Free
Multimedia

25/04/2017 15:06 (UTC)

COMUNICADOS DE EMPRESA

Las enfermedades no se detienen en las fronteras

Por Julio Frenk



Hoy, en el Día Mundial de la Malaria, debemos reconocer que las enfermedades transmitidas por mosquitos representan un riesgo mundial. Sin el continuo liderazgo de los Estados Unidos, enfermedades como el Zika y la malaria debilitarán la salud de la región de las Américas, incluso en los EE.UU.

Si bien el liderazgo de EE.UU. ha avanzado la agenda de salud a nivel mundial, las recientes propuestas públicas podrían erosionar los esfuerzos que combaten estas amenazas. Como médico, ex ministro de salud, y presidente de la Universidad de Miami, estos cambios me generan una creciente preocupación.

Recientemente, EE.UU. ha propuesto recortar su contribución a las Naciones Unidas (ONU), afectando el presupuesto de las agencias que responden a las emergencias en salud. Dejar de apoyar a la ONU no solo afecta a comunidades lejanas, sino que pone en riesgo la salud de los estadounidenses.

Una segunda propuesta podría impactar aún más la salud de las comunidades costeras, tanto en los EE.UU. como en el mundo. Una orden ejecutiva propone suspender los esfuerzos para combatir el cambio climático, a pesar del incremento de su impacto en el medio ambiente y en la salud. Si bien en Miami se conoce el riesgo que conlleva el aumento del nivel del mar para los hogares y negocios, es menos conocido su impacto en las enfermedades.

El último informe del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático concluyó que los eventos extremos contribuyen al riesgo de contraer enfermedades transmitidas por mosquitos. Conforme nuestro planeta se calienta, los mosquitos se desplazan a mayor altitud, arriesgando la salud de más personas. El profesor Douglas O. Fuller, investigador de la Universidad de Miami, está documentando los alarmantes patrones de distribución de los mosquitos en el mundo. El comenta: "Conforme el clima cambia y las zonas tropicales reemplazan las zonas temperadas, un mayor número de personas estará expuesta a enfermedades". Vea el Reporte Especial del Cambio Climático de la UM en: http://climate.miami.edu.

Los eventos climáticos estimulan la expansión del hábitat natural del mosquito, incrementando la vulnerabilidad de la región de las Américas a la diseminación de enfermedades. Entre 2015 y 2016, El Niño afectó a Colombia, reportándose 83.356 casos de malaria - el doble que en 2014. En noviembre, el huracán Matthew golpeó a Haití y la malaria se elevó a 21.430 casos - casi 20 por ciento más que en 2015. Este año, El Niño Costero golpeó a Perú, inundando cientos de pueblos y poniendo a más de 672.000 personas en riesgo de dengue, chikungunya, Zika, y malaria.

Sin embargo, sabemos que cuando la comunidad internacional se moviliza, vemos resultados positivos. En los últimos 15 años, diversas inversiones estratégicas han fortalecido los sistemas de salud para la prevención, control, y eliminación de la malaria. Investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Miami han trabajado para abordar la expansión de los mosquitos en Ecuador y África Occidental. Entre 2000 y 2014, la región de las Américas redujo los casos de malaria en 67 por ciento y las muertes en 79 por ciento. Si bien estamos a punto de lograr la eliminación de esta enfermedad, la Organización Panamericana de la Salud reporta que más de 132 millones de personas viven bajo riesgo de contraer malaria.

En el Día Mundial de la Malaria, renovemos nuestro compromiso para acabar con la malaria y controlar otras enfermedades transmitidas por mosquitos en la región de las Américas. Este compromiso debe involucrar la cooperación internacional, el financiamiento de las agencias de la ONU, y la colaboración de la comunidad científica. Hacer frente a las amenazas del cambio climático requerirá una acción vigorosa por parte de los ciudadanos, las comunidades y los países de la región. Cuando se trata de luchar contra las enfermedades y proteger la salud del público, intentemos franquear las barreras de las naciones, tal y como los mosquitos lo hacen.



Julio Frenk es presidente de la Universidad de Miami, ex ministro de salud de México, y actual miembro de la junta de directores de la Fundación de las Naciones Unidas.
Julio Frenk es presidente de la Universidad de Miami, ex ministro de salud de México, y actual miembro de la junta de directores de la Fundación de las Naciones Unidas.

Contenidos de la noticia:

<
>

Las enfermedades no se detienen en las fronteras

Las enfermedades no se detienen en las fronteras

Sugerencias de Producto

Foto
Servicio Gráfico General España
Vídeo
EFE VÍDEO Internacional para España
Foto
Gráfico Cataluña
Texto
Texto internacional general para España
Foto
Gráfico deportes España
Vídeo
EFE VÍDEO
Texto
Texto deportes general España
Texto
EFECOM