Reportaje

06/10/2010 12:00 (UTC)

CINE

Cine en sólo cuatro paredes

Aunque el público va muchas veces al cine a viajar, a conocer lugares a los que nunca podrá ir, y el séptimo arte se desmarcó del teatro por su capacidad para romper la barrera espacial, muchos directores han asumido el reto de encerrar su película en un set superreducido y claustrofóbico, algo de lo que "Buried (Enterrado)", la película de Rodrigo Cortés que se exhibe en los cines de todo el mundo, es la máxima expresión.

DESTACADOS:.

--- "Buried", de Rodrigo Cortés, acepta el reto de rodar una película entera sin salir de un ataúd y sólo con un teléfono móvil, un cuchillo y Ryan Reynolds.

--- La claustrofobia ha sido rentabilizada por el cine de terror, como demuestra el éxito de la saga "Saw" o el título de culto "Cube".

--- Grandes maestros como Luis Buñuel, Alfred Hitchcock o Lars von Trier también han jugado con el cine de espacios reducidos, pero con el fin de enjaular a sus personajes para analizarlos en profundidad.

Si sale bien, la jugada es maestra: se acabó lo de buscar exteriores, se simplifica la cuestión de los decorados y, por supuesto, a no ser que sea el camarote de los Hermanos Marx, el reparto será más bien limitado. Que se lo digan a Rodrigo Cortés: un ataúd, un actor (Ryan Reynolds), dos millones de euros y 17 días de rodaje para un filme, "Buried", que tiene en cambio apariencia de superproducción. Es el otro lado de la magia del cine.

Pero ¡ojo! Lo de que "menos es más" es un...

Aunque el público va muchas veces al cine a viajar, a conocer lugares a los que nunca podrá ir, y el séptimo arte se desmarcó del teatro por su capacidad para romper la barrera espacial, muchos directores han asumido el reto de encerrar su película en un set superreducido y claustrofóbico, algo de lo que "Buried (Enterrado)", la película de Rodrigo Cortés que se exhibe en los cines de todo el mundo, es la máxima expresión.

DESTACADOS:.

--- "Buried", de Rodrigo Cortés, acepta el reto de rodar una película entera sin salir de un ataúd y sólo con un teléfono móvil, un cuchillo y Ryan Reynolds.

--- La claustrofobia ha sido rentabilizada por el cine de terror, como demuestra el éxito de la saga "Saw" o el título de culto "Cube".

--- Grandes maestros como Luis Buñuel, Alfred Hitchcock o Lars von Trier también han jugado con el cine de espacios reducidos, pero con el fin de enjaular a sus personajes para analizarlos en profundidad.

Si sale bien, la jugada es maestra: se acabó lo de buscar exteriores, se simplifica la cuestión de los decorados y, por supuesto, a no ser que sea el camarote de los Hermanos Marx, el reparto será más bien limitado. Que se lo digan a Rodrigo Cortés: un ataúd, un actor (Ryan Reynolds), dos millones de euros y 17 días de rodaje para un filme, "Buried", que tiene en cambio apariencia de superproducción. Es el otro lado de la magia del cine.

Pero ¡ojo! Lo de que "menos es más" es un...

Aunque el público va muchas veces al cine a viajar, a conocer lugares a los que nunca podrá ir, y el séptimo arte se desmarcó del teatro por su capacidad para romper la barrera espacial, muchos directores han asumido el reto de encerrar su película en un set superreducido y claustrofóbico, algo de lo que "Buried (Enterrado)", la película de Rodrigo Cortés que se exhibe en los cines de todo el mundo, es la máxima expresión.

DESTACADOS:.

--- "Buried", de Rodrigo Cortés, acepta el reto de rodar una película entera sin salir de un ataúd y sólo con un teléfono móvil, un cuchillo y Ryan Reynolds.

--- La claustrofobia ha sido rentabilizada por el cine de terror, como demuestra el éxito de la saga "Saw" o el título de culto "Cube".

--- Grandes maestros como Luis Buñuel, Alfred Hitchcock o Lars von Trier también han jugado con el cine de espacios reducidos, pero con el fin de enjaular a sus personajes para analizarlos en profundidad.

Si sale bien, la jugada es maestra: se acabó lo de buscar exteriores, se simplifica la cuestión de los decorados y, por supuesto, a no ser que sea el camarote de los Hermanos Marx, el reparto será más bien limitado. Que se lo digan a Rodrigo Cortés: un ataúd, un actor (Ryan Reynolds), dos millones de euros y 17 días de rodaje para un filme, "Buried", que tiene en cambio apariencia de superproducción. Es el otro lado de la magia del cine.

Pero ¡ojo! Lo de que "menos es más" es un...

Aunque el público va muchas veces al cine a viajar, a conocer lugares a los que nunca podrá ir, y el séptimo arte se desmarcó del teatro por su capacidad para romper la barrera espacial, muchos directores han asumido el reto de encerrar su película en un set superreducido y claustrofóbico, algo de lo que "Buried (Enterrado)", la película de Rodrigo Cortés que se exhibe en los cines de todo el mundo, es la máxima expresión.

DESTACADOS:.

--- "Buried", de Rodrigo Cortés, acepta el reto de rodar una película entera sin salir de un ataúd y sólo con un teléfono móvil, un cuchillo y Ryan Reynolds.

--- La claustrofobia ha sido rentabilizada por el cine de terror, como demuestra el éxito de la saga "Saw" o el título de culto "Cube".

--- Grandes maestros como Luis Buñuel, Alfred Hitchcock o Lars von Trier también han jugado con el cine de espacios reducidos, pero con el fin de enjaular a sus personajes para analizarlos en profundidad.

Si sale bien, la jugada es maestra: se acabó lo de buscar exteriores, se simplifica la cuestión de los decorados y, por supuesto, a no ser que sea el camarote de los Hermanos Marx, el reparto será más bien limitado. Que se lo digan a Rodrigo Cortés: un ataúd, un actor (Ryan Reynolds), dos millones de euros y 17 días de rodaje para un filme, "Buried", que tiene en cambio apariencia de superproducción. Es el otro lado de la magia del cine.

Pero ¡ojo! Lo de que "menos es más" es un...

Aunque el público va muchas veces al cine a viajar, a conocer lugares a los que nunca podrá ir, y el séptimo arte se desmarcó del teatro por su capacidad para romper la barrera espacial, muchos directores han asumido el reto de encerrar su película en un set superreducido y claustrofóbico, algo de lo que "Buried (Enterrado)", la película de Rodrigo Cortés que se exhibe en los cines de todo el mundo, es la máxima expresión.

DESTACADOS:.

--- "Buried", de Rodrigo Cortés, acepta el reto de rodar una película entera sin salir de un ataúd y sólo con un teléfono móvil, un cuchillo y Ryan Reynolds.

--- La claustrofobia ha sido rentabilizada por el cine de terror, como demuestra el éxito de la saga "Saw" o el título de culto "Cube".

--- Grandes maestros como Luis Buñuel, Alfred Hitchcock o Lars von Trier también han jugado con el cine de espacios reducidos, pero con el fin de enjaular a sus personajes para analizarlos en profundidad.

Si sale bien, la jugada es maestra: se acabó lo de buscar exteriores, se simplifica la cuestión de los decorados y, por supuesto, a no ser que sea el camarote de los Hermanos Marx, el reparto será más bien limitado. Que se lo digan a Rodrigo Cortés: un ataúd, un actor (Ryan Reynolds), dos millones de euros y 17 días de rodaje para un filme, "Buried", que tiene en cambio apariencia de superproducción. Es el otro lado de la magia del cine.

Pero ¡ojo! Lo de que "menos es más" es un...

Contenidos del Reportaje:

<
>

El realizador español Rodrigo Cortés encierra durante 90 minutos a Ryan Reynolds en un ataúd para su filme “Buried”, la expresión radical del cine rodado en espacios mínimos. IMAGEN CEDIDA POR WARNER BROS

La saga “Saw”, que va ya por su séptima entrega, también ha basado su atractivo terrorífico en los pequeños espacios, aunque, más que la claustrofobia, lo más escalofriante es el festival de sangre y vísceras que muestra en pantalla.

David Fincher encerró a Jodie Foster en “The Panic Room” y estudió lo escalofriante de las nuevas medidas de seguridad. FOTO DE SUZANNE HANOVER CEDIDA POR TURNER BROADCASTING, INC

Billy Wilder también encerró a un periodista sin escrúpulos (Kirk Douglas) en una mina con un indio (Richard Benedict) para analizar la voracidad de la sociedad contemporánea en “The Ace in the Hole”. IMAGEN CEDIDA POR PARAMOUNT PICTURES.

Quentin Tarantino ya había jugado a enterrar a Uma Thurman en “Kill Bill vol.2”, pero la escena duró siete minutos y tuvo un tono más de parodia que de tensión. IMAGEN CEDIDA POR TURNER BROADCASTING, INC.

Sugerencias de Producto

Vídeo
EFE VÍDEO Internacional para España
Foto
Fototeca
Vídeo
EFE VÍDEO
Texto
Efedata
Texto
EFECOM
Texto
Texto deportes general España
Vídeo
EFE VÍDEO España
Foto
Gráfico deportes España