Reportaje

04/06/2002 12:00 (UTC)

ARTE:

Filippo Lippi, desde cerca

  • Fecha: 04/06/2002 12:00 (UTC)
  • Autor: Jaime Castillo
  • Fotos: 5
  • Palabras: 1129
  • Referencia: 4000005196

En Italia se ha abordado el proceso de restauración de los magníficos frescos realizados en la catedral de Prato por Filippo Lippi, “Storie di Santo Stefano e di San Giovanni Battista”. Ello permite a los amantes del arte contemplar la obra restauradora desde el mismo andamiaje.

La restauración está siendo cada vez más una actividad de gran interés para el público, no sólo por lo que tiene de conservación de la obra original, sino porque permite exhibirla mejor. La mayor tentación para los amantes del arte es subirse a los andamios de las restauraciones y tocar con los ojos obras maestras de la pintura.

Ahora, en Prato, cerca de Florencia, se está restaurando el magnífico ciclo de frescos del gran Filippo Lippi, y ello ha permitido divulgar aún más la obra de este autor, conjugando el trabajo de los expertos con la apertura al público de sus ocasionales talleres.

El monje mundano.

Monje, como Fra Angélico, pero más mundano, nació Filippo Lippi en Florencia en 1406 y murió en 1469. De niño fue ingresado en la orden del Carmen, pero su vocación era la de pintor.

Se advierte en su pintura que carece de la religiosidad de Fra Angélico, aunque tiene un trazo mas libre y suelto. Lippi es una síntesis entre el dominico y Masaccio. Enamorado de la monja Lucrecia...

  • Fecha: 04/06/2002 12:00 (UTC)
  • Autor: Jaime Castillo
  • Fotos: 5
  • Palabras: 1129
  • Referencia: 4000005196

En Italia se ha abordado el proceso de restauración de los magníficos frescos realizados en la catedral de Prato por Filippo Lippi, “Storie di Santo Stefano e di San Giovanni Battista”. Ello permite a los amantes del arte contemplar la obra restauradora desde el mismo andamiaje.

La restauración está siendo cada vez más una actividad de gran interés para el público, no sólo por lo que tiene de conservación de la obra original, sino porque permite exhibirla mejor. La mayor tentación para los amantes del arte es subirse a los andamios de las restauraciones y tocar con los ojos obras maestras de la pintura.

Ahora, en Prato, cerca de Florencia, se está restaurando el magnífico ciclo de frescos del gran Filippo Lippi, y ello ha permitido divulgar aún más la obra de este autor, conjugando el trabajo de los expertos con la apertura al público de sus ocasionales talleres.

El monje mundano.

Monje, como Fra Angélico, pero más mundano, nació Filippo Lippi en Florencia en 1406 y murió en 1469. De niño fue ingresado en la orden del Carmen, pero su vocación era la de pintor.

Se advierte en su pintura que carece de la religiosidad de Fra Angélico, aunque tiene un trazo mas libre y suelto. Lippi es una síntesis entre el dominico y Masaccio. Enamorado de la monja Lucrecia...

  • Fecha: 04/06/2002 12:00 (UTC)
  • Autor: Jaime Castillo
  • Fotos: 5
  • Palabras: 1129
  • Referencia: 4000005196

En Italia se ha abordado el proceso de restauración de los magníficos frescos realizados en la catedral de Prato por Filippo Lippi, “Storie di Santo Stefano e di San Giovanni Battista”. Ello permite a los amantes del arte contemplar la obra restauradora desde el mismo andamiaje.

La restauración está siendo cada vez más una actividad de gran interés para el público, no sólo por lo que tiene de conservación de la obra original, sino porque permite exhibirla mejor. La mayor tentación para los amantes del arte es subirse a los andamios de las restauraciones y tocar con los ojos obras maestras de la pintura.

Ahora, en Prato, cerca de Florencia, se está restaurando el magnífico ciclo de frescos del gran Filippo Lippi, y ello ha permitido divulgar aún más la obra de este autor, conjugando el trabajo de los expertos con la apertura al público de sus ocasionales talleres.

El monje mundano.

Monje, como Fra Angélico, pero más mundano, nació Filippo Lippi en Florencia en 1406 y murió en 1469. De niño fue ingresado en la orden del Carmen, pero su vocación era la de pintor.

Se advierte en su pintura que carece de la religiosidad de Fra Angélico, aunque tiene un trazo mas libre y suelto. Lippi es una síntesis entre el dominico y Masaccio. Enamorado de la monja Lucrecia...

  • Fecha: 04/06/2002 12:00 (UTC)
  • Autor: Jaime Castillo
  • Fotos: 5
  • Palabras: 1129
  • Referencia: 4000005196

En Italia se ha abordado el proceso de restauración de los magníficos frescos realizados en la catedral de Prato por Filippo Lippi, “Storie di Santo Stefano e di San Giovanni Battista”. Ello permite a los amantes del arte contemplar la obra restauradora desde el mismo andamiaje.

La restauración está siendo cada vez más una actividad de gran interés para el público, no sólo por lo que tiene de conservación de la obra original, sino porque permite exhibirla mejor. La mayor tentación para los amantes del arte es subirse a los andamios de las restauraciones y tocar con los ojos obras maestras de la pintura.

Ahora, en Prato, cerca de Florencia, se está restaurando el magnífico ciclo de frescos del gran Filippo Lippi, y ello ha permitido divulgar aún más la obra de este autor, conjugando el trabajo de los expertos con la apertura al público de sus ocasionales talleres.

El monje mundano.

Monje, como Fra Angélico, pero más mundano, nació Filippo Lippi en Florencia en 1406 y murió en 1469. De niño fue ingresado en la orden del Carmen, pero su vocación era la de pintor.

Se advierte en su pintura que carece de la religiosidad de Fra Angélico, aunque tiene un trazo mas libre y suelto. Lippi es una síntesis entre el dominico y Masaccio. Enamorado de la monja Lucrecia...

  • Fecha: 04/06/2002 12:00 (UTC)
  • Autor: Jaime Castillo
  • Fotos: 5
  • Palabras: 1129
  • Referencia: 4000005196

En Italia se ha abordado el proceso de restauración de los magníficos frescos realizados en la catedral de Prato por Filippo Lippi, “Storie di Santo Stefano e di San Giovanni Battista”. Ello permite a los amantes del arte contemplar la obra restauradora desde el mismo andamiaje.

La restauración está siendo cada vez más una actividad de gran interés para el público, no sólo por lo que tiene de conservación de la obra original, sino porque permite exhibirla mejor. La mayor tentación para los amantes del arte es subirse a los andamios de las restauraciones y tocar con los ojos obras maestras de la pintura.

Ahora, en Prato, cerca de Florencia, se está restaurando el magnífico ciclo de frescos del gran Filippo Lippi, y ello ha permitido divulgar aún más la obra de este autor, conjugando el trabajo de los expertos con la apertura al público de sus ocasionales talleres.

El monje mundano.

Monje, como Fra Angélico, pero más mundano, nació Filippo Lippi en Florencia en 1406 y murió en 1469. De niño fue ingresado en la orden del Carmen, pero su vocación era la de pintor.

Se advierte en su pintura que carece de la religiosidad de Fra Angélico, aunque tiene un trazo mas libre y suelto. Lippi es una síntesis entre el dominico y Masaccio. Enamorado de la monja Lucrecia...

Contenidos del Reportaje:

<
>

Sugerencias de Producto

Foto
Fototeca
Texto
Texto deportes general España
Texto
EFECOM
Vídeo
EFE VÍDEO
Texto
Texto España
Multimedia
Contenidos digitales general multimedia con vídeo España
Reportaje
Reportajes general España
Texto
Texto internacional general para España