de la literatura está llena de ejemplos de esto, y la historia de los hechos y acontecimientos vividos por los hombres -al menos desde la antigüedad clásica y Homero- también.

Uno de esos dúos condenados a destrozarse y a no concebir la existencia sin la oposición del respectivo contrario, es el formado por Trotsky y Stalin, herederos de la Revolución de Octubre que transformó la degeneración zarista en una utopía en marcha: el movimiento de los soviets rusos. Como superador de los presupuestos leninistas uno y como traidor a estos...

Contenidos del Reportaje:

<
>

Autorretrato de Frida Kahlo, uno de los personajes centrales de “Victoria de la muerte sobre el azul”.

La figura de Frida Khalo es cumbre en este libro

Stalin junto a Lenin

Exposición sobre Frida Khalo a quien se ve, al fondo, en una fotografía

Leon Trotsky, el alma gemela y contraria de Stalin

Sugerencias de Producto

Multimedia
Contenidos digitales general multimedia con vídeo España
Texto
Texto Andalucía
Foto
Fototeca
Foto
Gráfico Galicia
Vídeo
EFE VÍDEO
Texto
EFECOM
Reportaje
Reportajes general España
Foto
Gráfico Cataluña