Reportaje

14/03/2003 12:00 (UTC)

Cultura

Nuevos datos sobre Garcilaso de la Vega.

  • Fecha: 14/03/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Laura López-Ayllón
  • Fotos: 7
  • Palabras: 1518
  • Referencia: 4000007282

Ahora se ha sabido que el poeta Garcilaso tuvo dos grandes amores : una comunera toledana, Guiomar, amiga de la infancia y una dama portuguesa descendiente de una princesa guanche, Beatriz de Saa. Nacido en el círculo comunero de Toledo y enfrentado a la inseguridad económica de no ser el primogénito, el poeta renunció al amor de su infancia por la futura seguridad de la corte imperial, que le impuso un matrimonio de conveniencia, pero algunas de sus poesías, inspiradas en el amor de ambas mujeres, han pasado a la historia de la literatura amorosa universal.

Garcilaso de la Vega amó mucho, pero Carlos V primero y su hermano mayor después, impidieron que sus amores llegaran a término, lo que nos ha dejado algunas de las mejores poesías de amor de la historia de la literatura.

Un testamento descubierto recientemente en el archivo del Conde de Cedillo y las investigaciones de una profesora en las islas Azores (Portugal) nos han acercado a las dos mujeres de su vida.

CAMBIÓ AMOR POR SEGURIDAD.

Garcilaso de la Vega (Toledo 1501, Niza en 1536) amó en sus primeros años a una mujer toledana, Guiomar Carrillo, de su misma clase de hidalgos, de su barrio, el de Santa Leocadia en Toledo, y de su entorno, el ambiente comunero de la ciudad. Ella fue también una de las que con más persistencia se enfrentó al Emperador Carlos V.

Enfrentado a la inseguridad económica por ser el segundón de una familia noble, Garcilaso renunció a este amor de juventud por la futura seguridad de la corte imperial, que le impuso un matrimonio de conveniencia con Elena de...

  • Fecha: 14/03/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Laura López-Ayllón
  • Fotos: 7
  • Palabras: 1518
  • Referencia: 4000007282

Ahora se ha sabido que el poeta Garcilaso tuvo dos grandes amores : una comunera toledana, Guiomar, amiga de la infancia y una dama portuguesa descendiente de una princesa guanche, Beatriz de Saa. Nacido en el círculo comunero de Toledo y enfrentado a la inseguridad económica de no ser el primogénito, el poeta renunció al amor de su infancia por la futura seguridad de la corte imperial, que le impuso un matrimonio de conveniencia, pero algunas de sus poesías, inspiradas en el amor de ambas mujeres, han pasado a la historia de la literatura amorosa universal.

Garcilaso de la Vega amó mucho, pero Carlos V primero y su hermano mayor después, impidieron que sus amores llegaran a término, lo que nos ha dejado algunas de las mejores poesías de amor de la historia de la literatura.

Un testamento descubierto recientemente en el archivo del Conde de Cedillo y las investigaciones de una profesora en las islas Azores (Portugal) nos han acercado a las dos mujeres de su vida.

CAMBIÓ AMOR POR SEGURIDAD.

Garcilaso de la Vega (Toledo 1501, Niza en 1536) amó en sus primeros años a una mujer toledana, Guiomar Carrillo, de su misma clase de hidalgos, de su barrio, el de Santa Leocadia en Toledo, y de su entorno, el ambiente comunero de la ciudad. Ella fue también una de las que con más persistencia se enfrentó al Emperador Carlos V.

Enfrentado a la inseguridad económica por ser el segundón de una familia noble, Garcilaso renunció a este amor de juventud por la futura seguridad de la corte imperial, que le impuso un matrimonio de conveniencia con Elena de...

  • Fecha: 14/03/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Laura López-Ayllón
  • Fotos: 7
  • Palabras: 1518
  • Referencia: 4000007282

Ahora se ha sabido que el poeta Garcilaso tuvo dos grandes amores : una comunera toledana, Guiomar, amiga de la infancia y una dama portuguesa descendiente de una princesa guanche, Beatriz de Saa. Nacido en el círculo comunero de Toledo y enfrentado a la inseguridad económica de no ser el primogénito, el poeta renunció al amor de su infancia por la futura seguridad de la corte imperial, que le impuso un matrimonio de conveniencia, pero algunas de sus poesías, inspiradas en el amor de ambas mujeres, han pasado a la historia de la literatura amorosa universal.

Garcilaso de la Vega amó mucho, pero Carlos V primero y su hermano mayor después, impidieron que sus amores llegaran a término, lo que nos ha dejado algunas de las mejores poesías de amor de la historia de la literatura.

Un testamento descubierto recientemente en el archivo del Conde de Cedillo y las investigaciones de una profesora en las islas Azores (Portugal) nos han acercado a las dos mujeres de su vida.

CAMBIÓ AMOR POR SEGURIDAD.

Garcilaso de la Vega (Toledo 1501, Niza en 1536) amó en sus primeros años a una mujer toledana, Guiomar Carrillo, de su misma clase de hidalgos, de su barrio, el de Santa Leocadia en Toledo, y de su entorno, el ambiente comunero de la ciudad. Ella fue también una de las que con más persistencia se enfrentó al Emperador Carlos V.

Enfrentado a la inseguridad económica por ser el segundón de una familia noble, Garcilaso renunció a este amor de juventud por la futura seguridad de la corte imperial, que le impuso un matrimonio de conveniencia con Elena de...

  • Fecha: 14/03/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Laura López-Ayllón
  • Fotos: 7
  • Palabras: 1518
  • Referencia: 4000007282

Ahora se ha sabido que el poeta Garcilaso tuvo dos grandes amores : una comunera toledana, Guiomar, amiga de la infancia y una dama portuguesa descendiente de una princesa guanche, Beatriz de Saa. Nacido en el círculo comunero de Toledo y enfrentado a la inseguridad económica de no ser el primogénito, el poeta renunció al amor de su infancia por la futura seguridad de la corte imperial, que le impuso un matrimonio de conveniencia, pero algunas de sus poesías, inspiradas en el amor de ambas mujeres, han pasado a la historia de la literatura amorosa universal.

Garcilaso de la Vega amó mucho, pero Carlos V primero y su hermano mayor después, impidieron que sus amores llegaran a término, lo que nos ha dejado algunas de las mejores poesías de amor de la historia de la literatura.

Un testamento descubierto recientemente en el archivo del Conde de Cedillo y las investigaciones de una profesora en las islas Azores (Portugal) nos han acercado a las dos mujeres de su vida.

CAMBIÓ AMOR POR SEGURIDAD.

Garcilaso de la Vega (Toledo 1501, Niza en 1536) amó en sus primeros años a una mujer toledana, Guiomar Carrillo, de su misma clase de hidalgos, de su barrio, el de Santa Leocadia en Toledo, y de su entorno, el ambiente comunero de la ciudad. Ella fue también una de las que con más persistencia se enfrentó al Emperador Carlos V.

Enfrentado a la inseguridad económica por ser el segundón de una familia noble, Garcilaso renunció a este amor de juventud por la futura seguridad de la corte imperial, que le impuso un matrimonio de conveniencia con Elena de...

  • Fecha: 14/03/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Laura López-Ayllón
  • Fotos: 7
  • Palabras: 1518
  • Referencia: 4000007282

Ahora se ha sabido que el poeta Garcilaso tuvo dos grandes amores : una comunera toledana, Guiomar, amiga de la infancia y una dama portuguesa descendiente de una princesa guanche, Beatriz de Saa. Nacido en el círculo comunero de Toledo y enfrentado a la inseguridad económica de no ser el primogénito, el poeta renunció al amor de su infancia por la futura seguridad de la corte imperial, que le impuso un matrimonio de conveniencia, pero algunas de sus poesías, inspiradas en el amor de ambas mujeres, han pasado a la historia de la literatura amorosa universal.

Garcilaso de la Vega amó mucho, pero Carlos V primero y su hermano mayor después, impidieron que sus amores llegaran a término, lo que nos ha dejado algunas de las mejores poesías de amor de la historia de la literatura.

Un testamento descubierto recientemente en el archivo del Conde de Cedillo y las investigaciones de una profesora en las islas Azores (Portugal) nos han acercado a las dos mujeres de su vida.

CAMBIÓ AMOR POR SEGURIDAD.

Garcilaso de la Vega (Toledo 1501, Niza en 1536) amó en sus primeros años a una mujer toledana, Guiomar Carrillo, de su misma clase de hidalgos, de su barrio, el de Santa Leocadia en Toledo, y de su entorno, el ambiente comunero de la ciudad. Ella fue también una de las que con más persistencia se enfrentó al Emperador Carlos V.

Enfrentado a la inseguridad económica por ser el segundón de una familia noble, Garcilaso renunció a este amor de juventud por la futura seguridad de la corte imperial, que le impuso un matrimonio de conveniencia con Elena de...

  • Fecha: 14/03/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Laura López-Ayllón
  • Fotos: 7
  • Palabras: 1518
  • Referencia: 4000007282

Ahora se ha sabido que el poeta Garcilaso tuvo dos grandes amores : una comunera toledana, Guiomar, amiga de la infancia y una dama portuguesa descendiente de una princesa guanche, Beatriz de Saa. Nacido en el círculo comunero de Toledo y enfrentado a la inseguridad económica de no ser el primogénito, el poeta renunció al amor de su infancia por la futura seguridad de la corte imperial, que le impuso un matrimonio de conveniencia, pero algunas de sus poesías, inspiradas en el amor de ambas mujeres, han pasado a la historia de la literatura amorosa universal.

Garcilaso de la Vega amó mucho, pero Carlos V primero y su hermano mayor después, impidieron que sus amores llegaran a término, lo que nos ha dejado algunas de las mejores poesías de amor de la historia de la literatura.

Un testamento descubierto recientemente en el archivo del Conde de Cedillo y las investigaciones de una profesora en las islas Azores (Portugal) nos han acercado a las dos mujeres de su vida.

CAMBIÓ AMOR POR SEGURIDAD.

Garcilaso de la Vega (Toledo 1501, Niza en 1536) amó en sus primeros años a una mujer toledana, Guiomar Carrillo, de su misma clase de hidalgos, de su barrio, el de Santa Leocadia en Toledo, y de su entorno, el ambiente comunero de la ciudad. Ella fue también una de las que con más persistencia se enfrentó al Emperador Carlos V.

Enfrentado a la inseguridad económica por ser el segundón de una familia noble, Garcilaso renunció a este amor de juventud por la futura seguridad de la corte imperial, que le impuso un matrimonio de conveniencia con Elena de...

  • Fecha: 14/03/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Laura López-Ayllón
  • Fotos: 7
  • Palabras: 1518
  • Referencia: 4000007282

Ahora se ha sabido que el poeta Garcilaso tuvo dos grandes amores : una comunera toledana, Guiomar, amiga de la infancia y una dama portuguesa descendiente de una princesa guanche, Beatriz de Saa. Nacido en el círculo comunero de Toledo y enfrentado a la inseguridad económica de no ser el primogénito, el poeta renunció al amor de su infancia por la futura seguridad de la corte imperial, que le impuso un matrimonio de conveniencia, pero algunas de sus poesías, inspiradas en el amor de ambas mujeres, han pasado a la historia de la literatura amorosa universal.

Garcilaso de la Vega amó mucho, pero Carlos V primero y su hermano mayor después, impidieron que sus amores llegaran a término, lo que nos ha dejado algunas de las mejores poesías de amor de la historia de la literatura.

Un testamento descubierto recientemente en el archivo del Conde de Cedillo y las investigaciones de una profesora en las islas Azores (Portugal) nos han acercado a las dos mujeres de su vida.

CAMBIÓ AMOR POR SEGURIDAD.

Garcilaso de la Vega (Toledo 1501, Niza en 1536) amó en sus primeros años a una mujer toledana, Guiomar Carrillo, de su misma clase de hidalgos, de su barrio, el de Santa Leocadia en Toledo, y de su entorno, el ambiente comunero de la ciudad. Ella fue también una de las que con más persistencia se enfrentó al Emperador Carlos V.

Enfrentado a la inseguridad económica por ser el segundón de una familia noble, Garcilaso renunció a este amor de juventud por la futura seguridad de la corte imperial, que le impuso un matrimonio de conveniencia con Elena de...

Contenidos del Reportaje:

<
>

La carta amorosa. Francoise Couet muestra el amor renacentista. Museo Thyssen

Paolo Fiammingo . Los amores la edad de oro

Garcilaso padre y su hijo, el poeta Garcilaso de la Vega a la derecha en una escultura mortuoria.

pinturas de la epoca muestran el erotismo que vivio Garcilaso en su epoca

Testamento de Guiomar Carrillo

Restos de la fortaleza de Caudilla en Toledo, propiedad de la familia de Guiomar

Torre de Le Muy en Provenza( Francia) donde fue herido de muerte el poeta Garcilaso

Sugerencias de Producto

Vídeo
EFE VÍDEO Internacional para España
Foto
Gráfico Galicia
Texto
Texto España
Texto
Texto internacional general para España
Vídeo
EFE VÍDEO España
Vídeo
EFE VÍDEO
Texto
Texto deportes general España
Multimedia
Contenidos digitales general multimedia con vídeo España