Reportaje

31/03/2009 12:00 (UTC)

ARTE

Cai Guo-Qiang, el artista de la pólvora

Los fuegos artificiales de los Juegos Olímpicos de Pekín dejaron maravillados al mundo entero. Cai Guo-Qiang fue su responsable, y también el primer artista que incorporó la pólvora a las artes plásticas, recogiendo toda la tradición milenaria de la cultura china.

DESTACADOS.

-- El artista chino, que se ha convertido en el primero de esa nacionalidad al que los Museos Guggenheim dedican una retrospectiva en solitario, explicó en Bilbao (Norte de España) el uso de la pólvora en sus creaciones, a las que dota de "espontaneidad" y, al margen de la faceta destructiva que tiene asociada, de un punto “impredecible".

-- Cai Guo-Qiang usa pólvora que esparce en lienzos blancos y sobre óleos en figuras representativas, que dan lugar a otros cuadros más abstractos, debido al impacto de la explosión que deja zonas ennegrecidas y restos de papel carbonizado.

-- Entre estas instalaciones cabe destacar alguna de las que le han producido más reconocimiento internacional, como “Reflexión—Un regalo de Iwaki” (2004), en la que los restos de un barco naufragado se convierten en receptáculo para varias toneladas de cerámica blanca, procedente de miles de platos rotos.

Cai Guo-Qiang (Quanzhou, 1957) es uno de los artistas chinos más famosos en todo el mundo,...

Los fuegos artificiales de los Juegos Olímpicos de Pekín dejaron maravillados al mundo entero. Cai Guo-Qiang fue su responsable, y también el primer artista que incorporó la pólvora a las artes plásticas, recogiendo toda la tradición milenaria de la cultura china.

DESTACADOS.

-- El artista chino, que se ha convertido en el primero de esa nacionalidad al que los Museos Guggenheim dedican una retrospectiva en solitario, explicó en Bilbao (Norte de España) el uso de la pólvora en sus creaciones, a las que dota de "espontaneidad" y, al margen de la faceta destructiva que tiene asociada, de un punto “impredecible".

-- Cai Guo-Qiang usa pólvora que esparce en lienzos blancos y sobre óleos en figuras representativas, que dan lugar a otros cuadros más abstractos, debido al impacto de la explosión que deja zonas ennegrecidas y restos de papel carbonizado.

-- Entre estas instalaciones cabe destacar alguna de las que le han producido más reconocimiento internacional, como “Reflexión—Un regalo de Iwaki” (2004), en la que los restos de un barco naufragado se convierten en receptáculo para varias toneladas de cerámica blanca, procedente de miles de platos rotos.

Cai Guo-Qiang (Quanzhou, 1957) es uno de los artistas chinos más famosos en todo el mundo,...

Los fuegos artificiales de los Juegos Olímpicos de Pekín dejaron maravillados al mundo entero. Cai Guo-Qiang fue su responsable, y también el primer artista que incorporó la pólvora a las artes plásticas, recogiendo toda la tradición milenaria de la cultura china.

DESTACADOS.

-- El artista chino, que se ha convertido en el primero de esa nacionalidad al que los Museos Guggenheim dedican una retrospectiva en solitario, explicó en Bilbao (Norte de España) el uso de la pólvora en sus creaciones, a las que dota de "espontaneidad" y, al margen de la faceta destructiva que tiene asociada, de un punto “impredecible".

-- Cai Guo-Qiang usa pólvora que esparce en lienzos blancos y sobre óleos en figuras representativas, que dan lugar a otros cuadros más abstractos, debido al impacto de la explosión que deja zonas ennegrecidas y restos de papel carbonizado.

-- Entre estas instalaciones cabe destacar alguna de las que le han producido más reconocimiento internacional, como “Reflexión—Un regalo de Iwaki” (2004), en la que los restos de un barco naufragado se convierten en receptáculo para varias toneladas de cerámica blanca, procedente de miles de platos rotos.

Cai Guo-Qiang (Quanzhou, 1957) es uno de los artistas chinos más famosos en todo el mundo,...

Los fuegos artificiales de los Juegos Olímpicos de Pekín dejaron maravillados al mundo entero. Cai Guo-Qiang fue su responsable, y también el primer artista que incorporó la pólvora a las artes plásticas, recogiendo toda la tradición milenaria de la cultura china.

DESTACADOS.

-- El artista chino, que se ha convertido en el primero de esa nacionalidad al que los Museos Guggenheim dedican una retrospectiva en solitario, explicó en Bilbao (Norte de España) el uso de la pólvora en sus creaciones, a las que dota de "espontaneidad" y, al margen de la faceta destructiva que tiene asociada, de un punto “impredecible".

-- Cai Guo-Qiang usa pólvora que esparce en lienzos blancos y sobre óleos en figuras representativas, que dan lugar a otros cuadros más abstractos, debido al impacto de la explosión que deja zonas ennegrecidas y restos de papel carbonizado.

-- Entre estas instalaciones cabe destacar alguna de las que le han producido más reconocimiento internacional, como “Reflexión—Un regalo de Iwaki” (2004), en la que los restos de un barco naufragado se convierten en receptáculo para varias toneladas de cerámica blanca, procedente de miles de platos rotos.

Cai Guo-Qiang (Quanzhou, 1957) es uno de los artistas chinos más famosos en todo el mundo,...

Los fuegos artificiales de los Juegos Olímpicos de Pekín dejaron maravillados al mundo entero. Cai Guo-Qiang fue su responsable, y también el primer artista que incorporó la pólvora a las artes plásticas, recogiendo toda la tradición milenaria de la cultura china.

DESTACADOS.

-- El artista chino, que se ha convertido en el primero de esa nacionalidad al que los Museos Guggenheim dedican una retrospectiva en solitario, explicó en Bilbao (Norte de España) el uso de la pólvora en sus creaciones, a las que dota de "espontaneidad" y, al margen de la faceta destructiva que tiene asociada, de un punto “impredecible".

-- Cai Guo-Qiang usa pólvora que esparce en lienzos blancos y sobre óleos en figuras representativas, que dan lugar a otros cuadros más abstractos, debido al impacto de la explosión que deja zonas ennegrecidas y restos de papel carbonizado.

-- Entre estas instalaciones cabe destacar alguna de las que le han producido más reconocimiento internacional, como “Reflexión—Un regalo de Iwaki” (2004), en la que los restos de un barco naufragado se convierten en receptáculo para varias toneladas de cerámica blanca, procedente de miles de platos rotos.

Cai Guo-Qiang (Quanzhou, 1957) es uno de los artistas chinos más famosos en todo el mundo,...

Los fuegos artificiales de los Juegos Olímpicos de Pekín dejaron maravillados al mundo entero. Cai Guo-Qiang fue su responsable, y también el primer artista que incorporó la pólvora a las artes plásticas, recogiendo toda la tradición milenaria de la cultura china.

DESTACADOS.

-- El artista chino, que se ha convertido en el primero de esa nacionalidad al que los Museos Guggenheim dedican una retrospectiva en solitario, explicó en Bilbao (Norte de España) el uso de la pólvora en sus creaciones, a las que dota de "espontaneidad" y, al margen de la faceta destructiva que tiene asociada, de un punto “impredecible".

-- Cai Guo-Qiang usa pólvora que esparce en lienzos blancos y sobre óleos en figuras representativas, que dan lugar a otros cuadros más abstractos, debido al impacto de la explosión que deja zonas ennegrecidas y restos de papel carbonizado.

-- Entre estas instalaciones cabe destacar alguna de las que le han producido más reconocimiento internacional, como “Reflexión—Un regalo de Iwaki” (2004), en la que los restos de un barco naufragado se convierten en receptáculo para varias toneladas de cerámica blanca, procedente de miles de platos rotos.

Cai Guo-Qiang (Quanzhou, 1957) es uno de los artistas chinos más famosos en todo el mundo,...

Los fuegos artificiales de los Juegos Olímpicos de Pekín dejaron maravillados al mundo entero. Cai Guo-Qiang fue su responsable, y también el primer artista que incorporó la pólvora a las artes plásticas, recogiendo toda la tradición milenaria de la cultura china.

DESTACADOS.

-- El artista chino, que se ha convertido en el primero de esa nacionalidad al que los Museos Guggenheim dedican una retrospectiva en solitario, explicó en Bilbao (Norte de España) el uso de la pólvora en sus creaciones, a las que dota de "espontaneidad" y, al margen de la faceta destructiva que tiene asociada, de un punto “impredecible".

-- Cai Guo-Qiang usa pólvora que esparce en lienzos blancos y sobre óleos en figuras representativas, que dan lugar a otros cuadros más abstractos, debido al impacto de la explosión que deja zonas ennegrecidas y restos de papel carbonizado.

-- Entre estas instalaciones cabe destacar alguna de las que le han producido más reconocimiento internacional, como “Reflexión—Un regalo de Iwaki” (2004), en la que los restos de un barco naufragado se convierten en receptáculo para varias toneladas de cerámica blanca, procedente de miles de platos rotos.

Cai Guo-Qiang (Quanzhou, 1957) es uno de los artistas chinos más famosos en todo el mundo,...

Contenidos del Reportaje:

<
>

BILBAO, 16/03/09.- El artista chino Cai Guo-Qiang posa ante una de las esculturas de su obra, "Patio de la recaudación de la renta de Bilbao, 2009", que se expone dentro de la muestra titulada "Quiero creer", en el Museo Guggenheim Bilbao. EFE/Alfredo Aldai

Aspecto de la instalación “De Frente”, de Cai Guo-Qiang, que puede verse en el Museo Gugenheim Bilbao

BILBAO, 16/03/09.- Instalación del artista chino Cai Guo-Qiang titulada " Reflexión- Un regalo de Iwaki,2004", compuesta por restos de un barco naufragado y piezas de porcelana, que se expone dentro de la muestra titulada "Quiero creer", en el Museo Guggenheim Bilbao . EFE/Alfredo Aldai

BILBAO, 16/03/09.- El artista chino Cai Guo-Qiang posa ante su obra "Dibujo para Las Huellas de la historia, 2008" realizado en pólvora sobre papel, que se expone dentro de la muestra titulada "Quiero creer". EFE/Alfredo Aldai

Proyecto de fuegos artificiales para la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos Beijing 2008. Realizado en Pekín el de agosto de 2008.

Cai Guo-Qiang. Arco iris de cierre: Proyecto de fuegos artificiales para la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos Pekín 2008.

BILBAO.- Instalación del artista chino Cai Guo-Qiang titulada, "Inoportuno: primera etapa, 2004", que se expone dentro de la muestra "Quiero creer", en el Museo Guggenheim Bilbao . EFE/Alfredo Aldai

Sugerencias de Producto

Reportaje
Reportajes general España
Foto
Fototeca
Texto
Texto internacional general para España
Texto
Texto España
Vídeo
EFE VÍDEO Internacional para España
Texto
Texto Andalucía
Multimedia
Contenidos digitales general multimedia con vídeo España
Foto
Servicio Gráfico General España