Reportaje

14/11/2000 12:00 (UTC)

ENTREVISTA EXCLUSIVA CON CHARLOTTE RAMPLING

  • Fecha: 14/11/2000 12:00 (UTC)
  • Fotos: 3
  • Palabras: 927
  • Referencia: 4000002619

--- “A nadie le gusta arrugarse, pero es algo que ocurre, y al final es la gente quien decide si te acepta o no (…) A medida que envejecemos, los actores vamos representando otro abanico de personajes distinto al que hacíamos cuando jóvenes. Únicamente, podemos ser lo que somos”

--- Charlotte, después de un parón que le mantuvo alejada de las cámaras durante casi diez años, vuelve a los platós galvanizada por el peso de los focos, convencida de su auténtica vocación ineludible, la interpretación. Propensa a fuertes depresiones, estuvo casada con el famoso Jean-Michel Jarre y tiene dos hijos

--- “Haber hecho “Portero de noche” o “La caída de los dioses” no es mala referencia, en absoluto. Constituyen una gran parte de mi vida. Al hacer aquellas películas, exploté como actriz, fueron momentos muy importantes para mí. Eso te marca para siempre, y las comparaciones con tus trabajos posteriores resultan inevitables”

RICARDO ALBILLOS PACO TORRENTE im EFE-REPORTAJES

Charlotte Rampling despliega un rastro de elegancia y delicadeza tras de sí, a pesar de unas gafas ahumadas que no dejan traslucir el espesor de su mirada rasgada. La actriz inglesa, protagonista de señeros filmes como “La caída de los dioses” (1968) o “Portero de noche” (1973), se esmera en sacar adelante su último trabajo cinematográfico como protagonista en “Sous le sable”, bajo la dirección de François Ozon. Hay algo de cálida amabilidad en su trato, de falta de engolamiento, que nos remite a una intérprete fuera de lo común.

Charlotte se aproxima a los 55 años y, después de un parón que le mantuvo alejada de las cámaras durante casi diez años, vuelve a los platós galvanizada por el peso de los focos, convencida de su auténtica vocación ineludible, la interpretación.

La actriz estuvo refugiada en ella misma, en su vida familiar durante estos años. Cauterizada de gruesas heridas –la pérdida de su hermana y la posterior de su madre, en plena adolescencia, le sumió en una abismal...

  • Fecha: 14/11/2000 12:00 (UTC)
  • Fotos: 3
  • Palabras: 927
  • Referencia: 4000002619

--- “A nadie le gusta arrugarse, pero es algo que ocurre, y al final es la gente quien decide si te acepta o no (…) A medida que envejecemos, los actores vamos representando otro abanico de personajes distinto al que hacíamos cuando jóvenes. Únicamente, podemos ser lo que somos”

--- Charlotte, después de un parón que le mantuvo alejada de las cámaras durante casi diez años, vuelve a los platós galvanizada por el peso de los focos, convencida de su auténtica vocación ineludible, la interpretación. Propensa a fuertes depresiones, estuvo casada con el famoso Jean-Michel Jarre y tiene dos hijos

--- “Haber hecho “Portero de noche” o “La caída de los dioses” no es mala referencia, en absoluto. Constituyen una gran parte de mi vida. Al hacer aquellas películas, exploté como actriz, fueron momentos muy importantes para mí. Eso te marca para siempre, y las comparaciones con tus trabajos posteriores resultan inevitables”

RICARDO ALBILLOS PACO TORRENTE im EFE-REPORTAJES

Charlotte Rampling despliega un rastro de elegancia y delicadeza tras de sí, a pesar de unas gafas ahumadas que no dejan traslucir el espesor de su mirada rasgada. La actriz inglesa, protagonista de señeros filmes como “La caída de los dioses” (1968) o “Portero de noche” (1973), se esmera en sacar adelante su último trabajo cinematográfico como protagonista en “Sous le sable”, bajo la dirección de François Ozon. Hay algo de cálida amabilidad en su trato, de falta de engolamiento, que nos remite a una intérprete fuera de lo común.

Charlotte se aproxima a los 55 años y, después de un parón que le mantuvo alejada de las cámaras durante casi diez años, vuelve a los platós galvanizada por el peso de los focos, convencida de su auténtica vocación ineludible, la interpretación.

La actriz estuvo refugiada en ella misma, en su vida familiar durante estos años. Cauterizada de gruesas heridas –la pérdida de su hermana y la posterior de su madre, en plena adolescencia, le sumió en una abismal...

  • Fecha: 14/11/2000 12:00 (UTC)
  • Fotos: 3
  • Palabras: 927
  • Referencia: 4000002619

--- “A nadie le gusta arrugarse, pero es algo que ocurre, y al final es la gente quien decide si te acepta o no (…) A medida que envejecemos, los actores vamos representando otro abanico de personajes distinto al que hacíamos cuando jóvenes. Únicamente, podemos ser lo que somos”

--- Charlotte, después de un parón que le mantuvo alejada de las cámaras durante casi diez años, vuelve a los platós galvanizada por el peso de los focos, convencida de su auténtica vocación ineludible, la interpretación. Propensa a fuertes depresiones, estuvo casada con el famoso Jean-Michel Jarre y tiene dos hijos

--- “Haber hecho “Portero de noche” o “La caída de los dioses” no es mala referencia, en absoluto. Constituyen una gran parte de mi vida. Al hacer aquellas películas, exploté como actriz, fueron momentos muy importantes para mí. Eso te marca para siempre, y las comparaciones con tus trabajos posteriores resultan inevitables”

RICARDO ALBILLOS PACO TORRENTE im EFE-REPORTAJES

Charlotte Rampling despliega un rastro de elegancia y delicadeza tras de sí, a pesar de unas gafas ahumadas que no dejan traslucir el espesor de su mirada rasgada. La actriz inglesa, protagonista de señeros filmes como “La caída de los dioses” (1968) o “Portero de noche” (1973), se esmera en sacar adelante su último trabajo cinematográfico como protagonista en “Sous le sable”, bajo la dirección de François Ozon. Hay algo de cálida amabilidad en su trato, de falta de engolamiento, que nos remite a una intérprete fuera de lo común.

Charlotte se aproxima a los 55 años y, después de un parón que le mantuvo alejada de las cámaras durante casi diez años, vuelve a los platós galvanizada por el peso de los focos, convencida de su auténtica vocación ineludible, la interpretación.

La actriz estuvo refugiada en ella misma, en su vida familiar durante estos años. Cauterizada de gruesas heridas –la pérdida de su hermana y la posterior de su madre, en plena adolescencia, le sumió en una abismal...

Contenidos del Reportaje:

<
>

Sugerencias de Producto

Multimedia
Contenidos digitales general multimedia con vídeo España
Foto
Gráfico deportes España
Foto
Gráfico Cataluña
Texto
EFECOM
Texto
Texto Andalucía
Foto
Servicio Gráfico General España
Texto
Efedata
Foto
Fototeca