Reportaje

25/05/2010 12:00 (UTC)

TURISMO

La ciudad de Jericó cumple 10.000 años

La ciudad habitada más antigua del mundo y también la más baja del planeta, cumple sus primeros 10.000 años en pleno apogeo turístico y con una variada oferta arqueológica que traslada al visitante desde la modernidad hasta los esotéricos rituales de la remota cultura natufiense.

DESTACADOS:.

-- Jericó está a unos cientos de metros del río Jordán, a sólo 6 kilómetros del Mar Muerto -el lugar más bajo del planeta- y 15 de Jerusalén, coordenadas estratégicas que no pasaron desapercibidas a ninguno de sus ocupantes.

-- El Monasterio de San Jorge en Wadi Kelt, la Tumba del Profeta Moisés (para el islam) y el Palacio del rey Herodes (con restos de la sinagoga más antigua del mundo conocida y que es anterior a Jesús) son algunos de los santuarios más importantes para las tres religiones monoteístas.

-- Jericó, que aparece mencionada 70 veces en el Antiguo Testamento, pasaría a manos de israelitas, persas, griegos, romanos, musulmanes y cruzados, dejando todos ellos imborrables huellas que hoy afloran por todos sus rincones.

Como mancha verde en un amarillento desierto, Jericó se encuentra en el valle del degradado río Jordán, un nombre que recogido por la Biblia ha impregnado de misticismo toda la región desde tiempos inmemoriales.

"Este fue el primer asentamiento...

La ciudad habitada más antigua del mundo y también la más baja del planeta, cumple sus primeros 10.000 años en pleno apogeo turístico y con una variada oferta arqueológica que traslada al visitante desde la modernidad hasta los esotéricos rituales de la remota cultura natufiense.

DESTACADOS:.

-- Jericó está a unos cientos de metros del río Jordán, a sólo 6 kilómetros del Mar Muerto -el lugar más bajo del planeta- y 15 de Jerusalén, coordenadas estratégicas que no pasaron desapercibidas a ninguno de sus ocupantes.

-- El Monasterio de San Jorge en Wadi Kelt, la Tumba del Profeta Moisés (para el islam) y el Palacio del rey Herodes (con restos de la sinagoga más antigua del mundo conocida y que es anterior a Jesús) son algunos de los santuarios más importantes para las tres religiones monoteístas.

-- Jericó, que aparece mencionada 70 veces en el Antiguo Testamento, pasaría a manos de israelitas, persas, griegos, romanos, musulmanes y cruzados, dejando todos ellos imborrables huellas que hoy afloran por todos sus rincones.

Como mancha verde en un amarillento desierto, Jericó se encuentra en el valle del degradado río Jordán, un nombre que recogido por la Biblia ha impregnado de misticismo toda la región desde tiempos inmemoriales.

"Este fue el primer asentamiento...

La ciudad habitada más antigua del mundo y también la más baja del planeta, cumple sus primeros 10.000 años en pleno apogeo turístico y con una variada oferta arqueológica que traslada al visitante desde la modernidad hasta los esotéricos rituales de la remota cultura natufiense.

DESTACADOS:.

-- Jericó está a unos cientos de metros del río Jordán, a sólo 6 kilómetros del Mar Muerto -el lugar más bajo del planeta- y 15 de Jerusalén, coordenadas estratégicas que no pasaron desapercibidas a ninguno de sus ocupantes.

-- El Monasterio de San Jorge en Wadi Kelt, la Tumba del Profeta Moisés (para el islam) y el Palacio del rey Herodes (con restos de la sinagoga más antigua del mundo conocida y que es anterior a Jesús) son algunos de los santuarios más importantes para las tres religiones monoteístas.

-- Jericó, que aparece mencionada 70 veces en el Antiguo Testamento, pasaría a manos de israelitas, persas, griegos, romanos, musulmanes y cruzados, dejando todos ellos imborrables huellas que hoy afloran por todos sus rincones.

Como mancha verde en un amarillento desierto, Jericó se encuentra en el valle del degradado río Jordán, un nombre que recogido por la Biblia ha impregnado de misticismo toda la región desde tiempos inmemoriales.

"Este fue el primer asentamiento...

La ciudad habitada más antigua del mundo y también la más baja del planeta, cumple sus primeros 10.000 años en pleno apogeo turístico y con una variada oferta arqueológica que traslada al visitante desde la modernidad hasta los esotéricos rituales de la remota cultura natufiense.

DESTACADOS:.

-- Jericó está a unos cientos de metros del río Jordán, a sólo 6 kilómetros del Mar Muerto -el lugar más bajo del planeta- y 15 de Jerusalén, coordenadas estratégicas que no pasaron desapercibidas a ninguno de sus ocupantes.

-- El Monasterio de San Jorge en Wadi Kelt, la Tumba del Profeta Moisés (para el islam) y el Palacio del rey Herodes (con restos de la sinagoga más antigua del mundo conocida y que es anterior a Jesús) son algunos de los santuarios más importantes para las tres religiones monoteístas.

-- Jericó, que aparece mencionada 70 veces en el Antiguo Testamento, pasaría a manos de israelitas, persas, griegos, romanos, musulmanes y cruzados, dejando todos ellos imborrables huellas que hoy afloran por todos sus rincones.

Como mancha verde en un amarillento desierto, Jericó se encuentra en el valle del degradado río Jordán, un nombre que recogido por la Biblia ha impregnado de misticismo toda la región desde tiempos inmemoriales.

"Este fue el primer asentamiento...

La ciudad habitada más antigua del mundo y también la más baja del planeta, cumple sus primeros 10.000 años en pleno apogeo turístico y con una variada oferta arqueológica que traslada al visitante desde la modernidad hasta los esotéricos rituales de la remota cultura natufiense.

DESTACADOS:.

-- Jericó está a unos cientos de metros del río Jordán, a sólo 6 kilómetros del Mar Muerto -el lugar más bajo del planeta- y 15 de Jerusalén, coordenadas estratégicas que no pasaron desapercibidas a ninguno de sus ocupantes.

-- El Monasterio de San Jorge en Wadi Kelt, la Tumba del Profeta Moisés (para el islam) y el Palacio del rey Herodes (con restos de la sinagoga más antigua del mundo conocida y que es anterior a Jesús) son algunos de los santuarios más importantes para las tres religiones monoteístas.

-- Jericó, que aparece mencionada 70 veces en el Antiguo Testamento, pasaría a manos de israelitas, persas, griegos, romanos, musulmanes y cruzados, dejando todos ellos imborrables huellas que hoy afloran por todos sus rincones.

Como mancha verde en un amarillento desierto, Jericó se encuentra en el valle del degradado río Jordán, un nombre que recogido por la Biblia ha impregnado de misticismo toda la región desde tiempos inmemoriales.

"Este fue el primer asentamiento...

Contenidos del Reportaje:

<
>

Vista de Jericó desde la colina de Tel As-Sultán, la "antigua Jericó" donde se han encontrado restos arqueológicos de hace más de 11.000 años.

En "Jabel Quruntul", o Monte de las Tentaciones, la Iglesia ortodoxa levantó a finales del siglo XIX un monasterio desde el que se puede apreciar una impresionante vista panorámica de Jericó y del Valle del Jordán.

Restos del que fuera el majestuoso Palacio de Hisham, construido por la dinastía Omeya como residencia de invierno y que fue destruido por un fuerte terremoto poco después de terminado. (La estrella en la foto 13, que no es sino un gran ventanal reconstruido hace unas décadas, ha pasado a ser el símbolo de Jericó)

Manantial del profeta Elisha (en la tradición judeo-cristiana) o del Sultán (en la musulmana). Su corriente es la que da vida a Jericó desde hace miles de años en medio del sofocante desierto. En la Biblia se menciona que el manantial era salado y que los pobladores pidieron al profeta que la hiciera potable, lo que hizo lanzando un puñado de su propia sal al curso del manantial.

Sicomoro de Jericó venerado por los creyentes. El evangelio de Lucas narra que un pecador de nombre Zaqueo, "jefe de publicanos y rico", se subió a él para poder ver al maestro entre la multitud que le recibía al llegar a la ciudad.

Sugerencias de Producto

Texto
Texto economía Turismo
Vídeo
EFE VÍDEO
Multimedia
Contenidos digitales general multimedia con vídeo España
Texto
EFECOM
Foto
Gráfico Cataluña
Texto
Texto deportes general España
Texto
Texto internacional general para España
Reportaje
Reportajes general España