Free
Reportaje

Entre la abundancia y la carencia

Mientras que el nivel de merma de comida que va a parar a los basureros en restaurantes, negocios comerciales y tiendas de autoservicio se mantiene, la cantidad de personas que requieren apoyos para conseguir alimentos que le permitan vivir el día a día va en aumento.

De acuerdo a información otorgada por Martha Garay Cadena, directora del Banco de Alimentos de Saltillo, institución que actualmente apoya a más de 40 mil personas, el nivel de necesidad de la población crece y son más constantes las escenas en las que personas que hace poco tiempo pertenecieron a una clase media y media alta, acuden ahora a este tipo de instancias a adquirir a precios bajos la canasta básica de alimentación.

“Es increíble ver cómo esta gente acude con nosotros apenada y deprimida, perdieron el poder adquisitivo que tenían, buscan con nosotros el alimento y la verdad es que nunca es suficiente lo que nosotros podemos entregar”.

Ante este panorama el desperdicio de alimentos procesados o también llamada “comida caliente” generado en restaurantes, cadenas de autoservicio y negocios locales se mantiene.

Y es que tan sólo en un restaurante perteneciente a una cadena internacional especializada en alimentos a la parrilla ofrecidos en porciones generosas a los comensales...

Mientras que el nivel de merma de comida que va a parar a los basureros en restaurantes, negocios comerciales y tiendas de autoservicio se mantiene, la cantidad de personas que requieren apoyos para conseguir alimentos que le permitan vivir el día a día va en aumento.

De acuerdo a información otorgada por Martha Garay Cadena, directora del Banco de Alimentos de Saltillo, institución que actualmente apoya a más de 40 mil personas, el nivel de necesidad de la población crece y son más constantes las escenas en las que personas que hace poco tiempo pertenecieron a una clase media y media alta, acuden ahora a este tipo de instancias a adquirir a precios bajos la canasta básica de alimentación.

“Es increíble ver cómo esta gente acude con nosotros apenada y deprimida, perdieron el poder adquisitivo que tenían, buscan con nosotros el alimento y la verdad es que nunca es suficiente lo que nosotros podemos entregar”.

Ante este panorama el desperdicio de alimentos procesados o también llamada “comida caliente” generado en restaurantes, cadenas de autoservicio y negocios locales se mantiene.

Y es que tan sólo en un restaurante perteneciente a una cadena internacional especializada en alimentos a la parrilla ofrecidos en porciones generosas a los comensales...

Mientras que el nivel de merma de comida que va a parar a los basureros en restaurantes, negocios comerciales y tiendas de autoservicio se mantiene, la cantidad de personas que requieren apoyos para conseguir alimentos que le permitan vivir el día a día va en aumento.

De acuerdo a información otorgada por Martha Garay Cadena, directora del Banco de Alimentos de Saltillo, institución que actualmente apoya a más de 40 mil personas, el nivel de necesidad de la población crece y son más constantes las escenas en las que personas que hace poco tiempo pertenecieron a una clase media y media alta, acuden ahora a este tipo de instancias a adquirir a precios bajos la canasta básica de alimentación.

“Es increíble ver cómo esta gente acude con nosotros apenada y deprimida, perdieron el poder adquisitivo que tenían, buscan con nosotros el alimento y la verdad es que nunca es suficiente lo que nosotros podemos entregar”.

Ante este panorama el desperdicio de alimentos procesados o también llamada “comida caliente” generado en restaurantes, cadenas de autoservicio y negocios locales se mantiene.

Y es que tan sólo en un restaurante perteneciente a una cadena internacional especializada en alimentos a la parrilla ofrecidos en porciones generosas a los comensales...

Mientras que el nivel de merma de comida que va a parar a los basureros en restaurantes, negocios comerciales y tiendas de autoservicio se mantiene, la cantidad de personas que requieren apoyos para conseguir alimentos que le permitan vivir el día a día va en aumento.

De acuerdo a información otorgada por Martha Garay Cadena, directora del Banco de Alimentos de Saltillo, institución que actualmente apoya a más de 40 mil personas, el nivel de necesidad de la población crece y son más constantes las escenas en las que personas que hace poco tiempo pertenecieron a una clase media y media alta, acuden ahora a este tipo de instancias a adquirir a precios bajos la canasta básica de alimentación.

“Es increíble ver cómo esta gente acude con nosotros apenada y deprimida, perdieron el poder adquisitivo que tenían, buscan con nosotros el alimento y la verdad es que nunca es suficiente lo que nosotros podemos entregar”.

Ante este panorama el desperdicio de alimentos procesados o también llamada “comida caliente” generado en restaurantes, cadenas de autoservicio y negocios locales se mantiene.

Y es que tan sólo en un restaurante perteneciente a una cadena internacional especializada en alimentos a la parrilla ofrecidos en porciones generosas a los comensales...

Mientras que el nivel de merma de comida que va a parar a los basureros en restaurantes, negocios comerciales y tiendas de autoservicio se mantiene, la cantidad de personas que requieren apoyos para conseguir alimentos que le permitan vivir el día a día va en aumento.

De acuerdo a información otorgada por Martha Garay Cadena, directora del Banco de Alimentos de Saltillo, institución que actualmente apoya a más de 40 mil personas, el nivel de necesidad de la población crece y son más constantes las escenas en las que personas que hace poco tiempo pertenecieron a una clase media y media alta, acuden ahora a este tipo de instancias a adquirir a precios bajos la canasta básica de alimentación.

“Es increíble ver cómo esta gente acude con nosotros apenada y deprimida, perdieron el poder adquisitivo que tenían, buscan con nosotros el alimento y la verdad es que nunca es suficiente lo que nosotros podemos entregar”.

Ante este panorama el desperdicio de alimentos procesados o también llamada “comida caliente” generado en restaurantes, cadenas de autoservicio y negocios locales se mantiene.

Y es que tan sólo en un restaurante perteneciente a una cadena internacional especializada en alimentos a la parrilla ofrecidos en porciones generosas a los comensales...

Mientras que el nivel de merma de comida que va a parar a los basureros en restaurantes, negocios comerciales y tiendas de autoservicio se mantiene, la cantidad de personas que requieren apoyos para conseguir alimentos que le permitan vivir el día a día va en aumento.

De acuerdo a información otorgada por Martha Garay Cadena, directora del Banco de Alimentos de Saltillo, institución que actualmente apoya a más de 40 mil personas, el nivel de necesidad de la población crece y son más constantes las escenas en las que personas que hace poco tiempo pertenecieron a una clase media y media alta, acuden ahora a este tipo de instancias a adquirir a precios bajos la canasta básica de alimentación.

“Es increíble ver cómo esta gente acude con nosotros apenada y deprimida, perdieron el poder adquisitivo que tenían, buscan con nosotros el alimento y la verdad es que nunca es suficiente lo que nosotros podemos entregar”.

Ante este panorama el desperdicio de alimentos procesados o también llamada “comida caliente” generado en restaurantes, cadenas de autoservicio y negocios locales se mantiene.

Y es que tan sólo en un restaurante perteneciente a una cadena internacional especializada en alimentos a la parrilla ofrecidos en porciones generosas a los comensales...

Contenidos del Reportaje:

<
>

Los alimentos perecederos de tiendas de autoservicio y centrales de abasto van a parar a la basura o bien, como alimento de animales, aún y cuando el Banco de Alimentos puede seleccionarlos y aprovechar buena cantidad de ellos.

Es bajo el nivel de captación de alimentos perecederos en el Banco de Alimentos, esto debido a los riesgos sanitarios que implican su entrega.

Los trabajadores voluntarios del Banco de Alimentos seleccionan las verduras que aún pueden ser consumidas por el hombre.

Es común que los restaurantes pertenecientes a cadenas internacionales ofrezcan porciones generosas a los comensales.

Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe.

Iniciativa América Latina Caribe sin hambre.

Sugerencias de Producto

Texto
Texto España
Foto
Gráfico deportes España
Foto
Gráfico Galicia
Texto
Texto Andalucía
Foto
Gráfico Cataluña
Reportaje
Reportajes general España
Foto
Fototeca
Vídeo
EFE VÍDEO España