Reportaje

29/10/2009 12:00 (UTC)

PSICOLOGÍA

Concédase un respiro

En un mundo donde el progreso se asocia con la actividad incesante, la velocidad de la vida aumenta cada vez más debido al impulso de las tecnologías, y la urgencia se ha convertido en la regla en vez de la excepción, debemos decir: ¡alto!, mirar hacia dentro y darnos un respiro.

DESTACADOS:.

-- Hay que reservar un tiempo para encontrarnos, sentir nuestro cuerpo, conectar con nuestras emociones, querernos, hacernos conscientes de las cosas positivas que hay en nuestra vida.

-- El “no hacer” genera un espacio de encuentro con una de las personas con la que pasamos más tiempo pero a la cual menos conocemos y solemos atender: nosotros mismos.

-- Andar descalzos sobre la arena, el césped o la tierra, favorece la salud de los pies y la mente. Escuchar el agua de los ríos, arroyos, nadar en el mar, pasear por un bosque, un parque o el campo, cultivar la huerta o el jardín, o contemplar los valles o cumbres, son otras opciones para conectar con la Naturaleza.

Probablemente al principio le cueste mucho e incluso se sienta un poco culpable. Quizá se haya olvidado de poner en práctica una costumbre que socialmente parece reservada exclusivamente para los dos extremos de la existencia, la infancia y la ancianidad.

Destinar un tiempo de cada jornada a simplemente “no...

En un mundo donde el progreso se asocia con la actividad incesante, la velocidad de la vida aumenta cada vez más debido al impulso de las tecnologías, y la urgencia se ha convertido en la regla en vez de la excepción, debemos decir: ¡alto!, mirar hacia dentro y darnos un respiro.

DESTACADOS:.

-- Hay que reservar un tiempo para encontrarnos, sentir nuestro cuerpo, conectar con nuestras emociones, querernos, hacernos conscientes de las cosas positivas que hay en nuestra vida.

-- El “no hacer” genera un espacio de encuentro con una de las personas con la que pasamos más tiempo pero a la cual menos conocemos y solemos atender: nosotros mismos.

-- Andar descalzos sobre la arena, el césped o la tierra, favorece la salud de los pies y la mente. Escuchar el agua de los ríos, arroyos, nadar en el mar, pasear por un bosque, un parque o el campo, cultivar la huerta o el jardín, o contemplar los valles o cumbres, son otras opciones para conectar con la Naturaleza.

Probablemente al principio le cueste mucho e incluso se sienta un poco culpable. Quizá se haya olvidado de poner en práctica una costumbre que socialmente parece reservada exclusivamente para los dos extremos de la existencia, la infancia y la ancianidad.

Destinar un tiempo de cada jornada a simplemente “no...

En un mundo donde el progreso se asocia con la actividad incesante, la velocidad de la vida aumenta cada vez más debido al impulso de las tecnologías, y la urgencia se ha convertido en la regla en vez de la excepción, debemos decir: ¡alto!, mirar hacia dentro y darnos un respiro.

DESTACADOS:.

-- Hay que reservar un tiempo para encontrarnos, sentir nuestro cuerpo, conectar con nuestras emociones, querernos, hacernos conscientes de las cosas positivas que hay en nuestra vida.

-- El “no hacer” genera un espacio de encuentro con una de las personas con la que pasamos más tiempo pero a la cual menos conocemos y solemos atender: nosotros mismos.

-- Andar descalzos sobre la arena, el césped o la tierra, favorece la salud de los pies y la mente. Escuchar el agua de los ríos, arroyos, nadar en el mar, pasear por un bosque, un parque o el campo, cultivar la huerta o el jardín, o contemplar los valles o cumbres, son otras opciones para conectar con la Naturaleza.

Probablemente al principio le cueste mucho e incluso se sienta un poco culpable. Quizá se haya olvidado de poner en práctica una costumbre que socialmente parece reservada exclusivamente para los dos extremos de la existencia, la infancia y la ancianidad.

Destinar un tiempo de cada jornada a simplemente “no...

Contenidos del Reportaje:

<
>

RÍO DE JANEIRO (BRASIL), 01/08/09.- Conviene dejar de hacer un rato en el día para sentir nuestro cuerpo y conectar con nuestras emociones.. EFE/ Antonio Lacerda

ATH002 BERLÍN (ALEMANIA) 18.08.09 La alemana Ariane Friedrich. El “no hacer” genera un espacio de encuentro con una de las personas con la que pasamos más tiempo pero a la cual menos conocemos y solemos atender: nosotros mismos.. EFE/Bernd Thissen

Hay que buscar un momento en el día para nosotros. EPA/CARLOS DURAN

Sugerencias de Producto

Reportaje
Reportajes general España
Vídeo
EFE VÍDEO Internacional para España
Texto
Texto deportes general España
Texto
Texto España
Foto
Gráfico Galicia
Foto
Servicio Gráfico General España
Texto
EFECOM
Foto
Gráfico Cataluña