Reportaje

10/05/2010 12:00 (UTC)

CINE

Erotismo, intrigas y magia en un París de cine

El cineasta de origen alemán Ernst Lubitsch declaraba sin pudor que, entre el París reconstruido en los estudios de la Paramount y el París de Francia, prefería el que se erigía bajo el sol de California.

DESTACADOS:.

-- Cuando el cine todavía no tenía color ni sonido, París ya reivindicaba con discreción su importancia en la historia del séptimo arte.

-- En los años veinte, dos famosos fotógrafos, los hermanos Seeberger, recibieron el encargo de ir a Francia para tomar fotos de lugares y personajes "típicamente parisinos" que sirvieran de modelo para los directores artísticos de los estudios de Hollywood.

-- El director Rene Clair fue quien trasladó por primera vez París a un estudio -a pocos kilómetros de la original- en la que también fue su primera película sonora, "Sous les toits de Paris" ("Bajo los techos de París"), de 1930.



Precisamente de ahí, y de otros como el de la Metro-Goldwyn-Mayer o incluso de aquellos situados a pocos kilómetros del verdadero París, salieron numerosas películas que contribuyeron a construir un imaginario personal de la capital gala.

No sólo, sino que también los planos, los ángulos, los colores o la banda sonora pueden convertir a su antojo a...

El cineasta de origen alemán Ernst Lubitsch declaraba sin pudor que, entre el París reconstruido en los estudios de la Paramount y el París de Francia, prefería el que se erigía bajo el sol de California.

DESTACADOS:.

-- Cuando el cine todavía no tenía color ni sonido, París ya reivindicaba con discreción su importancia en la historia del séptimo arte.

-- En los años veinte, dos famosos fotógrafos, los hermanos Seeberger, recibieron el encargo de ir a Francia para tomar fotos de lugares y personajes "típicamente parisinos" que sirvieran de modelo para los directores artísticos de los estudios de Hollywood.

-- El director Rene Clair fue quien trasladó por primera vez París a un estudio -a pocos kilómetros de la original- en la que también fue su primera película sonora, "Sous les toits de Paris" ("Bajo los techos de París"), de 1930.



Precisamente de ahí, y de otros como el de la Metro-Goldwyn-Mayer o incluso de aquellos situados a pocos kilómetros del verdadero París, salieron numerosas películas que contribuyeron a construir un imaginario personal de la capital gala.

No sólo, sino que también los planos, los ángulos, los colores o la banda sonora pueden convertir a su antojo a...

El cineasta de origen alemán Ernst Lubitsch declaraba sin pudor que, entre el París reconstruido en los estudios de la Paramount y el París de Francia, prefería el que se erigía bajo el sol de California.

DESTACADOS:.

-- Cuando el cine todavía no tenía color ni sonido, París ya reivindicaba con discreción su importancia en la historia del séptimo arte.

-- En los años veinte, dos famosos fotógrafos, los hermanos Seeberger, recibieron el encargo de ir a Francia para tomar fotos de lugares y personajes "típicamente parisinos" que sirvieran de modelo para los directores artísticos de los estudios de Hollywood.

-- El director Rene Clair fue quien trasladó por primera vez París a un estudio -a pocos kilómetros de la original- en la que también fue su primera película sonora, "Sous les toits de Paris" ("Bajo los techos de París"), de 1930.



Precisamente de ahí, y de otros como el de la Metro-Goldwyn-Mayer o incluso de aquellos situados a pocos kilómetros del verdadero París, salieron numerosas películas que contribuyeron a construir un imaginario personal de la capital gala.

No sólo, sino que también los planos, los ángulos, los colores o la banda sonora pueden convertir a su antojo a...

El cineasta de origen alemán Ernst Lubitsch declaraba sin pudor que, entre el París reconstruido en los estudios de la Paramount y el París de Francia, prefería el que se erigía bajo el sol de California.

DESTACADOS:.

-- Cuando el cine todavía no tenía color ni sonido, París ya reivindicaba con discreción su importancia en la historia del séptimo arte.

-- En los años veinte, dos famosos fotógrafos, los hermanos Seeberger, recibieron el encargo de ir a Francia para tomar fotos de lugares y personajes "típicamente parisinos" que sirvieran de modelo para los directores artísticos de los estudios de Hollywood.

-- El director Rene Clair fue quien trasladó por primera vez París a un estudio -a pocos kilómetros de la original- en la que también fue su primera película sonora, "Sous les toits de Paris" ("Bajo los techos de París"), de 1930.



Precisamente de ahí, y de otros como el de la Metro-Goldwyn-Mayer o incluso de aquellos situados a pocos kilómetros del verdadero París, salieron numerosas películas que contribuyeron a construir un imaginario personal de la capital gala.

No sólo, sino que también los planos, los ángulos, los colores o la banda sonora pueden convertir a su antojo a...

Contenidos del Reportaje:

<
>

Fotografía sin fecha de principios del siglo XX, de la Torre Eiffel, emblema de París, una ciudad emblemática para el séptimo arte. EFE/Chevojon/ct

"Irma la Douce", el filme en el que Jack Lemmon da vida a un policía que se relaciona con una prostituta encarnada por Shirley MacLaine, está ambientada en París.

A pesar de la reconstrucción de la ciudad en los estudios de Berlín, Quentin Tarantino no pudo evitar rodar unas escenas de sus "Inglourious Basterds" (“Malditos bastardos”) en un café en París, "La Renaissance", al considerar que conservaban el ambiente de los años cuarenta. En la imagen, el director y el actor, Brad Pitt, en Berlín, durante la presentación de la película, en julio de 2009. EFE/JENS KALAENE .

Humphrey Bogart e Ingrid Bergman convierten en cómplice de amores no confesables a París en la película "Casablanca" (1942) con la frase "Siempre nos quedará París". EFE/SIPA

Sugerencias de Producto

Texto
Texto deportes general España
Texto
EFECOM
Foto
Gráfico deportes España
Texto
Texto Castilla y León
Multimedia
Contenidos digitales general multimedia con vídeo España
Foto
Gráfico Cataluña
Vídeo
EFE VÍDEO Internacional para España
Vídeo
EFE VÍDEO España