Reportaje

18/11/2002 12:00 (UTC)

GALERÍA DE ARTE

Darío de Regoyos, el renovador

  • Fecha: 18/11/2002 12:00 (UTC)
  • Autor: Desconocido
  • Fotos: 5
  • Palabras: 916
  • Referencia: 4000006429

Considerado como excelente paisajista, Darío de Regoyos (1857-1913) no fue un triunfador del mercado del arte, pero sí un personaje íntimamente vinculado a la renovación artística europea, e impulsor del arte moderno en España.

La obra de Darío Regoyos ha vuelto a la palestra a la actualidad artística merced a una magnífica exposición antológica que organiza en España la Fundación Mapfre, entidad que recientemente hizo otra buena muestra de otro pintor importante de la misma época, Anglada Camarasa.

Regoyos fue el introductor del impresionismo en España, y lo hizo por su inquietud artística, que le llevó a entablar contactos con las vanguardias de toda Europa, lo que hizo de él un artista en el que se pueden encontrar retazos del puntillismo o simbolismo, por ejemplo.

El artista, nacido en Asturias, a la orilla del Cantábrico, en 1857, ya andaba recién cumplida la veintena por los ambientes artísticos de Bruselas, donde conoció al mecenas Edmond Picard, que tenía en su casa una tertulia literaria, donde no faltaba ni el diálogo ni la música, y donde surgiría en 1881 la revista l´Art Moderne.

En la academia de Bellas Artes de Bruselas intimó con el pintor Thêo van Rysselberghe y trabó amistad con otros...

  • Fecha: 18/11/2002 12:00 (UTC)
  • Autor: Desconocido
  • Fotos: 5
  • Palabras: 916
  • Referencia: 4000006429

Considerado como excelente paisajista, Darío de Regoyos (1857-1913) no fue un triunfador del mercado del arte, pero sí un personaje íntimamente vinculado a la renovación artística europea, e impulsor del arte moderno en España.

La obra de Darío Regoyos ha vuelto a la palestra a la actualidad artística merced a una magnífica exposición antológica que organiza en España la Fundación Mapfre, entidad que recientemente hizo otra buena muestra de otro pintor importante de la misma época, Anglada Camarasa.

Regoyos fue el introductor del impresionismo en España, y lo hizo por su inquietud artística, que le llevó a entablar contactos con las vanguardias de toda Europa, lo que hizo de él un artista en el que se pueden encontrar retazos del puntillismo o simbolismo, por ejemplo.

El artista, nacido en Asturias, a la orilla del Cantábrico, en 1857, ya andaba recién cumplida la veintena por los ambientes artísticos de Bruselas, donde conoció al mecenas Edmond Picard, que tenía en su casa una tertulia literaria, donde no faltaba ni el diálogo ni la música, y donde surgiría en 1881 la revista l´Art Moderne.

En la academia de Bellas Artes de Bruselas intimó con el pintor Thêo van Rysselberghe y trabó amistad con otros...

  • Fecha: 18/11/2002 12:00 (UTC)
  • Autor: Desconocido
  • Fotos: 5
  • Palabras: 916
  • Referencia: 4000006429

Considerado como excelente paisajista, Darío de Regoyos (1857-1913) no fue un triunfador del mercado del arte, pero sí un personaje íntimamente vinculado a la renovación artística europea, e impulsor del arte moderno en España.

La obra de Darío Regoyos ha vuelto a la palestra a la actualidad artística merced a una magnífica exposición antológica que organiza en España la Fundación Mapfre, entidad que recientemente hizo otra buena muestra de otro pintor importante de la misma época, Anglada Camarasa.

Regoyos fue el introductor del impresionismo en España, y lo hizo por su inquietud artística, que le llevó a entablar contactos con las vanguardias de toda Europa, lo que hizo de él un artista en el que se pueden encontrar retazos del puntillismo o simbolismo, por ejemplo.

El artista, nacido en Asturias, a la orilla del Cantábrico, en 1857, ya andaba recién cumplida la veintena por los ambientes artísticos de Bruselas, donde conoció al mecenas Edmond Picard, que tenía en su casa una tertulia literaria, donde no faltaba ni el diálogo ni la música, y donde surgiría en 1881 la revista l´Art Moderne.

En la academia de Bellas Artes de Bruselas intimó con el pintor Thêo van Rysselberghe y trabó amistad con otros...

  • Fecha: 18/11/2002 12:00 (UTC)
  • Autor: Desconocido
  • Fotos: 5
  • Palabras: 916
  • Referencia: 4000006429

Considerado como excelente paisajista, Darío de Regoyos (1857-1913) no fue un triunfador del mercado del arte, pero sí un personaje íntimamente vinculado a la renovación artística europea, e impulsor del arte moderno en España.

La obra de Darío Regoyos ha vuelto a la palestra a la actualidad artística merced a una magnífica exposición antológica que organiza en España la Fundación Mapfre, entidad que recientemente hizo otra buena muestra de otro pintor importante de la misma época, Anglada Camarasa.

Regoyos fue el introductor del impresionismo en España, y lo hizo por su inquietud artística, que le llevó a entablar contactos con las vanguardias de toda Europa, lo que hizo de él un artista en el que se pueden encontrar retazos del puntillismo o simbolismo, por ejemplo.

El artista, nacido en Asturias, a la orilla del Cantábrico, en 1857, ya andaba recién cumplida la veintena por los ambientes artísticos de Bruselas, donde conoció al mecenas Edmond Picard, que tenía en su casa una tertulia literaria, donde no faltaba ni el diálogo ni la música, y donde surgiría en 1881 la revista l´Art Moderne.

En la academia de Bellas Artes de Bruselas intimó con el pintor Thêo van Rysselberghe y trabó amistad con otros...

  • Fecha: 18/11/2002 12:00 (UTC)
  • Autor: Desconocido
  • Fotos: 5
  • Palabras: 916
  • Referencia: 4000006429

Considerado como excelente paisajista, Darío de Regoyos (1857-1913) no fue un triunfador del mercado del arte, pero sí un personaje íntimamente vinculado a la renovación artística europea, e impulsor del arte moderno en España.

La obra de Darío Regoyos ha vuelto a la palestra a la actualidad artística merced a una magnífica exposición antológica que organiza en España la Fundación Mapfre, entidad que recientemente hizo otra buena muestra de otro pintor importante de la misma época, Anglada Camarasa.

Regoyos fue el introductor del impresionismo en España, y lo hizo por su inquietud artística, que le llevó a entablar contactos con las vanguardias de toda Europa, lo que hizo de él un artista en el que se pueden encontrar retazos del puntillismo o simbolismo, por ejemplo.

El artista, nacido en Asturias, a la orilla del Cantábrico, en 1857, ya andaba recién cumplida la veintena por los ambientes artísticos de Bruselas, donde conoció al mecenas Edmond Picard, que tenía en su casa una tertulia literaria, donde no faltaba ni el diálogo ni la música, y donde surgiría en 1881 la revista l´Art Moderne.

En la academia de Bellas Artes de Bruselas intimó con el pintor Thêo van Rysselberghe y trabó amistad con otros...

Contenidos del Reportaje:

<
>

El baño en Rentería. 1899. Museo de Bellas Artes de Bilbao.

Plaza del Palacio Real con nieve (Bruselas). 1882. Colección particular.

Mercado en Oyarzum. 1887. Colección particular.

Viernes Santo en Castilla. 1896. Museo de Bellas Artes de Bilbao.

Procesión de Capuchinos en Fuenterrabía. 1906. Colección particular.

Sugerencias de Producto

Texto
Texto internacional general para España
Texto
Texto Andalucía
Foto
Gráfico deportes España
Vídeo
EFE VÍDEO
Foto
Fototeca
Texto
Texto deportes general España
Foto
Servicio Gráfico General España
Texto
EFECOM