Reportaje

02/06/2003 12:00 (UTC)

GALERÍA DE ARTE

El brillo de la joya

  • Fecha: 02/06/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Desconocido
  • Fotos: 6
  • Palabras: 1342
  • Referencia: 4000008154

Cuando examinamos los restos de los poblados prehistóricos, al lado de las herramientas destinadas a la caza, la pesca o a la confección de vestidos o de calzado, suelen aparecer otras piezas que no tienen una utilidad sino como ornamente de las personas. Los hombres de la antigüedad ya eran amantes de las joyas.

El oro, las piedras o simplemente las conchas de los moluscos eran elementos en los que el hombre encontró desde hace milenios una belleza especial que podía colaborar a realzar el aspecto usual del cuerpo humano. Aunque no todo era ornato. A veces, la joya tenía una finalidad de protección o talismán, e incluso de identificación con un territorio, grupo o creencia.

Colecciones de arte y museos de todo el mundo atesoran –además de estatuas o pinturas magníficas- bellísimas muestras de estas pequeñas piezas que siempre han atraído el interés del ser humano: las joyas. La Colección Lázaro Galdiano es una de las que poseen un conjunto sumamente atractivo, que está siendo expuesto actualmente.

LAS JOYAS EN LA HISTORIA.

La joya es un objeto portátil, de pequeño tamaño, que contribuye al ornato y distinción de la persona. En general se valora como joya aquella pieza de metal precioso, con o sin perlas o piedras preciosas, aunque también se han empleado otros materiales, desde la madera de...

  • Fecha: 02/06/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Desconocido
  • Fotos: 6
  • Palabras: 1342
  • Referencia: 4000008154

Cuando examinamos los restos de los poblados prehistóricos, al lado de las herramientas destinadas a la caza, la pesca o a la confección de vestidos o de calzado, suelen aparecer otras piezas que no tienen una utilidad sino como ornamente de las personas. Los hombres de la antigüedad ya eran amantes de las joyas.

El oro, las piedras o simplemente las conchas de los moluscos eran elementos en los que el hombre encontró desde hace milenios una belleza especial que podía colaborar a realzar el aspecto usual del cuerpo humano. Aunque no todo era ornato. A veces, la joya tenía una finalidad de protección o talismán, e incluso de identificación con un territorio, grupo o creencia.

Colecciones de arte y museos de todo el mundo atesoran –además de estatuas o pinturas magníficas- bellísimas muestras de estas pequeñas piezas que siempre han atraído el interés del ser humano: las joyas. La Colección Lázaro Galdiano es una de las que poseen un conjunto sumamente atractivo, que está siendo expuesto actualmente.

LAS JOYAS EN LA HISTORIA.

La joya es un objeto portátil, de pequeño tamaño, que contribuye al ornato y distinción de la persona. En general se valora como joya aquella pieza de metal precioso, con o sin perlas o piedras preciosas, aunque también se han empleado otros materiales, desde la madera de...

  • Fecha: 02/06/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Desconocido
  • Fotos: 6
  • Palabras: 1342
  • Referencia: 4000008154

Cuando examinamos los restos de los poblados prehistóricos, al lado de las herramientas destinadas a la caza, la pesca o a la confección de vestidos o de calzado, suelen aparecer otras piezas que no tienen una utilidad sino como ornamente de las personas. Los hombres de la antigüedad ya eran amantes de las joyas.

El oro, las piedras o simplemente las conchas de los moluscos eran elementos en los que el hombre encontró desde hace milenios una belleza especial que podía colaborar a realzar el aspecto usual del cuerpo humano. Aunque no todo era ornato. A veces, la joya tenía una finalidad de protección o talismán, e incluso de identificación con un territorio, grupo o creencia.

Colecciones de arte y museos de todo el mundo atesoran –además de estatuas o pinturas magníficas- bellísimas muestras de estas pequeñas piezas que siempre han atraído el interés del ser humano: las joyas. La Colección Lázaro Galdiano es una de las que poseen un conjunto sumamente atractivo, que está siendo expuesto actualmente.

LAS JOYAS EN LA HISTORIA.

La joya es un objeto portátil, de pequeño tamaño, que contribuye al ornato y distinción de la persona. En general se valora como joya aquella pieza de metal precioso, con o sin perlas o piedras preciosas, aunque también se han empleado otros materiales, desde la madera de...

  • Fecha: 02/06/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Desconocido
  • Fotos: 6
  • Palabras: 1342
  • Referencia: 4000008154

Cuando examinamos los restos de los poblados prehistóricos, al lado de las herramientas destinadas a la caza, la pesca o a la confección de vestidos o de calzado, suelen aparecer otras piezas que no tienen una utilidad sino como ornamente de las personas. Los hombres de la antigüedad ya eran amantes de las joyas.

El oro, las piedras o simplemente las conchas de los moluscos eran elementos en los que el hombre encontró desde hace milenios una belleza especial que podía colaborar a realzar el aspecto usual del cuerpo humano. Aunque no todo era ornato. A veces, la joya tenía una finalidad de protección o talismán, e incluso de identificación con un territorio, grupo o creencia.

Colecciones de arte y museos de todo el mundo atesoran –además de estatuas o pinturas magníficas- bellísimas muestras de estas pequeñas piezas que siempre han atraído el interés del ser humano: las joyas. La Colección Lázaro Galdiano es una de las que poseen un conjunto sumamente atractivo, que está siendo expuesto actualmente.

LAS JOYAS EN LA HISTORIA.

La joya es un objeto portátil, de pequeño tamaño, que contribuye al ornato y distinción de la persona. En general se valora como joya aquella pieza de metal precioso, con o sin perlas o piedras preciosas, aunque también se han empleado otros materiales, desde la madera de...

  • Fecha: 02/06/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Desconocido
  • Fotos: 6
  • Palabras: 1342
  • Referencia: 4000008154

Cuando examinamos los restos de los poblados prehistóricos, al lado de las herramientas destinadas a la caza, la pesca o a la confección de vestidos o de calzado, suelen aparecer otras piezas que no tienen una utilidad sino como ornamente de las personas. Los hombres de la antigüedad ya eran amantes de las joyas.

El oro, las piedras o simplemente las conchas de los moluscos eran elementos en los que el hombre encontró desde hace milenios una belleza especial que podía colaborar a realzar el aspecto usual del cuerpo humano. Aunque no todo era ornato. A veces, la joya tenía una finalidad de protección o talismán, e incluso de identificación con un territorio, grupo o creencia.

Colecciones de arte y museos de todo el mundo atesoran –además de estatuas o pinturas magníficas- bellísimas muestras de estas pequeñas piezas que siempre han atraído el interés del ser humano: las joyas. La Colección Lázaro Galdiano es una de las que poseen un conjunto sumamente atractivo, que está siendo expuesto actualmente.

LAS JOYAS EN LA HISTORIA.

La joya es un objeto portátil, de pequeño tamaño, que contribuye al ornato y distinción de la persona. En general se valora como joya aquella pieza de metal precioso, con o sin perlas o piedras preciosas, aunque también se han empleado otros materiales, desde la madera de...

  • Fecha: 02/06/2003 12:00 (UTC)
  • Autor: Desconocido
  • Fotos: 6
  • Palabras: 1342
  • Referencia: 4000008154

Cuando examinamos los restos de los poblados prehistóricos, al lado de las herramientas destinadas a la caza, la pesca o a la confección de vestidos o de calzado, suelen aparecer otras piezas que no tienen una utilidad sino como ornamente de las personas. Los hombres de la antigüedad ya eran amantes de las joyas.

El oro, las piedras o simplemente las conchas de los moluscos eran elementos en los que el hombre encontró desde hace milenios una belleza especial que podía colaborar a realzar el aspecto usual del cuerpo humano. Aunque no todo era ornato. A veces, la joya tenía una finalidad de protección o talismán, e incluso de identificación con un territorio, grupo o creencia.

Colecciones de arte y museos de todo el mundo atesoran –además de estatuas o pinturas magníficas- bellísimas muestras de estas pequeñas piezas que siempre han atraído el interés del ser humano: las joyas. La Colección Lázaro Galdiano es una de las que poseen un conjunto sumamente atractivo, que está siendo expuesto actualmente.

LAS JOYAS EN LA HISTORIA.

La joya es un objeto portátil, de pequeño tamaño, que contribuye al ornato y distinción de la persona. En general se valora como joya aquella pieza de metal precioso, con o sin perlas o piedras preciosas, aunque también se han empleado otros materiales, desde la madera de...

Contenidos del Reportaje:

<
>

Dama del siglo XVI adornada con suntuosas joyas. Retrato anónimo español

Cierre de una capa, realizado en el siglo XIX por Reinhold Vasters, siguiendo el modelo de un ejemplar conservado en la catedral de Aquisgram, Alemania.

Joyas de procedencia griega (brazalete y collar) y fenicia (anillo giratorio y pendientes) hallados en las ruinas de la colonia griega de Ampurias, en Cataluña.

Colgante ensamblado en Mallorca, hacia el siglo XVII, con partes de origen mallorquín o siciliano y la calavera tallada (zompatli) motivo prehispánico de México.

Castellana o catalina, de varios cuerpos. Del mosquetón central pende un estuche neceser de ágata, que contiene tijeras, navaja, punzón, etc. Procedencia francesa, siglo XVIII

Diversos anillos. El superior de origen español, inicios del siglo XIX; el segundo portugués, de la misma época, y el tercero de Francia o Ingtaterra. Fin del siglo XVIII.

Sugerencias de Producto

Texto
Texto España
Texto
Efedata
Foto
Gráfico deportes España
Foto
Servicio Gráfico General España
Foto
Fototeca
Texto
Texto Andalucía
Multimedia
Contenidos digitales general multimedia con vídeo España
Texto
Texto deportes general España